Mesera da a luz en el baño de su casa minutos después de descubrir su embarazo

Por Julian Bertone
16 de Abril de 2019 Actualizado: 16 de Abril de 2019

Una mesera dio a luz sola en el baño de su casa de Londres momentos después de darse cuenta de que estaba embarazada, y en las etapas finales del trabajo de parto.

Charlotte Dubard, de 24 años, no tenía ninguna indicación de estar embarazada, según el Daily Mail, y había permanecido en su talla habitual a lo largo de lo que ahora entiende que fue su embarazo.

El 29 de enero, experimentó calambres abdominales durante unas horas antes de que finalmente se diera cuenta de que estaba de parto, y dio a luz a un bebé sano de 3.08 kilos.

Después de usar unas tijeras de uñas para cortar el cordón umbilical, llamó a su novio, Miguel Angel.

“Cuando Miguel llegó a casa, gritó: ‘¡Oh, Dios mío, encontraste un bebé en la calle!

“Empecé a gritar y dije: ‘Es nuestro'”. Estaba en estado de shock. Ninguno de nosotros podía creerlo. Era de lo más misterioso”.

Dijo que había empezado a tener calambres la noche anterior, que eran más leves que sus dolores menstruales. Al día siguiente, mientras continuaban los calambres (contracciones), decidió examinarse y descubrió que la cabeza del bebé ya estaba coronando: no solo estaba embarazada, sino que estaba en las últimas etapas del parto.

Dijo que sus períodos habían permanecido normales durante todo el embarazo, según el Mirror, y que había seguido tomando la píldora anticonceptiva.

Obviamente, aumenté un poco de peso, pero no lo suficiente como para pensar que podría estar embarazada”, dijo.

Y añadió: “En retrospectiva, tenía muchas ganas de azúcar, y también tenía un problema en la pierna, lo que significó que tuve que ausentarme del trabajo durante una semana. El médico dijo que probablemente era la presión del bebé”.

La pareja ha llamado al bebé Elías.

“Lo llamo mi bebé milagroso porque es muy saludable después de todo lo que le hice pasar”, dijo.

“Además, muchas cosas podrían haber salido mal si yo hubiera dado a luz sola, pero todo fue muy bien.

“Las parteras incluso me preguntaron cómo sabía dónde cortar el cordón umbilical porque si lo hubiera hecho mal podría haber sido muy peligroso”.

Mujer se despierta con panza de embarazada

El año pasado, otra mujer británica dio a luz menos de una hora después de darse cuenta de que estaba embarazada.

Emmalouise Leggate, de 19 años, dijo al Scottish Daily Record que se había ido a la cama con un “vientre plano” y luego se despertó con una barriga. Dio a luz 45 minutos después a su hija de 3,3 kilos en el estacionamiento de un hospital de Glasgow.

“Los médicos no podían explicar por qué no tenía barriga. Me acaban de decir que pudo haber estado sentada en la parte baja de mi espalda y que es muy común”, dijo.

Embarazos sin síntomas

Aunque es inusual, los médicos confirman que es posible que un embarazo no sea detectado.

No hay cifras exactas sobre el número de embarazos que pasan desapercibidos en Reino Unido, según Patrick O’Brien, un consultor de obstetricia de los hospitales del University College London.

Sin embargo, O’Brien dijo a la BBC que un obstetra puede encontrarse casos de este tipo una vez a año.

“Puede suceder. Hay mujeres que tienen períodos infrecuentes de todos modos y tampoco tienen enfermedad, por lo que estos signos pueden pasar desapercibidos”.

“Además, si las mujeres tienen sobrepeso, es posible que no noten que la protuberancia se hace más grande y que no vean que el bebé se mueve.

“A veces, si todas estas cosas coinciden, pueden no ser conscientes”.

Todas las parteras se han encontrado con uno o dos de estos casos, dijo Sue Jacob, una profesora de partería en el Royal College of Midwives.

“Depende de cuán conscientes sean las mujeres de su cuerpo”, dijo a la BBC. “Algunos simplemente no tienen conciencia de lo que está pasando”.

Ella dice que los casos atraviesan todas las clases sociales y todos los grupos de edad.

“Hay mujeres menopáusicas, adolescentes y mujeres muy ricas y altamente educadas. Nadie es inmune”, dijo.

***********************

A continuación:

La historia de Amy Yu

Una verdadera historia de dificultad y resiliencia que te hará emocionar hasta las lágrimas.

pregnant

TE RECOMENDAMOS