Millones destinados a pequeñas empresas americanas van a parar a China y Rusia, dice organización

Por Mark Tapscott
04 de Agosto de 2022 1:47 PM Actualizado: 04 de Agosto de 2022 1:47 PM

Se supone que las pequeñas empresas que buscan aumentar sus ventas en el extranjero son las principales beneficiarias de las garantías de préstamos del Banco de Exportación e Importación de Estados Unidos (EX-IM), pero un nuevo análisis realizado por un organismo de control gubernamental sin ánimo de lucro revela que la mayoría de los fondos van a parar a gigantes corporativos y a regímenes corruptos en el extranjero.

“Las pequeñas empresas, supuestamente beneficiarias del Banco de Exportación e Importación, recibieron solo 54,800 millones de dólares de los más de 234,000 millones de dólares de ayuda total desde 2007, o alrededor del 23%” de la financiación total del banco, según el informe de Open The Books (OTB), una organización sin ánimo de lucro con sede en Chicago que supervisa el gasto del gobierno.

Mediante la presentación de más de 40,000 solicitudes de la Ley de Libertad de Información federal y la publicación de los talonarios de cheques de 49 gobiernos estatales, OTB ha publicado en Internet más de 6 billones de dólares de gasto público. El objetivo de la organización sin ánimo de lucro es “publicar cada céntimo en tiempo real”.

El mayor beneficiario de los préstamos EX-IM es, con mucho, Boeing Corporation, el mayor fabricante de aviones de Estados Unidos y uno de los diseñadores y constructores de aviones comerciales más exitosos del mundo.

La sede de Boeing se encuentra actualmente en Chicago, pero la empresa tiene previsto trasladarse a Arlington, Virginia, en un futuro próximo.

“El Banco de Exportación e Importación ha sido apodado por los críticos como el ‘Banco de Boeing’, y es fácil ver por qué. Entre 2007 y 2021, el gigante aeronáutico recibió el 33% de todas las ayudas del Banco de Exportación e Importación, por un total de más de 66,400 millones de dólares, mientras que el segundo mayor proveedor recibió poco más de 5000 millones. Eso es más de lo que recibieron todas las pequeñas empresas juntas”, dice el informe de la OTB.

“La filial de Boeing, Boeing Satellite Systems International, cosechó otros 1400 millones de dólares en ayudas. Grandes compañías aéreas internacionales como Ryanair, Emirates Airlines y Air Canada han recibido ayudas para las compras de Boeing. Boeing emplea a un pequeño ejército de 18 grupos de presión para abogar ante el Banco de Exportación e Importación”, dice el informe.

El segundo mayor beneficiario de la financiación del EX-IM es Bechtel Corporation, con sede en Reston, Virginia, que se sitúa solo por detrás de Boeing a pesar de haber obtenido ayuda para solo siete contratos desde 2007.

“La empresa de ingeniería y construcción recibió algo más de 5000 millones de dólares del banco para ingeniería petrolera en países ricos como el Reino Unido, Australia e India, así como con gobiernos como el de Serbia y Kenia”, según el informe de la OTB.

General Electric Corporation y sus filiales, cuyas exportaciones de motores y maquinaria industrial en más de 265 transacciones les valieron el tercer puesto en la lista de principales proveedores. Según el informe, GEC obtuvo 4700 millones de dólares de ayuda solo entre General Electric International Operations Company y General Electric Energy Parts.

Sobre las actividades de financiación en el extranjero de EX-IM, el informe decía que “el mandato de EX-IM es ‘llenar los vacíos’ para proporcionar liquidez y facilitar las ruedas del comercio. [Un total de] 147 países han recibido alguna cantidad de ayuda desde 2007”.

“Mientras que Estados Unidos envió miles de millones de ayuda a algunos de los países más corruptos y regímenes represivos del mundo, es igualmente inquietante la cantidad que se destinó a países ricos que no necesitan nuestra ayuda”.

Clasificado por países, el mayor beneficiario de los préstamos EX-IM garantizados por los contribuyentes estadounidenses es Nigeria, regida por un régimen que figura entre los más corruptos del mundo. “Clasificado en el puesto 149 del mundo en una escala de menor a mayor corrupción por Transparencia Internacional en 2020, los importadores de Nigeria recibieron más de 570 millones de dólares del Banco de Exportación e Importación”.

“Sería un milagro que alguno de esos dólares llegara realmente a su destinatario”, señala el informe de la OTB.

China, con la segunda economía del mundo, también fue un gran beneficiario de los recursos del EX-IM.

“En segundo lugar después de Estados Unidos en el PIB [Producto Interno Bruto], las empresas en China, sin embargo, recibieron más de 6.4 mil millones de dólares en asistencia del Banco de Exportación e Importación de Estados Unidos. Incluso en medio de la guerra comercial de Donald Trump con China, 128,062,638.20 dólares fluyeron a China de 2017 a 2020”, observó el informe.

Rusia y Turquía también son grandes beneficiarios de la financiación del EX-IM.

“Al menos una parte de los más de 1900 millones de dólares que se destinaron a Rusia probablemente fueron a llenar los bolsillos de los oligarcas de [el presidente ruso Vladimir] Putin, que controlan la mayor parte del comercio en el país”.

“Sberbank, la mayor institución financiera de Rusia, fue sancionada recientemente por Estados Unidos por la invasión rusa de Ucrania, aunque se le aprobaron 29,103,807 dólares de ayuda del Banco de Exportación e Importación”, señala el informe.

“Human Rights Watch advirtió en 2021 que el presidente turco Recep Tayyip Erdogan ha estado “desmantelando las protecciones de los derechos humanos y las normas democráticas en Turquía a una escala sin precedentes en los 18 años que lleva en el cargo”. Aun así, el Banco de Exportación e Importación ha enviado más de 6200 millones de dólares a Turquía desde 2007″, informó la OTB.

El banco EX-IM tiene actualmente 396 empleados, de los cuales 321, o el 81%, ganan más de 100,000 dólares anuales. El empleado mejor pagado gana 199,300 dólares.

El banco ha sido fuente de controversia durante casi una década, con los republicanos conservadores exigiendo su abolición como un ejemplo corrupto de capitalismo mafioso, y los demócratas defendiéndolo como una herramienta esencial de la política exterior estadounidense.

El Congreso, entonces dirigido por los republicanos, permitió que el EX-IM expirara en 2015, pero dio marcha atrás cinco meses después.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.