Melania Trump destaca el valor de la libertad al ser inmigrante de un país comunista

09 de Marzo de 2017 Actualizado: 09 de Marzo de 2017

Melania Trump, la primera dama estadounidense reunió este lunes a las mujeres cercanas a la presidencia de Donald Trump para homenajearlas en su día.

Así fue como tuvo un rol protagónico y por primera vez de anfitriona en la Casa Blanca.

En declaraciones recogidas por los medios de comunicación, Melania se reconoce como inmigrante y rescata la libertad de vivir en EEUU, luego de salir de un país comunista.

“Yo misma, como inmigrante, después de haber crecido en una sociedad comunista, conozco muy bien el valor y la importancia de la libertad y la igualdad de oportunidades”, expuso, según los comentarios preparados a la cadena de noticias CNN.

Asimismo expresó su intención de reunirse con la ONU Mujeres por la Paz para “educar y reforzar la importancia de la tolerancia y una sociedad llena de inclusión sin importar raza, el género o la cultura”.

Del mismo modo destacó a la educación como una forma de evitar la desigualdad de género, y se comprometió en ayudar a cerrar la brecha entre los hombres y mujeres.

Seguidamente, con un tono serio y una expresión preocupada, habló sobre la difícil situación de las mujeres en todo el mundo, de acuerdo a lo recogido por Daily Mail.

“Sigue habiendo encarnaciones mucho más brutales y aterradoras de la persecución real de género que debemos enfrentar juntos, como la esclavitud forzada, el abuso sexual y la represión absoluta de demasiadas mujeres y niñas alrededor del mundo”, enfatizó.

“Tenemos que recordar a estas mujeres en nuestras oraciones diarias y utilizar nuestros recursos combinados para ayudar a liberarlos de esas circunstancias impensables e inhumanas”, continuó la primera dama.

“Sigo creyendo firmemente que la educación es la manera más poderosa de promover y garantizar los derechos de las mujeres”, añadió.

[insert page=’trump-tengo-un-enorme-respeto-hacia-las-mujeres’ display=’template-relacionadas.php’]

Alrededor de 50 mujeres fueron invitadas para un almuerzo en la Casa Blanca, al que asistieron además la hija del presidente Ivanka Trump, la esposa del vicepresidente Mike Pence, Karen Pence, la consejera de la Casa Blanca Kellyanne Conway y la secretaria de Educación Betsy DeVos.

Sin lugar a dudas, la popularidad y el perfil de Melania han ido creciendo y la FLOTUS se está consolidando como una persona fuerte y de sólidas convicciones.

TE RECOMENDAMOS