Migrantes bloquean puente internacional entre México y Texas

Por EFE
10 de Octubre de 2019 Actualizado: 10 de Octubre de 2019

Varios centenares de migrantes, en su mayoría centroamericanos, bloquearon el Puente Nuevo Internacional que une Matamoros (México) con Brownsville (Texas), para exigir a las autoridades estadounidenses que atiendan sus solicitudes de asilo.

Según explicó a Efe Enrique Maciel Cervantes, delegado del Instituto Tamaulipeco para los Migrantes, el cierre del puente se produjo tras el intento de unos 300 migrantes de cruzar ilegalmente hacia Estados Unidos, a lo que siguió “un cerco enorme de policías” del lado estadounidense.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos informó en un comunicado de que el tráfico del puente Internacional Brownsville-Matamoros se detuvo desde aproximadamente las 1.30 hora local, “después de que un grupo de 250-300 migrantes sin documentos se reunió en el punto medio del puente”. El tráfico se reanudó unas dos horas después.

Los migrantes acampaban desde la madrugada en las inmediaciones del puente, lo que impedía el acceso.

De acuerdo a lo expresado por algunos migrantes, quienes llevan más de seis meses esperando una respuesta por parte del gobierno de Estados Unidos, la decisión de bloquear el cruce internacional del Puente Nuevo se debió a que ya están cansados de no tener ningún tipo de respuesta por parte del gobierno norteamericano.

Explicaron que algunos de ellos lograron tener su entrevista para poder definir su situación migratoria. Sin embargo, la única respuesta que obtuvieron fue la de programar una nueva cita, denunciaron.

Familias de migrantes centroamericanos permanecen sentados afuera de la estación fronteriza de Puente Nuevo este jueves, en el municipio de Matamoros, en el estado de Tamaulipas (México). (EFE/ Abraham Pineda Jácome)

Los protocolos de protección al migrante, emitidos a principios de este año, son reglas que permiten al gobierno de EE. UU. devolver a México a ciertos individuos extranjeros que entran o buscan ser admitidos en Estados Unidos desde México –ilegalmente o sin la documentación apropiada– mientras sus casos se procesan en el sistema judicial de Estados Unidos.

El sistema se conoce como “permanecer en México” y fue apoyado por una corte de apelaciones en mayo, un fallo que levantó otra medida cautelar a nivel nacional.

Desde octubre de 2018 se registró un fuerte aumento del flujo de migrantes, en su mayoría centroamericanos, que llegan a México desde Guatemala con el objetivo de llegar a Estados Unidos.

A principios de junio pasado, Estados Unidos y México llegaron a un acuerdo migratorio que evitó que el primer país impusiera aranceles a todos los productos provenientes del segundo.

A raíz de ello, México envió a las fronteras norte y sur a la Guardia Nacional, lo que ha provocado en estos meses una reducción del cerca del 60 % del flujo migratorio.

Mark Morgan, comisionado de Aduanas y Protección Fronteriza, elogió al gobierno de México el 18 de septiembre por apoyar los esfuerzos de la administración Trump para detener la migración ilegal, diciendo que el gobierno ha brindado un “apoyo sin precedentes”, incluyendo 25.000 soldados.

“Lo que están haciendo absolutamente –sé que usamos mucho esta palabra, pero es verdad– no tiene precedentes”, dijo. “México nunca ha dado un paso al frente y [nunca] ha visto este tema como una verdadera crisis regional como la que tiene ahora”.

Con información de Zachary Stieber, de La Gran Época

***

Video relacionado

Las caravanas son una invasión a EE.UU. y a México

TE RECOMENDAMOS