Migrantes venezolanos en Perú reciben atención médica a bordo de la nave de EE.UU. US Comfort

Por La Gran Época
06 de Noviembre de 2018 Actualizado: 06 de Noviembre de 2018

Migrantes venezolanos y residentes de Paita, Perú, están recibiendo atención de salud estadounidense.
Una misión médica militar compuesta por más de 900 personas llegó al puerto de Pauta a bordo del buque US Comfort, y durante cinco días estará atendiendo a miles de pacientes en múltiples especialidades durante cinco días.

“Comfort está haciendo un viaje por las costas de Ecuador, Perú, Colombia y Honduras, en parte en respuesta a las presiones ejercidas sobre estos países como resultado de la migración que han estado recibiendo de Venezuela”, declaró a Reuters la embajadora estadounidense en Perú, Krishna Urs.

Atención de pediatría en la nave US Comfort en Paita, Perú. (Captura de vídeo, Reuters)

La nave está llevando a cabo una misión de 11 semanas en países de América del Sur y Central en favor de los sistemas médicos locales colapsados por el aumento de migrantes.

Los estadounidenses proporcionan atención en optometría, dermatología, salud de la mujer, medicina para adultos, pediatría, exámenes dentales y quirúrgicos y medicina preventiva.

Atención de médica en la Nave US Comfort en Paita, Perú. (Captura de vídeo, Reuters)

“Estamos muy agradecidos porque ha sido un privilegio de Dios la bendición que ha tenido Perú, principalmente Paita, por la llegada de este barco”, comentó Mildret Seminario a Reuters, una paciente peruana que también recibió atención médica.

Como resultado de la crisis política y económica de los regímenes de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, agravada con los índices de asesinatos y corrupción más altos del mundo, cerca de 1,9 millones de venezolanos han emigrado desde 2015, y alrededor del 90 por ciento de los ciudadanos permanecen en algún país de América del Sur.

Migrantes venezolanos a bordo de un camión en Tumbes, Perú, cerca de la frontera con Ecuador, el 1 de noviembre de 2018. (JUAN VITA/AFP/Getty Images)

La afluencia no solo a superado los servicios sociales sino que ha generado preocupación por la delincuencia y el empleo en los países de acogida, destaca el reporte, y los migrantes en la región enfrentan leyes de inmigración y discriminación cada vez más restrictivas.

Historias de convicción

Trabajó para la mafia y fue un adicto durante décadas, al fin se libera con ayuda de la meditación>


TE RECOMENDAMOS