Moneda española que precede a Colón por 200 años fue encontrada en Utah

Por Jack Phillip - La Gran Época
11 de Mayo de 2019 Actualizado: 11 de Mayo de 2019

Una moneda española que precede la llegada de Cristóbal Colón fue descubierta en un parque nacional de Estados Unidos.

Una moneda acuñada en el siglo XIII, unos 200 años antes de que Cristóbal Colón llegara a Estados Unidos, fue descubierta en el terreno del Área Recreativa Nacional Glen Canyon en Utah, según el Daily Mail.

No está claro cómo la moneda del siglo XIII u otra moneda que se acuñó en Madrid en 1660, se trasladó a Utah.

Los exploradores españoles llegaron a América del Norte en el siglo XV y comenzaron a explorar el norte. No hay evidencias anteriores de que los españoles estuvieran en América en el siglo XIII.

Un excursionista encontró las monedas en el parque, informó Business Insider, y agregó que las entregó al Servicio de Parques Nacionales. Una moneda era del tamaño de un cuarto de dólar y la otra del tamaño de una moneda de diez centavos.

“Cuando las recogió, no pensó que fueran importantes”,declaró el arqueólogo Brian Harmon al equipo de National Parks Traveler.

“De hecho, estaba muy consciente de las leyes de protección de los recursos culturales que tenemos en vigencia. Así que cuando los recogió, pensó que eran simplemente una especie de cosa moderna y genial. Solo cuando las llevó a su casa y las miró detenidamente fue cuando se dio cuenta de que eran antiguas monedas españolas”, añadió.

Harmon dijo que su equipo está trabajando con un experto en monedas.

¿Cómo llegaron estas dos monedas a Utah? (Servicio de Parques Nacionales)

Una de las monedas, “se acuñó en Madrid, España, probablemente en 1662 o 1663”, agregó en la entrevista.

“La moneda más pequeña de las dos, el visitante hizo un poco de investigación en Internet, y piensa que probablemente sea de mediados a finales del siglo XIII. Haciendo un poco de información sobre Internet por mi cuenta, estoy de acuerdo con eso, pero ni él ni yo somos expertos en monedas”, explicó el arqueólogo.

Harmon dijo que hay “tres posibilidades” en cuanto a cómo estas dos monedas llegaron las monedas a Utah.

“Cualquiera de estas podría ser el caso. La más emocionante es que estas monedas fueron en realidad traídas allí por un antiguo colono o explorador español. Lo que sería muy emocionante, porque realmente no hay pruebas sólidas de los primeros españoles en esta parte de Glen Canyon. Sabemos que Domínguez y Escalante llegaron en 1776, tratando de encontrar un camino desde Sante Fe a California, pero aparte de eso, casi no hay otra evidencia de ese tipo de presencia española aquí”, dijo.

Además dijo que Domínguez y Escalante nunca se acercaron a Utah, considerando la información de la expedición Domínguez-Escalante realizada en 1776 por dos sacerdotes franciscanos, Atanasio Domínguez y Silvestre Vélez de Escalante.

Perfil lateral de una moneda española que se cree que data de 1660 y se encuentra en Glen Canyon. (Servicio de Parques Nacionales)

Perfil lateral de una moneda española que se cree que data de 1660 y se encuentra en Glen Canyon. (Servicio de Parques Nacionales)

“La segunda posibilidad es que estas monedas hayan sido intercambiadas, de nuevo, por los primeros colonos o exploradores españoles, a algún grupo de nativos americanos, o individuos, que luego las llevaron a esta ubicación, o las monedas se intercambiaron fuera del límite”, dijo Harmon. “Básicamente llegó hasta aquí a través de las manos de los nativos americanos, que también es una historia muy buena si ese fuera el caso, porque de alguna manera captura una interacción más de estas dos culturas que se unen, o de múltiples culturas que se unen”.

La explicación más probable es la menos interesante, dijo el arqueólogo.

“La última posibilidad, que es muy poco atractiva pero no se puede descartar en absoluto, es que estas monedas son de hecho un depósito moderno. Debido a que son dos fechas diferentes, 1600 y probablemente a principios del siglo 13, y porque cuando el visitante las encontró, describió una gran cantidad de basura y desperdicios modernos en el área que se asociarían con cosas provenientes de casas temporales y / o campamentos terrestres. . Existe una posibilidad muy real de que estas cosas fueran modernas”, agregó Harmon. “Que la colección de monedas de alguien se perdió intencionalmente o accidentalmente”.

***

A continuación

Memorias de un esclavo del comunismo

Una historia de tragedia, fe y resistencia frente al totalitarismo brutal. ”

TE RECOMENDAMOS