Monitos sometidos a implantes genéticos mueren durante los experimentos de científicos chinos

Por The Epoch Times
24 de Septiembre de 2019
Actualizado: 24 de Septiembre de 2019

Los científicos chinos han implantado genes del cerebro humano en los monos, dando un paso más en lo que se ha descrito como el reino de la “pesadilla ética” de la edición genética.

En un estudio publicado por la National Science Review de Beijing, la revista de la Academia China de Ciencias patrocinada por el estado, los científicos insertaron el gen humano MCPH1 en 11 embriones de monos a través de un virus que transportó el gen al cerebro de los monos.

De los 11 macacos rhesus utilizados en el experimento MCPH1, un gen relacionado con el desarrollo cerebral, seis de ellos murieron.

“El uso de monos transgénicos para estudiar genes humanos relacionados con la evolución del cerebro es un camino muy arriesgado”, dijo James Sikela, genetista que trabaja con primates en la Universidad de Colorado, a la revista MIT Technology Review.

Esta foto tomada el 27 de noviembre de 2018 y publicada el 24 de enero de 2019 por el Instituto de Neurociencia de la Academia China de Ciencias a través del SNC muestra cinco macacos clonados en una institución de investigación en Shanghai. Científicos chinos anunciaron el 24 de enero de 2019 que habían clonado cinco monos de un solo animal que fue genéticamente diseñado para tener un trastorno del sueño, diciendo que podría ayudar en la investigación de problemas psicológicos humanos. (STR/AFP/Getty Images)

¿Ciencia abstracta o abstracta ciencia?

El experimento, según el equipo científico de China, fue un intento de comprender el proceso evolutivo que llevó a la inteligencia humana. Los investigadores creen que el gen MCPH1 puede proporcionar parte de la respuesta.

Los científicos llevaron a cabo una serie de pruebas en los monos transgénicos, incluyendo resonancias magnéticas y pruebas de memoria, que mostraron que los monos tenían mejor memoria a corto plazo y tiempos de reacción más rápidos que el grupo de control. Sus cerebros también tardaron más tiempo en desarrollarse, similar a lo que ocurre en los humanos.

Aunque el equipo chino dice que sus hallazgos son significativos, otros científicos siguen siendo muy escépticos. Martin Styner, un científico informático de la Universidad de Carolina del Norte, que figura como coautor en el estudio, dijo a la MIT Technology Review que estaba considerando sacar su nombre del documento. El papel de Styner se limitó a enseñar a los estudiantes chinos a usar los datos de la RMN para recopilar datos sobre el volumen del cerebro, dijo.

Un mono rhesus lleva a su bebé en brazos en el Parque Nacional de Hlawga, en Mingaladon. (Ye Aung Thu/AFP/Getty Images)

“Cuando hacemos experimentos, tenemos que tener una buena comprensión de lo que estamos tratando de aprender, de ayudar a la sociedad, y ese no es el caso aquí”,  dijo Styner a la MIT Technology Review.

“No creo que sea una buena dirección”, aseguró.

“Están tratando de entender el desarrollo del cerebro. Y no creo que lo estén logrando”.

Barbara J. King, profesora emérita de antropología del Colegio de Guillermo y María, en una entrevista por correo electrónico con Vox, dijo que la justificación del experimento era errónea.

Los monos rhesus se abrazan entre sí en la nieve del zoológico de Zhengzhou el 27 de enero del 2018, en Zhengzhou, provincia de Henan, China. (VCG/VCG vía Getty Images)

“Más de los monos genéticamente alterados —seis— murieron de lo que vivieron, así que desde el primer momento vemos que el procedimiento es a menudo letal”, dijo King.

Este tipo de experimento es “una pesadilla ética”, añadió.

“Los costos son terriblemente altos y los beneficios para la humanidad se acercan a cero; cada vez se reconoce más que los modelos animales simplemente no funcionan bien para estudiar procesos humanos complejos”, dijo King.

“¿Qué derecho tenemos a someter a estos primates a procedimientos grotescos de este tipo?”.

Un negocio diferente con monos

China ha estado a la vanguardia de cuestionables avances científicos. En enero, científicos chinos clonaron intencionalmente monos con genes que les dieron enfermedades congénitas debilitantes. La intención declarada de estas modificaciones era utilizar estos monos como modelos para crear diferentes enfermedades basadas en genes.

Los científicos modificaron sus genes para perturbar los ciclos naturales de sueño del mono, o los ritmos circadianos. Se espera que los monos tengan una vida llena de ansiedad, depresión y esquizofrenia.

En China, una industria masiva de cría de monos ha crecido en los últimos años para alimentar la creciente demanda de sujetos de prueba que necesitan los científicos, según The Atlantic. Estas instalaciones crían monos macacos para su uso en la investigación nacional, o principalmente para su exportación a investigadores en el extranjero. El precio de un solo mono es mucho más bajo también en China: solo 1500 dólares, frente a los 6000 dólares de los Estados Unidos.

The Atlantic reportó que muchos científicos estadounidenses vuelan a China para realizar experimentos que son éticamente inaceptables en los Estados Unidos. Mientras tanto, el régimen chino también ha aumentado la financiación de estos proyectos de investigación a lo largo de los años.

En noviembre pasado, un investigador chino creó ondas de choque en la comunidad científica después que afirmara haber alterado el ADN de un grupo de niñas gemelas humanas, editando los genes embrionarios de las niñas para supuestamente aumentar su inmunidad al virus del VIH. Aunque el científico He Jiankui fue regañado públicamente y despedido de su puesto universitario, otros sospechaban que podría haber recibido apoyo del Estado.

El Instituto Confucio es ‘peligroso’ y un ‘centro de espías’, dice un experto

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS