México se convierte en el país más peligroso para la prensa en 2020: Informe de Reporteros sin Fronteras

Por Débora Alatriste
29 de Diciembre de 2020
Actualizado: 29 de Diciembre de 2020

México es el país más peligroso para los medios de comunicación, según un informe de fin de año de Reporteros sin Fronteras (RSF).

Entre el 1 de enero y 15 de diciembre de este año, la organización registró la muerte de 50 periodistas en el mundo, cifra similar a las 53 muertes reportadas en 2019. Reporteros sin Fronteras dijo que, de esta cifra, el 68% de reporteros murieron en países considerados “en paz”.

En su informe “Round-up 2020, Journalists Killed” (pdf), la RSF señaló que “México ha confirmado trágicamente su posición como líder mundial de los países más peligrosos para los medios de comunicación”, con 8 periodistas asesinados en 2020, al que le siguen Irak (6), Afganistán (5), Pakistán (4) e India (4).

Durante los últimos cinco años, el promedio de asesinatos de periodistas en México por año es entre 8 y 10, según el informe.

Dos de los asesinatos más violentos en México registrados por la organización este año, fueron el del periodista Julio Valdivia Rodríguez del diario “El Mundo”, y el de su colega Víctor Fernando Álvarez Chávez, director del medio digital “Punto x Punto Noticias”.

Valdivia, quien era corresponsal en el municipio de Tezonapa, Veracruz, fue encontrado decapitado el 9 de septiembre. De acuerdo con un compañero, el reportaje más reciente de Valdivia se enfocaba en la delincuencia y la seguridad. “La región fronteriza entre Veracruz y Oaxaca es un lugar muy complicado para informar, hay bandas involucradas en el tráfico de drogas y el robo de petróleo y mucha gente ha sido asesinada allí recientemente”, dijo a RFS en calidad de anónimo.

Mientras que Álvarez fue cortado en pedazos en la ciudad de Acapulco. El periodista fue reportado como desaparecido el 2 de abril y seis días después encontraron sus restos desmembrados, reportó Animal Político. La directora General de la UNESCO, Audrey Azoulay, condenó el asesinato de Álvarez y pidió a las autoridades mexicanas que investigaran el caso. La organización señaló que el periodista fue amenazado antes de su muerte.

Los otros reporteros asesinados son Jaime Daniel Castaño Zacaria de PrensaLibreMx; Israel Vázquez Rangel de El Salmantino; Arturo Alba Medina de Noticiero de Telediario por Canal 6-TV Multimedios Televisión; Pablo Morrugares de PM Noticias; Jorge Miguel Armenta Ávalos de Medios Obson El Tiempo; y Maria Elena Ferral Hernández del Diario de Xalapa.

“La elección de un nuevo presidente, Andrés Manuel López Obrador, hace exactamente dos años no ha aliviado los flagelos que asolan el país”, señala la RSF.

“Los vínculos entre los traficantes de drogas y los políticos permanecen, y los periodistas que se atreven a cubrir estos temas o temas relacionados continúan siendo el objetivo de asesinatos brutales”, agregó la organización.

La RSF señaló que de la totalidad de periodistas asesinados en el mundo en 2020, el 84% fueron atacados y asesinados de forma deliberada, y algunos de estos asesinatos “han sido especialmente atroces” especialmente en México e India, “donde los periodistas fueron decapitados, cortados en pedazos, o cortados a machetazos hasta la muerte”.

De la cifra total de asesinatos a nivel mundial, 48 fueron de hombres y 2 fueron mujeres. La mayoría de los reporteros asesinados trabajaban en temas delicados como actividades de grupos de crimen organizado, casos de corrupción local o uso indebido de fondos públicos y cuestiones ambientales (como la minería ilegal o la apropiación de tierras).

Un video-periodista graba imágenes durante una manifestación de periodistas para exigir justicia por el asesinato del colega mexicano Cándido Ríos en la sede de la Secretaría de Gobernación en la Ciudad de México el 24 de agosto de 2017. (PEDRO PARDO/AFP a través de Getty Images)

En la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa de 2020, la RSF coloca a México en el número 143 de 180 países. La difícil situación de la prensa en el país, explican, se debe a que “la colusión de las autoridades y los políticos con el crimen organizado amenaza gravemente la seguridad de los actores de la información y obstaculiza el funcionamiento de la justicia del país a todos los niveles”.

“Cuando los periodistas investigan temas molestos para el gobierno o relacionados con el crimen organizado, sufren amenazas, intimidaciones, pueden ser asesinados a sangre fría”.

Los estados del país donde tuvieron lugar los asesinatos de periodistas este año fueron Michoacán, Veracruz, Sonora, Zacatecas, Guanajuato y Guerrero.

Por otra parte, la RFS señaló a Honduras como “el segundo país más mortífero para miembros de los medios de comunicación en América”, en donde al menos tres periodistas fueron asesinados a tiros en el año.

El último periodista asesinado fue Luis Almendares, un trabajador independiente que criticó la corrupción local y la violencia policíaca, de acuerdo con la organización.

“Una parte del público considera que los periodistas son víctimas de los riesgos de su oficio, pero cada vez sufren más ataques cuando investigan o informan sobre temas delicados. Lo que se ha debilitado es el derecho a la información, que es un derecho de todos los seres humanos”, dijo Christophe Deloire, el secretario general de la RSF.

El subsecretario interino para Asuntos del Hemisferio Occidental, Michael Kozak, se pronunció sobre el informe de la RSF, defendiendo la prensa libre en la región.

“Las Américas siguen siendo un lugar peligroso para periodistas”, escribió Kozak en Twitter el 28 de diciembre. “Una prensa libre es vital para el desempeño de una democracia”, agregó el funcionario.

Siga a Débora en Twitter: @DeboraAlatriste

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

A continuación

¿Por qué YouTube nos censura?

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS