México condena nuevamente que inmigrantes se cosan los labios a modo de protesta

"No es necesario recurrir a dañar su integridad física y psicológica" dice el INM, ya que se mantiene atención en trámites
Por Alicia Marquez
04 de Abril de 2022 3:31 PM Actualizado: 04 de Abril de 2022 5:17 PM

Las autoridades de México pidieron a los inmigrantes de la caravana que salió de Tapachula que no se autolesionen para exigir la regulación de su estatus migratorio.

El Instituto Nacional de Migración de México (INM) condenó que las personas inmigrantes recurran a estos actos para exigir atención por parte de la agencia.

El INM “lamenta (…) que mujeres y hombres que integran la caravana migrante que salió de Tapachula, Chiapas, se estén causando lesiones al suturarse los labios o al recurrir a huelga de hambre para exigir atención de parte de esta autoridad”, se lee en el comunicado publicado el 3 de abril.

La agencia pidió además que los inmigrantes no se conviertan en “rehenes de intereses de terceros, quienes dicen defender sus derechos humanos, pero los motivan a cometer acciones que dañan su integridad física y psicológica”.

El INM llamó a los extranjeros para que asistan a regularizar su situación tal “como ya lo hicieron otras personas” que formaban la misma caravana que salió de la ciudad fronteriza de Tapachula.

El comunicado del INM se dio luego que un grupo de siete inmigrantes ilegales se cosió los labios con hilo como una forma de ejercer presión a las autoridades para obtener sus documentos legales el viernes pasado.

Además, los migrantes advirtieron que a partir de ese momento, cada hora un grupo de personas de la caravana replicaría la acción.

Previo a tales acciones, los integrantes de la caravana migrante autodenominada “Viacrucis migrante” declararon una huelga de hambre al llegar a la comunidad de Álvaro Obregón, en Tapachula, tras enfrentarse en dos ocasiones con agentes de la Guardia Nacional (GN) que intentaron frenar su avance.

La agencia mexicana de migración ya había mostrado su rechazo anteriormente sobre las autolesiones infligidas por los inmigrantes ilegales. En febrero, una decena de inmigrantes provenientes de Venezuela, Guatemala, y Nicaragua se cosieron los labios en Tapachula para pedir que agilicen la emisión de visas.

Esta es la segunda caravana migrante del año, luego que un primer grupo de unas 500 personas saliera en enero. Los inmigrantes solo avanzaron unos 20 kilómetros antes de ser detenidos y disueltos por las autoridades migratorias del país.

La región vive una crisis fronteriza hacia Estados Unidos, cuya Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) detuvo a más de 1.7 millones de indocumentados en la frontera con México en el año fiscal 2021, que terminó el 30 de septiembre.

México, por su parte, deportó a más de 114,000 extranjeros en 2021, de acuerdo con datos de la Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación del país.

Estas cifras podrían aumentar luego que la administración de Joe Biden anunció el viernes el fin del Título 42, una política migratoria que se ha utilizado durante los últimos dos años para expulsar a los inmigrantes ilegales en la frontera sur de Estados Unidos debido a la amenaza del virus del PCCh (Partido Comunista Chino).

Los críticos de la nueva acción han dicho que su eliminación probablemente atraerá a más inmigrantes ilegales a la frontera entre Estados Unidos y México. En febrero de este año, el Título 42 habría obligado a regresar a cerca del 55 por ciento de los inmigrantes ilegales.

Con información de Jack Phillips y de EFE.

Siga a Alicia Márquez en Twitter: @AliceMqzM


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.