Medios que conspiraron para descartar escándalo de Biden como “desinformación rusa” ahora están atrapados

Por Brian Cates
17 de Abril de 2021
Actualizado: 17 de Abril de 2021

Comentario

Si usted limita su lectura de noticias a los medios corporativos de Estados Unidos, se pierde muchas cosas.

Por ejemplo, es probable que no haya oído nada sobre esta historia explosiva en el Daily Mail de Reino Unido la semana pasada sobre cómo los expertos forenses han demostrado que el contenido de la computadora portátil de Hunter Biden no fue falsificado.

Los medios de comunicación corporativos y los grandes conglomerados de tecnología de las redes sociales se esforzaron mucho por amortiguar el impacto del escándalo de la computadora emergente para que no afectara al resultado de las elecciones presidenciales de 2020, que se acercaban rápidamente.

La opinión de los medios de comunicación populares es que su censura funcionó a la perfección: Trump perdió las elecciones y Biden ganó cómodamente.

Se veía venir: El regreso del escándalo de la computadora de Biden

La gran pregunta que se plantea desde el pasado noviembre es la siguiente: ¿Qué ocurrirá cuando el escándalo de la laptop vuelva a resurgir, como está ocurriendo ahora?

Hay quien parece pensar que esta situación va a permanecer estancada durante los próximos cuatro años. Cada vez que se revela más del horrible contenido de la laptop, Joe Biden se ríe a carcajadas cuando un reportero se atreve a preguntarle al respecto y dice: “¡Vamos hombre! ¡Eso es desinformación rusa!” y los medios de comunicación corporativos abandonarán obedientemente el tema.

No estoy seguro de que esa expectativa sea correcta.

El mes pasado comenté que la investigación federal que apunta a Hunter Biden aún no ha terminado. Lo cual es extraño, si la sabiduría convencional es precisa, que la investigación solo se inició en 2018 para proteger a la familia Biden. Joe Biden está ahora a salvo en la Casa Blanca. ¿Qué estaría esperando el FBI?

Si la investigación sobre Hunter Biden ha sido absorbida por la política —como se supone ampliamente— ¿por qué las personas que la dirigen no han hecho filtraciones defensivas en nombre de los Biden?

¿No habría habido filtraciones a los medios de comunicación desde dentro del FBI sobre cómo “no estamos encontrando nada” y “después de dos años es hora de terminar esto, estamos perdiendo el tiempo, no hay nada aquí”?

En cambio, no ha habido filtraciones de ninguno de los investigadores involucrados.

¿Sabe por qué es extraño?

Ya sabemos cómo sería un grupo politizado de partidarios políticos en el FBI o en la oficina del abogado especial.

Porque hemos pasado más de cuatro años viendo evidencia desclasificada con respecto al manejo del FBI de la investigación de “contrainteligencia” de Crossfire Hurricane y el manejo del abogado especial Mueller del caso del general Michael Flynn.

Si la gente del FBI que lleva la investigación de Biden o de la oficina del abogado especial de Durham fueran partidarios políticos, también serían filtradores. Filtradores habituales que estarían utilizando a los aliados de los medios de comunicación para impulsar ciertos discursos políticos centrados en sus objetivos designados, ya sea para proteger a esos objetivos o para despertar sospechas contra ellos.

Bueno, perdóneme si sigo señalando esto: La gente que lleva la investigación federal de Hunter Biden y los que trabajan con Durham desde abril de 2017 investigando el Spygate no filtran nada. Con regularidad o sin ella.

La gente de Durham y los investigadores del FBI sobre Biden no filtran nada a los medios sobre ninguna de las figuras centrales de sus investigaciones. No ha habido filtraciones sobre James Comey, Andrew McCabe, Hunter Biden, Tony Bobulinski, o cualquier otra persona involucrada en estas investigaciones.

Eso es porque las investigaciones son reales, y no están siendo dirigidas por partidistas políticos, y concluirán y anunciarán sus conclusiones en el momento adecuado.

Dada la naturaleza del tipo de comportamiento en el que sabemos que Hunter Biden ha estado involucrado durante años, el hecho de que no se filtre nada de la investigación sobre él es notable.

Contraste entre Donald Trump Jr. y Hunter Biden

De todos los hijos de Donald Trump, es su hijo mayor Donald Jr. quien recibe la mayor parte de la atención de la prensa. Aunque su otro hijo mayor, Eric, y sus hijas, Ivanka y Tiffany, también están en el punto de mira de la opinión pública, es Don Jr. quien más se acerca a la ampulosa personalidad pública de su padre y a su afición por opinar en las redes sociales.

Y por esta razón, gran parte de los medios de comunicación corporativos persiguieron con entusiasmo a Don Jr. con la misma avidez que a su padre.

Durante varios años, aparecieron historias sensacionalistas en la prensa principal que vendían la idea de que Don Jr. estaba en problemas legales crecientes por delitos graves.

