México despide a Shen Yun a sala llena en Puebla

México despide a Shen Yun a sala llena en Puebla

Shen Yun se despidió de México con una función en el Auditorio Metropolitano de la ciudad de Puebla. (La Gran Época)

03 de Marzo de 2016

Después de cinco presentaciones en la Ciudad de México, Shen Yun Performig Arts cerró con broche de oro su temporada en México, en el Auditorio Metropolitano de Puebla, ciudad en la que se presentó por primera vez, el pasado 1° de marzo.

Después del éxito en la capital mexicana, se anticipaba una gran despedida en la que los miles de asistentes gozaron de un maravilloso espectáculo de danza y música clásica china “que encarna los principios estéticos tradicionales con sus ritmos, sus movimientos de danza y su sentido interior totalmente únicos”, como se describe en ShenYun.com.

El espectáculo de la compañía neoyorkina tiene una conexión espiritual que es la motivación de cada artista para lograr la excelencia en cada una de sus presentaciones. El arte de esta compañía tiene su fuente de inspiración arraigada en la cultura tradicional china y en lo divino, lo que hace que el público pueda sentir que Shen Yun es diferente, afirma la compañía.

Uno de los asistentes a la última noche, que pudo captar esa diferencia que hace a este show tan especial, fue Jerry García, Director Ejecutivo de una importante fábrica de pintura, quién compartió a La Gran Época que presenciar este espectáculo fue una experiencia “muy agradable” que logró conmover su corazón. Una de las danzas del programa le hizo sentir “un espíritu libre”, a través de los colores, la música y el efecto de las olas de la danza, ayudadas por el impactante fondo digital. Señaló que en realidad todos los vestuarios y las danzas le parecieron “increíbles”.

Jerry Garcia y Leslie Ortíz de García, disfrutaron de la última presentación de Shen Yun en México, el 1° de marzo de 2016, en Puebla, México. (Sherry Dong/La Gran Époc)
Jerry Garcia y Leslie Ortiz de García, disfrutaron de la última presentación de Shen Yun en México, el 1° de marzo de 2016, en Puebla, México. (Sherry Dong/La Gran Época)

Por su parte, su esposa Leslie Ortiz de García, manifestó haber experimentado una “gran felicidad”, una “chispa en el alma” y una “sensación de libertad” durante el espectáculo, ya que para ella “todo el mundo tiene un Dios, y queremos llegar a él de cualquier manera posible. Para mí, una forma es (a través de) la danza”, aclaró.

Esta abogada y madre de familia agregó que “los colores eran muy brillantes, y producen una especie de energía que no puede ser vista en ningún otro espectáculo”. Le pareció que “todo está preparado para inspirar, y hacer que se conecte con el alma. Sentí que mi alma fue conmovida, o estimulada. ¡Y quiero todos los vestidos!”, exclamó.

Esta fascinación que expresa la Sra. Ortiz de García sobre el vestuario no es casual, los especialistas de esta área de la compañía “recopilan incontables diseños de vestimentas tradicionales, que abarcan desde trajes de emperadores, ministros y generales a ropa cotidiana de gente común. Emplean colores intensos para confeccionar y recrear cientos de nuevas prendas en cada temporada”, señala el sitio oficial de Shen Yun. Agrega que “cada pequeño detalle recibe una meticulosa atención y es el resultado de una inspiración artística y un refinamiento meticuloso.

Los diseñadores resaltan el equilibrio armónico y los contrastes. Su objetivo es una auténtica presentación del atuendo proveniente de la cultura china tradicional de inspiración divina, y un consumado efecto en escena”. La Señora Ortíz apreció cada detalle del vestuario hecho a mano, logrando percibir “el trabajo y la pasión” en la elaboración de cada uno de ellos.

A través de su asombrosa música y danza, Shen Yun trae de regreso la gloriosa cultura divina que floreció en la tierra de China durante 5.000 años y que constituye “un tesoro de la humanidad que estuvo a punto de perderse”, aclara ShenYun.com. En este marco, la Sra. Ortiz de García quedó asombrada por los movimientos de la danza y “la forma en que conectan a Dios con la Tierra y hacen un balance. Tienen que luchar para conseguir ese equilibrio y esa es la lucha que tenemos todos los días las personas que estamos en esta Tierra”, señaló.

Por su parte , la orquesta de Shen Yun cautivó a la audiencia y pudo disfrutarse en todo su esplendor, gracias a la estructura del Auditorio que permitió a los asistentes deleitarse de manera muy especial con su base de música clásica occidental mientras los instrumentos tradicionales chinos como el erhu, dizi, pipa y suona, llevaron la melodía. El sitio oficial de Shen Yun, explica que “la habilidad de fusionar tan fluidamente estos dos sistemas para crear un sonido nuevo y armonioso es lo que hace que la Orquesta de Shen Yun Performing Arts sea única”.

La audiencia despidió con alegría a los artistas de la compañía de danza y música clásicas chinas, quienes dejaron tierras mexicanas con una gran emoción gracias a la excelente respuesta del público. El público expresó sus ansias de que el próximo año regresen con su siguiente producción. Seguramente México los recibirá otra vez con los brazos y el corazón abiertos.