Menos es más: una sencilla y poderosa lección de las pinturas de bambú de un antiguo pintor chino

Por The Epoch Times
30 de Marzo de 2020
Actualizado: 02 de Abril de 2020

Zheng Banqiao, un famoso artista de la dinastía Qing de China (1644-1911), era muy conocido por sus pinturas de bambú. Este pintor expuso cómo llegó a dominar la pintura de bambú después de que cumplió 60 años de edad.

“Cuando empecé a pintar bambú, no podía tener muchos bambúes en una pintura”, expuso Zheng. “Luego, cuando llegué a una etapa en la que pude pintar muchos bambúes, me encontré incapaz de tener solo unos pocos bambúes en una pintura. Era un nivel difícil de alcanzar”.

Solo logré dominar la habilidad de tener menos ramas y hojas en una pintura después de cumplir 60 años. Para citar a Su Jizi (Su Qin, un influyente estratega político durante el período de los Estados Combatientes de la antigua China), ser conciso es la palabra. Y esto aplica tanto a la escritura como a la pintura”.

Las palabras de Zheng son un resumen de las tres etapas del desarrollo en la creación de obras de arte y literarias: menos, más, menos.

En la etapa inicial de producir piezas de trabajo, un novato generalmente encuentra problemas debido a la falta de experiencia en su vida y a contar con habilidades mediocres. A medida que pasa el tiempo, gana experiencia en la vida, sus horizontes se amplían y sus habilidades se perfeccionan. Producir una pintura o componer un poema simplemente es algo natural.

Bambú brumoso en una montaña distante. Imagen Ilustrativa (Zheng Xie / Dominio Público /Wikimedia Commons)

Sin embargo, no todos los trazos o palabras son exactos o poderosos. Aquí es cuando comienza la búsqueda de la simplicidad y es un proceso largo y agonizante.

La tala indiscriminada de árboles destruye un bosque. Del mismo modo, eliminar líneas o párrafos de un pasaje al azar mata el arte. Por lo tanto, no es fácil ir de menos a más. Y es aún más difícil ir de más a menos.

Zheng dominó esta habilidad solo después de cumplir 60 años. ¡Qué duro debe haber trabajado en su búsqueda para alcanzar este arte! Su esfuerzo valió la pena y finalmente pudo alcanzar el nivel de “menos es más”.

En una ocasión pintó un bambú con quince hojas y escribió un poema sobre esta pintura: “Menos es más, menos es más”. La lluvia tamborilea en las hojas de otoño, y bailan formando figuras ante mis ventanas”.

Zheng estaba eufórico por tener éxito en su búsqueda artística de “menos es más”.

“Las obras literarias no se tratan de la cantidad, sino de la calidad”. Zheng (Dominio Público / Wikimedia Commons)

Una lección puede extraerse de la experiencia de Zheng en la pintura de bambú: las obras literarias tampoco se tratan de la cantidad, sino de la calidad. Un trabajo conciso y refinado con mucha profundidad supera una producción larga y monótona.

En los tiempos antiguos la siguiente copla se colgaba afuera de los teatros: “Viaja por el mundo con solo unos pocos pasos; forma una tropa de un millón con solo unos pocos hombres”. Las obras literarias deberían tener un vocabulario más poderoso que solo buscar acumular descripciones extravagantes.

Un poeta dijo una vez: “El poder intelectual excepcional tiene que ver con la diligencia, mientras que el arte consiste en eliminar dos líneas para mantener solo una”.

Lao She, una famosa novelista que fue perseguida hasta la muerte por el Partido Comunista Chino, solía citar esto diciendo: “Entre un bocado de durazno fresco y una canasta de albaricoques podridos, iría por el primero”.

Alcanzar el “Menos es más” es llegar a la cima de la literatura.

Podemos ver algunos novelistas que producen textos voluminosos que se ven muy bien a primera vista. Sin embargo, cuando leemos con atención, vemos que la trama está oscurecida por frecuentes digresiones.

Apostando por la cantidad en lugar de la calidad, uno nunca puede alcanzar el pináculo del éxito. Tal vez deberíamos extraer una lección del bambú de Zheng.

Escrito por Zhuang Jin, traducido por Su Lin y editado por Sally Appert.

Descubra la razón

Louise Morrison nació enferma y ahora a los 60 se siente mejor que cuando era adolescente

TE RECOMENDAMOS