Milley dice que operación del Comando África está bajo revisión, niega retirada de EE.UU.

Por ALLEN ZHONG
18 de Enero de 2020 Actualizado: 18 de Enero de 2020

Mark A. Milley, general del Ejército de Estados Unidos y jefe del Estado Mayor Conjunto, dijo que la operación del Comando África de Estados Unidos, también conocida como USAFRICOM o AFRICOM, está siendo revisada como parte de la Estrategia de Defensa Nacional, pero negó que las fuerzas estadounidenses se retiren de África.

La revisión del Comando África es parte de una evaluación de varios comandos combatientes dirigida por el secretario de Defensa Mark T. Esper.

“Estamos haciendo una amplia revisión (…) de los recursos militares de Estados Unidos que coinciden con nuestra estrategia de defensa nacional más amplia”, dijo Milley. “En África, estamos realizando esa revisión”.

Hizo estas declaraciones esta semana tras reunirse con su homólogo francés, el general del ejército Francois Lecointre, durante la reunión del Comité Militar de la OTAN en Bruselas.

“La cuestión en la que estamos trabajando con los franceses es el nivel de esfuerzo. ¿Es demasiado, muy poco, lo correcto? ¿Y son las capacidades correctas?” dijo.

Milley indicó que el objetivo de la revisión es utilizar la menor cantidad de fuerza y recursos, y derribó las especulaciones de que Estados Unidos se retiraría de África.

Espera que la revisión no tome más de dos meses.

El general del ejército Mark A. Milley, presidente del Estado Mayor Conjunto (ctro.) posa con miembros del servicio militar y civiles que trabajan en la sede de la OTAN, luego de la reunión del Comité Militar de la OTAN en Bruselas el 15 de enero de 2020. (Sargento del Ejército 1ra clase Chuck Burden via Departamento de Defensa)

En la actualidad hay aproximadamente 7000 efectivos del Departamento de Defensa (pdf) asignados al continente africano. Se informó que en noviembre de 2018 el Pentágono planeó reducir las fuerzas en un 10 por ciento en los próximos años.

USAFRICOM, que comenzó a operar el 1 de octubre de 2007, tiene alrededor de 2000 personas asignadas, entre militares, empleados civiles federales y empleados contratistas de Estados Unidos. Alrededor de 1500 de ellos trabajan en el cuartel general del comando en Stuttgart, Alemania, mientras que otros están desplegados en unidades de comando en la Base de la Fuerza Aérea MacDill en Florida y en la RAF Molesworth en Reino Unido.

El comando coordina a través de las Oficinas de Cooperación en Seguridad y Defensa agregadas en unas 38 naciones y tiene oficiales de enlace en puestos clave de África, incluyendo la Unión Africana, la Comunidad Económica de Estados de África Occidental y el Centro Internacional de Capacitación y Mantenimiento de la Paz Kofi Annan en Ghana.

En África Occidental, el ejército de Estados Unidos proporciona capacidades logísticas, de aviación y detección a las fuerzas francesas, británicas y locales para contener la amenaza terrorista del grupo ISIS.

Los franceses cuentan con más de 4500 miembros de servicio en África Occidental que dirigen los esfuerzos antiterroristas.

Marineros y guardacostas de todo el mundo participan en un ejercicio simulado de visita, abordaje, búsqueda y captura durante Cutlass Express 2019 en Djibouti el 31 de enero de 2018. (Sargento del personal de la Fuerza Aérea Amy Picard via Departamento de Defensa)

En la Estrategia de Defensa Nacional (pdf) publicada en octubre de 2018, el Pentágono identificó el “resurgimiento de la competencia estratégica a largo plazo” por parte de las potencias revisionistas como el desafío central a la prosperidad y seguridad de Estados Unidos.

“Cada vez está más claro que China y Rusia quieren dar forma a un mundo consistente con su modelo autoritario —ganando autoridad de veto sobre las decisiones económicas, diplomáticas y de seguridad de otros países”, dijo el Pentágono.

De acuerdo con la Estrategia de Defensa Nacional, el Comando Indo-Pacífico de Estados Unidos debería tener la mayor parte de los recursos de defensa, seguido del Comando Europeo de Estados Unidos, ya que el principal esfuerzo se dirige a la región del Indo-Pacífico para disuadir a China, seguido de Europa y Rusia. Corea del Norte, Irán y las organizaciones extremistas violentas figuran como las otras amenazas.

El cambio de enfoque militar de África a Asia se produjo cuando China amplió su presencia en materia de seguridad en África tras la apertura de su primera base militar de ultramar en Djibouti, África Oriental, en 2017.

En un informe de enero de 2019, el Centro Africano de Estudios Estratégicos, una institución respaldada por el Pentágono y financiada por el Congreso de Estados Unidos, detalló las estrategias y tácticas que China empleó para expandirse militarmente en África, incluyendo la realización de ejercicios militares, el control de puertos estratégicos y el mantenimiento de la paz.

*****

A continuación:

Maoístas de EE.UU. apoyan al movimiento revolucionario mexicano

TE RECOMENDAMOS