Momia hallada en posición de meditación, ¿es el legendario lama mongol?

16 de Octubre de 2016 Actualizado: 17 de Octubre de 2016

A partir de investigaciones preliminares, se estima que la momia sentada en posición del loto, fue encontrada en Mongolia el 27 de enero y podría ser de unos 200 años, según publicación local del “The Morning News”.

Por el momento no están claras las circunstancias del descubrimiento en la provincia Songinokhairkhan, informó The Morning News. El cuerpo cubierto con piel de animal, fue llevado al Centro Nacional Ulaanbataar de Investigaciones Forenses para una mayor investigación en la capital de Mongolia.

Según el informe, se especula que la momia pertenece a un lama tibetano, quizá Dashi-Dorzho Itigilov, que nació en 1852.

La historia del cuerpo de Itigilov es fascinante. Desde su muerte, el cuerpo fue ya “encontrado” por un par de veces, por lo cual, si este es su cuerpo, es un caso más de “redescubrimiento”.

Antes de su muerte, Itigilov solicitó a sus estudiantes visitarle y echar un vistazo a su cuerpo, 30 años después de su muerte, informó el New York Times en 2002.

Cuando murió, estaba sentado meditando en posición de loto y orando por los muertos. Cuenta la historia, que cuando sus estudiantes vieron su cuerpo después de 30 años, no se había deteriorado. En ese momento, el gobierno soviético hizo difícil a la actividad religiosa y a los seguidores no se les llamó la atención sobre el cuerpo, pero lo ocultaron una vez más.

En 2002 nuevamente fue encontrado por un curioso lama joven, llamado Bimba Dorzhiyev, que rastreó el lugar de descanso de Itigilov. Decenas de testigos, dos expertos forenses, y un fotógrafo asistieron a esta inauguración del cuerpo de Itigilov. El New York Times informó: “Los lamas que abrieron el ataúd llevaban mascarillas quirúrgicas, sin que las necesitaran. El cuerpo de Itigilov había permanecido conservado”.

El cuerpo una vez más fue enterrado secretamente, sin embargo, sólo a los lamas les fue permitido visitarle.

Una práctica conocida como Sokushinbutsu en Japón, incorporaba la auto-momificación de monjes budistas. Se trataba de una dieta restringida antes de la muerte y con meditación profunda. Si el monje conseguía este estado de preservación después de la muerte, su cuerpo a menudo se colocaría en un templo para que fuera venerado. El éxito es considerado como signo de haber alcanzado un estado espiritual, y también físico, el estado más allá de la frágil vida humana ordinaria.

 

TE RECOMENDAMOS