Minnesota pide a Trump declarar estado de desastre por disturbios que causaron USD 500 millones en daños

Por Katabella Roberts
03 de Julio de 2020
Actualizado: 03 de Julio de 2020

El gobernador de Minnesota, Tim Walz, pidió el 2 de julio al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que declare el estado de desastre debido a los “extensos daños por incendio en la infraestructura pública causados por los disturbios civiles” tras la muerte de George Floyd.

El gobernador también solicitó apoyo financiero a la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA), para ayudar a la reconstrucción del estado, después de los grandes daños.

Más de 10,000 funcionarios de seguridad pública contribuyeron al esfuerzo de restaurar la paz y la seguridad en medio de las protestas, que estallaron tras la muerte de Floyd, un afroamericano desarmado que murió bajo custodia policial el 25 de mayo.

Las protestas, a menudo violentas y caóticas, dejaron los negocios y a los vehículos envueltos en llamas, incluido el edificio del tercer distrito policial, que fue incendiado y abandonado. La Guardia Nacional de Minnesota se movilizó además por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial en un esfuerzo por contener las protestas, muchas de las cuales provocaron saqueos.

Alborotadores prendieron fuego a un banco de Wells Fargo, al otro lado de la calle del 5° recinto policial de Minneapolis durante la cuarta noche de protestas y violencia, tras la muerte de George Floyd, en Minneapolis, Minnesota, el 29 de mayo de 2020. (Charlotte Cuthbertson/La Gran Época)
La Guardia Nacional se instala cerca de la estación de metro de Lake Street/Midtown mientras los edificios siguen ardiendo tras una noche de protestas y violencia tras la muerte de George Floyd, en Minneapolis, Minnesota, el 29 de mayo de 2020. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

El gobernador Walz comunicó el jueves que más de 15 millones de dólares de daños admisibles se relacionaron directamente con los incendios, según una evaluación preliminar de los daños, mientras que casi 1500 empresas de Twin Cities fueron dañadas por vandalismo, incendios o saqueos. Walz estima que el costo de los daños excede actualmente los 500 millones de dólares.

“Estamos pidiendo a nuestros socios federales que den un paso adelante y ayuden a nuestras comunidades a recuperarse”, añadió Walz. “Necesitamos unirnos para asegurar que los minnesotanos que fueron víctimas de esta destrucción tengan acceso a la infraestructura esencial que necesitan para poder ir al supermercado, recoger sus medicamentos y vivir sus vidas”.

“Juntos, nos reconstruiremos”, añadió.

El gobernador de Minnesota, Tim Walz, habla con la prensa en St. Paul, Minnesota, el 3 de junio de 2020. (Scott Olson/Getty Images)
Los edificios siguen ardiendo después de una noche de protestas y violencia tras la muerte de George Floyd, en Minneapolis, Minn., el 29 de mayo de 2020. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)
Un edificio arde después de una noche de protestas y violencia tras la muerte de George Floyd, en Minneapolis, Minn., el 29 de mayo de 2020. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)
Un oficial de policía está de pie entre el humo y los escombros mientras los edificios siguen ardiendo tras una noche de protestas y violencia después de la muerte de George Floyd, en Minneapolis, Minnesota, el 29 de mayo de 2020. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

La asistencia federal reembolsaría a los gobiernos locales por la remoción de escombros, las medidas de protección de emergencia y los daños a edificios y equipos públicos, explicó el gobernador Walz.

“Estamos comprometidos a ayudar a nuestras comunidades a reconstruirse, pero no podemos hacerlo solos. Mientras que los presupuestos estatales, indígenas y locales se vean afectados por COVID-19, necesitamos que todos den un paso adelante, incluyendo el gobierno federal, para restaurar la seguridad y la infraestructura esencial de nuestras comunidades”. añadió la vicegobernadora de Minnesota, Peggy Flanagan.

Floyd, de 46 años, fue arrestado por la policía a las afueras de una tienda de comestibles en el sur de Minneapolis, el Día de la Recordación, por un supuesto fraude.

El video, captado con el celular de un ciudadano, mostró al policía Derek Chauvin, de 44 años, arrodillado en el cuello de Floyd por casi ocho minutos mientras Floyd decía repetidamente que no podía respirar y rogaba a los oficiales que no lo mataran. Finalmente, él no respondió más.

Desde entonces, los cuatro agentes que se encontraban en la escena fueron despedidos del Departamento de Policía de Minneapolis. Chauvin fue acusado de asesinato en segundo grado y los otros tres exoficiales fueron acusados de ayudar a Chauvin.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Grupos comunistas están detrás de las protestas violentas en EE.UU.

TE RECOMENDAMOS