Menor de 16 años pierde la nariz y el ojo en un selfie con un rifle que se le disparó a su amiga

Por La Gran Época
04 de Septiembre de 2019 Actualizado: 04 de Septiembre de 2019

Una joven ucraniana de 17 años se quedó sin ojo y sin nariz después de que una amiga intentara tomarse con ella un selfie con el rifle de caza de su padre.

“Los médicos tuvieron que extirpar el ojo izquierdo. Era imposible salvarlo por las heridas”, dijo la madre de Polina, Antonina Gordik, según 360TV.

La niña fue operada durante varias horas entre el 21 y 22 de agosto y algunos voluntarios están recolectando dinero a través de las redes sociales para ayudarla con nuevas operaciones y tratamientos, informó 5UA.

La madre dijo a la televisión que quedó horrorizada al ver a su hija herida. La mitad de la cara de la niña simplemente estaba ausente, su nariz prácticamente había desaparecido, después que la bala la desintegró.

Las autoridades están investigando a su amiga,Verónica, de 16 años, quien fue la que trajo el arma de su abuelo y sugirió que se tomaran algunas fotos.

Las adolescentes dejaron el rifle de caza con el cañón apuntando hacia arriba y cuando se reunieron para el selfie el arma se accionó y se disparó.

La policía del estado de Orekhovsky en la región de Zaporizhzhya, dijo que el 21 de agosto a las 23:50 los trabajadores médicos los llamaron y de inmediato un equipo de investigación estableció las circunstancias del incidente esa noche. 

“Cuatro amigas entre 15 a 17 años se reunieron en una de las casas en el asentamiento urbano de Kamyshevakh cuando los padres no estaban en el domicilio. La hija del dueño, una niña nacida en 2003, tomó el arma de su padre y durante un manejo descuidado del arma se disparó accidentalmente un disparo”, dijo la policía en un comunicado, según 5UA.

“La escopeta fue incautada. Los oficiales de policía están realizando un control sobre la legalidad y las condiciones de almacenamiento del arma”, añadió.

Las autoridades advirtieron que la ley contempla para estos casos una apertura de procedimientos penales contra los tutores de las menores por el art. 166 del Código Penal de Ucrania, ante un presunto incumplimiento malicioso de las obligaciones de cuidar a un niño o una persona con respecto a la cual se establece la tutela o tutela. El castigo más severo en virtud de estos artículos prevé hasta cinco años de prisión.

También sobre el incidente se abriría además un proceso penal en virtud del art. 128 por lesiones corporales graves o moderadas imprudentes.

Polina probablemente enfrentará múltiples cirugías plásticas y un largo período de recuperación. Ahora la niña está consciente y estable, pero es capaz de comunicarse, solo asintiendo o sacudiendo la cabeza, informó 24TV.

Una usuaria de Facebook, Valeria Radionova, escribió el 22 de agosto desde el hospital donde se encontraba la menor. 

“Estoy en la unidad de cuidados intensivos con la madre de Polina Gordyk, Antonina. Vi con mis propios ojos cómo trajeron a la niña … Nunca deseo que nadie experimente los sentimientos que las madres experimentan mientras esperan en cuidados intensivos”, dijo en un mensaje de Facebook con las imágenes de la niña en busca de donadores.

***

Te puede interesar

Cómo un exitoso empresario encuentra alivio al estrés y un significado más profundo para la vida

TE RECOMENDAMOS