Lo que siempre fue una tontería porque cualquier investigación sobre Don Jr. establecerá que es un exitoso hombre de negocios que disfruta de una vida familiar estable. Nunca ha estado vinculado a las drogas, y a pesar de que los rabiosos partidarios de los medios de comunicación buscaron frenéticamente durante años, nunca ha surgido ninguna prueba de que sea un hombre de familia que recolecta dinero ganado ilícitamente para los sobornos extranjeros.

Expertos jurídicos y periodistas con fuentes de alto nivel nos aseguraron en repetidas ocasiones que Don Jr. iba a ir a la cárcel solo por la famosa reunión de la Torre Trump con unos agentes políticos rusos que resultaron estar conectados con Fusion GPS, la misma empresa a la que pagó la campaña de Hillary Clinton para producir el falso dossier Steele.

Oímos durante meses en reportes de noticias de fuente anónima que Mueller estaba acercándose a la ruin Familia del Crimen de Trump, cómo exasociados de Trump como el general Flynn, el exabogado de Trump Michael Cohen y otros habían delatado al presidente y estaban cantando a voces a Mueller sobre la colusión rusa.

Y nada de eso era cierto.

No solo Don Jr. nunca fue acusado de “colusión”, sino que Mueller ni siquiera pudo encontrar pruebas de violaciones de las leyes de financiación de la campaña, ya que en la reunión no se intercambió dinero ni nada de valor real. Y así, hubo mucho llanto y crujir de dientes en la prensa principal, ya que Don Jr. se salió con la suya— absolutamente nada.

Mientras tanto, ¿cuál fue la historia de Hunter Biden en los últimos años mientras Don Jr. estaba supuestamente involucrado en todo tipo de actividades nefastas?

Las noticias falsas han pasado de tratar de inventar escándalos falsos a tratar de ocultar los reales

No puedo decir lo irónico que es que después de cinco años de que los principales medios de comunicación traten de pillar a Don Jr. en algo, cualquier cosa, ahora haya sucedido esto: La computadora portátil abandonada de Hunter presuntamente tiene videos que presuntamente hizo de sí mismo con múltiples prostitutas.

Y ahora todos los medios de comunicación corporativos que se involucraron en una conspiración deliberada para ocultar el escándalo del portátil están ahora —como Hunter en muchos de estos impactantes videos y fotos— atrapados con los pantalones abajo.

Los principales medios corporativos han pasado alegremente de ayudar a lanzar e impulsar numerosos escándalos falsos de la familia Trump a encubrir con entusiasmo los escándalos de la familia Biden.

El resultado final de todo esto fue que cuando era de vital importancia para el público estadounidense conocer la verdad sobre la familia que pretendía entrar en la Casa Blanca, los medios corporativos estadounidenses conspiraron entre ellos para suprimir y ocultar deliberadamente un auténtico escándalo político con el fin de influir en las elecciones presidenciales de 2020.

Cuando se escriba la historia de nuestro tiempo se va a mirar con muy mala cara a esta gente de los medios de comunicación estadounidenses que no solo se equivocaban en las historias principales porque dejaban que sus prejuicios influyeran en todo, sino que además encubrían a criminales potencialmente reales mientras intentaban convertir a personas inocentes en criminales.

Y eso es absolutamente imperdonable.

Estos mismos medios corporativos que se pasaron más de cuatro años afirmando que el Spygate era una teoría de la conspiración de la derecha mientras perseguían con entusiasmo el engaño de la colusión entre Trump y Rusia se dieron la vuelta y farfullaron ante el país que la laptop de Hunter Biden era una campaña de desinformación rusa. Porque lo dijo Joe.

Todos sabemos que lo hicieron para evitar que el escándalo de la laptop perjudicara las posibilidades de Joe Biden contra Trump en las elecciones presidenciales.

Bueno, Trump ya no está. No pueden justificar la continuación de esta flagrante conspiración para suprimir la verdad sobre la laptop y lo que revela sobre los Biden para perjudicar a Trump. Hoy en día ni siquiera pueden encontrar a Trump, y mucho menos hacerle daño.

Estas empresas de medios de comunicación están despidiendo personal a un ritmo frenético mientras la economía estadounidense sigue mejorando, y el desempleo está cayendo a su punto más bajo desde que comenzó la pandemia hace más de un año.

Y nada traerá de vuelta a los espectadores y lectores como un jugoso escándalo político a la vieja usanza sobre una presidencia, como el que el país no ha visto desde que se descubrió que Bill Clinton y Mónica Lewinsky hacían cosas inconfesables en el Despacho Oval.

Debe entenderlo: El muro de silencio de los medios de comunicación se va a romper.

Algunos de estos medios de comunicación moribundos necesitan este escándalo de Biden para sobrevivir. No van a poder evitarlo. Su propio interés va a pesar más que los cálculos políticos de proteger a los Biden.

Brian Cates es un escritor residente en el sur de Texas y autor de “Nobody Asked For My Opinion … But Here Is Anyway!” (Nadie me pidió mi opinión… Pero aquí está de todos modos). Se le puede localizar en Telegram en t.me/drawandstrikechannel. 


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS