Migrantes hondureños atacan a una pareja mexicana en su puesto de frutas

Por Kimberly Hayek - La Gran Época
09 de Abril de 2019 Actualizado: 09 de Abril de 2019

Una familia de migrantes hondureños atacó a una pareja mexicana en su puesto de frutas en Chiapas, México, como venganza por la supuesta recolección de firmas para sacarlos del barrio donde vivían y donde causaron problemas durante meses, según El Universal.

En el inquietante video, el hombre hondureño golpea al vendedor de fruta mexicano mientras la mujer grita que la víctima había recogido firmas para echarla de su casa en el barrio Rincón del Tigre en Tuxtla Gutiérrez en el centro de Chiapas, México, el 4 de abril. La hija menor de los migrantes incluso participa en la golpiza, golpeando al vendedor de fruta mientras el migrante hondureño lo tiene agarrado de la cabeza con una llave.

La esposa de la víctima y su hijo pequeño son vistos llorando mientras presencian el brutal ataque.

El hombre hondureño finalmente golpea al vendedor de frutas en el suelo y le pisa el cuello y la cara. La esposa de la víctima trata de separar al agresor de su marido, pero la hija mayor de los migrantes la tira brutalmente del pelo y la hace caer al suelo.

“La gente aquí sabe lo que somos”, grita la mujer centroamericana, antes de decirle a su pareja que deje de golpear al mexicano para que pueda abandonar la escena.

No está claro si las víctimas presentaron una denuncia contra los atacantes ante el Ministerio Público después del ataque.

El ataque tuvo lugar en Chiapas, el estado más meridional del país que toca la frontera con Guatemala.

Migrantes asaltan las instalaciones de la inmigración mexicana

El ataque a la familia se produce dos días después de que un grupo de migrantes africanos se amotinara y destruyera parte de las instalaciones de inmigración donde habían estado acampando fuera de ellas, después de esperar con impaciencia los documentos que los habilitarían a viajar libremente a través del país hacia la frontera con Estados Unidos, según los informes.

Los migrantes, en su mayoría de Congo, Angola y Camerún, arrojaron varias sillas a las instalaciones de Tapachula, Chiapas, el 2 de abril, rompiendo el vidrio de la cabina de seguridad, según La Jornada. A continuación, agredieron verbalmente a los funcionarios de inmigración y al personal de seguridad que intentaban controlar la situación.

El motín comenzó después de que una mujer que estaba adentro, a punto de ser liberada de las instalaciones, saliera corriendo cuando vio a un miembro de su familia al otro lado de la cerca, lo que provocó que agentes de seguridad la interceptaran, informó Alerta Chiapas.

Decenas de migrantes se manifestaron en protesta, atacando verbalmente a las autoridades mexicanas y dañando la oficina del Instituto Nacional de Migración Siglo 21 (INM) cerca de la frontera con Guatemala, una de las instalaciones migratorias más modernas de América Latina, según La Jornada.

Los migrantes dijeron que habían estado acampando fuera del centro del INM por más de dos semanas, esperando recibir documentación que les permitiera viajar a través de México hacia la frontera con Estados Unidos.

Los migrantes africanos afirmaron que las autoridades mexicanas han dado prioridad a los migrantes cubanos y que muchos cubanos ahora tienen la documentación adecuada para continuar su viaje hacia Estados Unidos, según el medio de comunicación.

Ramón Verdugo, coordinador del albergue Todo por Ellos, dijo que los funcionarios del INM le dijeron que las instalaciones estaban demasiado llenas para atender a todos los migrantes, informó La Jornada.

No está claro si los migrantes involucrados en el motín serán deportados o si se les permitirá viajar a través de México.

*********************

Video relacionado:

Si te importan los hispanos, apoya el muro fronterizo

TE RECOMENDAMOS