México y Bélgica, unidas por su tradición floral en Bruselas

Por EFE
16 de Agosto de 2018 Actualizado: 16 de Agosto de 2018

La Grand-Place de Bruselas luce desde hoy tapizada con medio millón de flores en la XXI edición del evento, que cada dos años, cubre de coloridas plantas los adoquines de la plaza más célebre de la capital belga, y que este año tiene a México como país protagonista.

La alfombra floral, que puede contemplarse hasta el próximo 19 de agosto, está inspirada en tres culturas del estado mexicano de Guanajuato: la otomí, que ocupa la parte central del mosaico, y la cultura purépecha y la chupícuaro en los laterales.

Las begonias, las dalias, la corteza y el pasto son los elementos fundamentales del tapiz floral que representan varios elementos de estas tres manifestaciones culturales, como las aves o el fuego.

Según explicó a Efe la diseñadora del manto de flores, Ana Rosa Aguilar, se trata de la primera vez que permiten poner en la alfombra un símbolo religioso; por ello, San Miguel Arcángel el santo patrono de Bruselas y de Uriangato se encuentra en las esquinas superiores.

“La Grand-Place es el sueño de todo alfombrista, ya que es el escenario más grande en todo el mundo del arte efímero”, explicó la diseñadora que ya ha realizado más de 30 alfombras en México y que ha formado parte de eventos internacionales en otros países como España y Japón.

La creación bruselense ha sido uno de los diseños más difíciles de realizar porque fue muy preciso; en ella se emplearon “muchos símbolos de la cultura mexicana y muchos colores, pero es lo que hace que sea uno de los más bonitos”, explicó la concejal de Cultura y Turismo de la ciudad, Karine Lalieux.

Tras el vistoso resultado visual se esconden 6 meses de trabajo, cuenta Aguilar, a los que se suma el impulso final de más de 100 voluntarios divididos en dos turnos que trabajaron desde las 3 de la madrugada de anoche para lograr que a las 12 del medio día la alfombra estuviera lista.

“México plasmado en Bruselas”, resumió una voluntaria mexicana, quien añadió sentirse orgullosa de que México fuera el primer país latinoamericano en participar en este evento que tiene lugar cada dos años en Bélgica.

Este proyecto, desarrollado por el gobierno municipal de Uriangato y el estatal de Guanajuato, contó con un presupuesto de cerca de 3 millones de pesos mexicanos (unos 138.554 euros), y de otros 50.000 euros por parte de la ciudad de Bruselas.

“Se calcula que habrá entre 150.000 y 200.000 visitantes en la Grand-Place y esperamos que unas 25.000 personas suban al balcón del Ayuntamiento de Bruselas”, dijo Lalieux.

Durante los 4 días que durará este evento, los turistas podrán conocer más de cerca la cultura mexicana a través de la música de mariachis y de vestimentas típicas del país expuestas en el Ayuntamiento de Bruselas.

Por otro lado, el 17 de agosto se colocará otra alfombra en la plaza de la Bolsa en la que participarán alfombristas de varias asociaciones.

En paralelo, este año se celebra también la incorporación de esta plaza a la Lista de Patrimonio de la Humanidad de la agencia de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Vista aérea de la tradicional alfombra de flores colocada en la Grand-Place de Bruselas (Bélgica) hoy, 16 de agosto del 2018. La Grand-Place de Bruselas luce desde hoy tapizada con medio millón de flores en la XXI edición del evento, que cada dos años, cubre de coloridas plantas los adoquines de la plaza más célebre de la capital belga, y que este año tiene a México como país protagonista bajo el título “Guanajuato, orgullo cultural de México”. EFE/ Olivier Hoslet

¿Sabías esto?

36 occidentales se reúnen en China para una foto grupal: en 20 segundos llega la policía

Se sentaron a meditar en la principal plaza de Beijing.
Su mensaje simple sorprendió a todos y su presencia sin precedentes pronto se convirtió en una noticia internacional.

TE RECOMENDAMOS