Minoristas se sienten presionados por los “saqueos organizados” que merman sus beneficios

Por Andrew Moran
25 de Noviembre de 2021
Actualizado: 25 de Noviembre de 2021

Un número creciente de minoristas estadounidenses están haciendo sonar las alarmas sobre el saqueo organizado que se está apoderando de muchos de los principales mercados urbanos de todo el país.

Best Buy presentó unos buenos resultados en el tercer trimestre (pdf), superando las estimaciones del mercado. El gigante de la electrónica de consumo constató que un mayor número de estadounidenses actualizó sus electrodomésticos y sus aparatos de cocina. Pero la empresa advirtió sobre algunos de los retos a los que se enfrenta en el futuro, como el “crimen organizado en el comercio minorista”.

“En el sector minorista, definitivamente estamos viendo más y más crimen minorista organizado”, dijo el director ejecutivo de Best Buy, Corie Barry, en una conferencia telefónica sobre ganancias trimestrales con analistas de Wall Street.

Barry señaló que el minorista estaba determinando a proteger los productos y, al mismo tiempo, garantizar “una buena experiencia para el cliente”. El director ejecutivo de Best Buy confirmó que algunas tiendas habían contratado guardias de seguridad.

En una entrevista con “Squawk Box” de CNBC, Barry declaró que los robos masivos de tiendas han sido “traumáticos” para los empleados. El CEO fue testigo de cómo “grupos organizados se unen y apuntan a las tiendas”.

Mercadería en el baúl de un automóvil cerca de una tienda Best Buy saqueada después de una ola de vandalismo generalizado, el 10 de agosto de 2020, en Chicago, Illinois. (Scott Olson/Getty Images)

“Lo que realmente enfatizaría aquí es que, para nuestros empleados, estas son experiencias realmente traumáticas. Obviamente, su seguridad es nuestra primera prioridad”, dijo.

“Están sucediendo cada vez más en todo el país. Realmente ha sido un cambio horrible en la trayectoria del negocio, y estamos trabajando duro para intentar frenar [los robos]”.

Apple y Nordstrom fueron víctimas de robos después de que los delincuentes atacaran tiendas en California. Los ladrones robaron hasta ocho carteras de Nordstrom en Los Ángeles, mientras que otros se llevaron hasta USD 20,000 en mercadería de una tienda Apple en Santa Rosa.

Una turba de ladrones atacó una ubicación de Neiman Marcus y una tienda GameStop en Chicago el lunes. Los delincuentes también robaron productos por valor de unos USD 100,000 de una tienda Louis Vuitton en la ciudad la semana pasada.

Walgreens anunció en octubre que cerraría cinco tiendas de San Francisco, citando la ola de delitos en el área.

Los saqueos organizados perjudican la industria minorista de EE.UU.

Una amplia variedad de minoristas ubicados en instalaciones físicas en todo el país está experimentando un aumento significativo en el robo de tiendas.

La Coalición de Aplicación de la Ley y Comercio Minorista dijo recientemente que el robo organizado en el comercio minorista les ha costado a las empresas aproximadamente USD 45,000 millones en pérdidas anuales, un 50 por ciento más que hace una década.

La Federación Nacional de Minoristas (NRF) estima que el crimen organizado minorista cuesta un promedio de USD 700,000 por cada USD 1000 millones en ventas. Según la Encuesta sobre delitos minoristas organizados de 2020 del organismo de la industria, el 75 por ciento de los minoristas informaron un aumento en los robos de mercancías. La Encuesta Nacional de Seguridad Minorista de 2021 de la NRF también destacó que dos tercios de los minoristas declararon que la pandemia aumentó el riesgo de robo para sus negocios.

Además de los robos masivos, los delincuentes también están cambiando sus tácticas.

Gail Morris, directora de investigaciones de Williams-Sonoma, Inc. señaló que los delincuentes devuelven los artículos robados sin recibos y alegan que se trata de un regalo. Pero ese no es el esquema completo.

“Intentan manipular socialmente a las personas del centro de atención por teléfono. Pueden decir que tienen algo que no funciona y devolver una caja de piedras porque sólo miramos el número de seguimiento”, declaró Morris. “Es un esquema que ha existido durante años, pero es más fácil salirse con la suya porque las empresas están muy centradas en sus canales de comercio electrónico”.

Las autoridades han arremetido contra estos hechos. El gobernador demócrata de California, Gavin Newsom, lo calificó de “sencillamente inaceptable” y anunció un aumento de la presencia policial en los principales establecimientos comerciales.

Los expertos sostienen que las reformas a la justicia penal de los últimos años han sido en parte responsables de los robos en las tiendas. En los últimos 20 años, 40 estados han elevado los umbrales del valor de la mercancía robada que dan lugar a una acusación de delito grave, lo que ha suavizado las penas por hurto en tiendas, según la Asociación Nacional de Prevención del Hurto en Tiendas.

No son solo los minoristas los que están preocupados por la ola de robos. A los hogares estadounidenses también les preocupa convertirse en objetivos.

Estadounidenses preocupados por los “piratas del porche”

Se estima que el 92 por ciento de los estadounidenses recibirán un paquete entregado para Navidad. Pero esta generosidad y conveniencia también pueden causar cierta preocupación en medio del auge de los “piratas del porche”.

Según un nuevo estudio de C+R Research, alrededor de un tercio de los estadounidenses están preocupados por el robo de paquetes en vacaciones.

El informe anual señaló que al 23 por ciento le han robado un paquete. Aun así, esto no ha disuadido a los consumidores, ya que el 28 por ciento informa que planea hacer más compras online esta Navidad.

Muchos también están tomando las precauciones necesarias para evitar ser víctimas de robo. El veintisiete por ciento envía sus entregas al trabajo o a la casa de un familiar, mientras que el 40 por ciento ha instalado una cámara de timbre o luces de movimiento.

Dos “piratas del porche” que son buscadas bajo sospecha de tomar paquetes de un porche en el condado de Pierce, Washington. (Sheriff del condado de Pierce)

“Independientemente de la época del año, sigue siendo fundamental que los consumidores tomen precauciones al realizar pedidos online. Agregar funciones de seguridad y quedarse en casa durante las entregas son algunas de las mejores formas de prevenir el robo de paquetes en 2021 y más allá”, explicaron los autores del estudio.

Los consumidores pagan precios más altos

Al final, es el cliente el que asume el costo. El tema del saqueo organizado obliga a los minoristas a pasar el costo de los bienes perdidos a los clientes, dicen los expertos de la industria.

“Sus precios van a subir. Cuando se trata de un robo en el comercio minorista, eso es dinero que sale de la cuenta de resultados”, dijo Brad Scholz, presidente y director general de la Asociación de Comerciantes de Wisconsin, al Washington Examiner. “Se trata de recuperar el coste por medio de sus clientes. A nadie le gusta hablar de eso”.

Cuando el índice de precios al consumidor (IPC) se encuentra en un máximo de más de 30 años, un 6.2 por ciento, los robos son algo que afecta con mayor intensidad a los negocios. Mientras tanto, cada vez más consumidores cambian sus hábitos de compra, ya sea frecuentando las tiendas de día o dirigiéndose a Internet.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS