Miles de niños contaminados con plomo en Nueva York

Por Anastasia Gubin
14 de Noviembre de 2019 Actualizado: 14 de Noviembre de 2019

Cada año, vemos a miles de niños de la ciudad de Nueva York con niveles elevados de plomo en la sangre, dijo el 13 de noviembre Corey Johnson, miembro del Consejo de Nueva York desde 2018, en su cuenta de Facebook, reconociendo que las medidas tomadas por el actual gobierno para evitar el problema no se han aplicado del todo.

El plomo es considerado en la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos como “un veneno muy potente. Cuando una persona ingiere un objeto que contiene plomo o inhala polvo de plomo, parte del veneno puede permanecer en el cuerpo y causar serios problemas de salud”.

Johnson señaló antes de una audiencia celebrada el miércoles a las 10 a.m. con funcionarios de la administración que había que “averiguar qué es lo que ha ido mal, como la aplicación de la ley por parte de la Ciudad ha sido inadecuada, y -lo más importante- qué necesitamos hacer para seguir adelante”.

“Un niño con envenenamiento por plomo es un niño más. No dejaremos de trabajar hasta que hagamos que la ciudad de Nueva York sea verdaderamente libre de plomo”, afirmó en su red social.

En la reunión se dieron a conocer las recientes denuncias en contra de la Administración del alcalde Bill de Blasio, sobre el fracaso de las medidas para erradicar la presencia de plomo en viviendas públicas y las escuelas de Manhatan.

Johnson, quien presidió el Concejo, dijo que se habían aprobado 10 leyes que requerirían esfuerzos más sólidos para ayudar a prevenir el envenenamiento por plomo, reportó el DiarioNY. 

“Sin embargo, todavía hay lagunas en su aplicación. Se sigue identificando a niños con niveles elevados de plomo en la sangre, lo que nos obliga a revisar este tema”, añadió.

Un informe del contralor Scott Stringer, presentando en el Consejo, indicó que recientemente varias agencias de la Ciudad habrían “fallado en proteger a miles de niños, al no realizar inspecciones en al menos 9671 edificios”, en donde se reportó la presencia de plomo.

Otros documentos expuestos, según El DiarioNY, de cinco organizaciones de vigilancia legal, entre ellas Abogados de Nueva York para el Interés Público y la Liga de Conservación, cuestionan el hecho que las autoridades de Nueva York solo recaudaron USD 10.000 en multas contra los propietarios residenciales que estaban violando las leyes contra el plomo, desde que fueron aprobadas en 2004. La cifra equivale a menos del “1% de casi USD 2 millones en multas entregadas”.

A modo de comparación, advierten que quienes más sufrieron multas fueron los vendedores ambulantes de comida, con millones en multas durante el mismo período, incluidos más de USD1.6 millones en pago de infracciones por instalarse en lugares inapropiados, de acuerdo con el mismo reporte, con datos del Departamento de Salud de la Ciudad (DOHMH).

Una vista aérea del Bajo Manhattan al atardecer del 8 de septiembre de 2016 en la ciudad de Nueva York. (Drew Angerer / Getty Images)

“Hemos conocido de los informes que revelan reportes dudosos de inspecciones de plomo en edificaciones públicas, y más grave aún, a mitad de año se informó que cuatro escuelas primarias públicas de la ciudad, tenían niveles elevados de plomo en el polvo y la pintura”, dijo Johnson, de acuerdo al reporte.

Una de las inspecciones posteriores de las aulas, descubrieron casi 2000 situaciones de riesgos de plomo que requieren urgente reparación, añadió.

Pese a las fallas, el informe municipal aseguró que el plomo no se ha detectado en los espacios comunes, donde los niños también pasan su tiempo, como en cafeterías y bibliotecas.

Efectos del plomo

El Departamento de Salud del Estado de Nueva York dice que los estudios demuestran que “ninguna cantidad de exposición al plomo es segura para los niños”. 

“Incluso los bajos niveles de plomo en la sangre han demostrado afectar una variedad de efectos adversos para la salud”.

Los efectos incluyen “reducción de los indicadores de crecimiento, retraso de la pubertad, disminución del coeficiente intelectual y problemas de hiperactividad, atención, comportamiento y aprendizaje”.

TE RECOMENDAMOS