Mientras régimen chino afirma que no hay nuevas infecciones del virus, ciudadanos dicen que muchos siguen enfermos

Por Nicole Hao
19 de Marzo de 2020 Actualizado: 19 de Marzo de 2020

Por primera vez desde que comenzó el brote del virus, la comisión nacional de salud de China afirmó el 19 de marzo que no habían nuevas infecciones en todo el país.

Pero los ciudadanos chinos están describiendo una realidad diferente.

En Wuhan, zona cero de la epidemia, los residentes fueron testigos de largas filas en los hospitales mientras que, según se informó, se estaban creando más instalaciones para alojar a los pacientes enfermos.

Por su parte, los ciudadanos dijeron que no confían en la narrativa del régimen chino.

El virus del PCCh (Partido Comunista Chino), comúnmente conocido como el nuevo coronavirus, surgió por primera vez en Wuhan en diciembre de 2019.

The Epoch Times se refiere al nuevo coronavirus, que causa la enfermedad COVID-19, como el virus del PCCh porque el encubrimiento y la mala gestión del Partido Comunista Chino permitieron que el virus se propagara por toda China y provocara una pandemia mundial.

Hospitales

El 18 de marzo, un ciudadano pasó por el Hospital Unión de Wuhan, uno de los 46 centros designados para tratar el COVID-19, y se sorprendió al ver una fila delante de él. “¡Mire, mire! La gente está haciendo fila frente a la clínica de la fiebre en el Hospital Unión de Wuhan”, dijo un ciudadano en un video en las redes sociales.

Se ve a más de 30 personas esperando en la fila, manteniendo una distancia prudente de la persona que está delante de ellos. Un guardia de seguridad del hospital está de pie cerca, vestido con un traje protector y con una máscara N95.

Los que esperaban en la cola llevaban máscaras, algunos con batas quirúrgicas o impermeables de plástico —que muchos usaron durante el brote inicial cuando las personas trataron de protegerse de contraer el virus del PCCh.

Por otra parte, el Sr. Wu, un residente de la cercana ciudad de Huanggang, pidió ayuda a gritos. Dijo que ningún hospital de Huanggang o Wuhan podía diagnosticar si tenía la enfermedad porque todas las instalaciones que visitó estaban llenas de pacientes con el virus.

La hija de Wu le dijo a The Epoch Times en una entrevista telefónica: “Llamé a los médicos de Wuhan. Dijeron que es muy posible que mi padre tenga un tumor en el riñón, pero que no lo podían aceptar… Sus hospitales están llenos de pacientes [con el virus]”.

Nuevas instalaciones

En la madrugada del 19 de marzo, un obrero de la construcción compartió un video de un nuevo hospital improvisado instalado dentro de un estadio en los suburbios de Wuhan.

“Después de otra noche, nuestra misión está casi completa”, dijo el hombre. “Pronto entrará en funcionamiento un nuevo hospital improvisado”.

La Sra. Li, residente en Wuhan, también le dijo a The Epoch Times que las autoridades han establecido recientemente las llamadas “estaciones repetidoras” alrededor de la ciudad. Instaladas generalmente dentro de las universidades, donde los pacientes diagnosticados con el virus son mantenidos en cuarentena.

“Después de cerrar los 14 hospitales improvisados [el 10 de marzo], establecieron 300 estaciones de relevo. Creo que son como un nuevo tipo de instalación improvisada”, dijo Li.

Al mismo tiempo que el líder chino Xi Jinping visitaba por primera vez Wuhan desde el inicio brote, las autoridades cerraron los hospitales de campaña improvisados, aduciendo que ya no eran necesarios.

La Sra. Li también dijo que muchas personas están sin diagnosticar y se autoaislan en casa. “[Según se], cada complejo residencial en [el distrito de Jiang’an, una zona de Wuhan] tiene pacientes infectados con el virus. Los pacientes se ven obligados a quedarse en casa”.

La Sra. Zhang, otra residente de Wuhan, creía que la epidemia era mucho más grave de lo que las autoridades admitían.

“Si el brote no es crítico, [el gobierno] nos permitiría volver a trabajar”. En este momento todas las carreteras siguen cerradas y los negocios no han reanudado la producción en Wuhan”, dijo Zhang en una entrevista telefónica el 17 de marzo.

Desde finales de enero, Wuhan ha estado bloqueada. Para evitar que el virus se extienda, se cerraron los lugares de trabajo, se prohibió el transporte público y los viajes por carretera y se cancelaron los eventos públicos.

Aparte de Xinjiang y Guizhou, dos áreas remotas de China que recientemente reabrieron las escuelas secundarias y escuelas de enseñanza media para los estudiantes de último año que harán los exámenes de ingreso, todas las escuelas de otras provincias y regiones se mantienen cerradas.

Las escuelas de China han permanecido cerradas desde las festividades del Año Nuevo Lunar. Las clases se imparten por Internet.

Ciudadanos

Muchos ciudadanos se mostraron escépticos ante las afirmaciones de las autoridades de que la epidemia ya fue contenida. Un artículo de amplia difusión publicado en un boletín chino de Internet señaló que solo cuando se cumplan tres criterios, indicará que la epidemia ha terminado realmente.

Los tres criterios son: la reapertura de todas las escuelas de China; la reapertura de las fronteras de Corea del Norte y Rusia con China; y la celebración del Lianghui (“dos sesiones”), la conferencia anual del Partido para su legislatura electoral y el órgano de asesoramiento, la Conferencia de Asesoramiento Político del Pueblo Chino.

El Lianghui de este año estaba programado del 3 al 13 de marzo. El 24 de febrero, el Partido anunció que se aplazaría debido a la epidemia.

***

A continuación

Propaganda china muestra a fallecidos por coronavirus como “ciudadanos ejemplares”

TE RECOMENDAMOS