Monoclonales en Florida superan los 90,000 a pesar de los planes del HHS por limitar el suministro

Por Jannis Falkenstern
17 de Septiembre de 2021
Actualizado: 17 de Septiembre de 2021

PUNTA GORDA, Florida—Más de 90,000 personas en Florida han recibido ya tratamientos con anticuerpos monoclonales en 25 centros patrocinados por el estado. Sin embargo, se avecina una interrupción de los servicios debido a que la Administración Biden ha cedido el control de la distribución al Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.

El suministro de Florida se reducirá a la mitad, según anunció el jueves el gobernador Ron DeSantis.

El gobernador dijo que le sorprendió el anuncio “abrupto y repentino” del HHS de que tomaría el control de la distribución. Dijo que esto lo tomó por sorpresa porque una semana antes, el 9 de septiembre, la Administración Biden dijo que estaba aumentando la distribución de anticuerpos monoclonales en un 50 por ciento.

Ahora, según DeSantis, el HHS, a partir del lunes, “tomó el control” de los tratamientos. El martes, DeSantis dijo que había recibido “la noticia oficial” de que los envíos de los monoclonales a Florida se reducirían en un 50 por ciento.

Antes, los proveedores y los centros de infusión, así como el estado de Florida, simplemente llamaban a Amerisource, una filial de Regeneron que fabrica el tratamiento de anticuerpos monoclonales, y solicitaban la cantidad que fuera necesaria. Ahora, DeSantis dijo que este nuevo método hará que sea “doblemente difícil” para los hospitales y otros proveedores porque ahora tendrán que pasar por el estado para obtener sus tratamientos.

“Nos han soltado esto”, dijo DeSantis en la conferencia de prensa del jueves. “Nos han tirado de la manta”.

El nuevo proceso de pedido, dijo DeSantis, sería un trastorno para los servicios de hospitalización y le preocupa que los pacientes sufran innecesariamente. Pero prometió que el estado “superará cualquier obstáculo que el HHS y la Administración Biden les pongan”.

“Lucharemos como locos para que estos pacientes reciban el tratamiento que necesitan”, dijo. “Tenemos la responsabilidad de estar ahí para ellos y eso es lo que vamos a hacer”.

El gobernador de Florida Ron DeSantis en Miami (Florida) el 13 de julio de 2021. (Joe Raedle/Getty Images)

Hace dos semanas, el HHS cambió sigilosamente su página web y empezó a dificultar el acceso a estados como Florida, que ha utilizado los tratamientos con anticuerpos monoclonales como forma de reducir los ingresos hospitalarios por COVID-19. Un médico de Texas dio la voz de alarma de que el HHS se estaba haciendo cargo de la distribución de los monoclonales, tal y como informó The Epoch Times el 8 de septiembre.

“Estoy muy preocupado por la Administración Biden”, dijo DeSantis en la conferencia de prensa del jueves, al tiempo que añadió que el nuevo protocolo de pedidos provocará una “enorme interrupción de los servicios”.

Suzanne Sellman, portavoz del HHS, dirigió a The Epoch Times a su página web para una solicitud de comentarios.

“El reciente aumento de la prevalencia de la variante Delta de la COVID-19 ha provocado un incremento sustancial en la utilización de medicamentos de anticuerpos monoclonales. Sigue siendo el objetivo del gobierno federal asegurar la disponibilidad continua de estos medicamentos para los pacientes actuales y futuros”, decía una declaración del HHS publicada en internet el 3 de septiembre.

“Como tal, el HHS está implantando inmediatamente los siguientes cambios para ayudar a promover el uso óptimo y equitativo del suministro disponible de anticuerpos monoclonales mientras continuamos con los planes para adquirir producto adicional: 1) Limitar los pedidos inmediatos y el envío solo a los centros de administración con cuentas HHSProtect y con informes de utilización actuales y 2) Revisar todos los pedidos para que se ajusten a la utilización, actualmente estimada en un 70 por ciento de los pedidos”.

DeSantis dijo que está siendo proactivo y que ha estado en comunicación con Glaxco Smith Kline, otro fabricante de tratamientos con anticuerpos monoclonales. Dijo que estaba estudiando la posibilidad de expandirse más allá de Regeneron y contratar a otro proveedor para compensar cualquier escasez que pudiera producirse con el nuevo plan de distribución del HHS.

Dijo que los resultados de los anticuerpos monoclonales son positivos y que ha habido 24 días consecutivos de disminución del censo hospitalario de COVID en todo el estado.

El gobernador dijo que está satisfecho con las tendencias que se están produciendo y atribuye a la vacuna y a los monoclonales la reducción de las tasas de hospitalización. Las tasas de ingreso hospitalario en Florida han disminuido en un 50 por ciento.

Sin embargo, el senador Marco Rubio acudió a Twitter y criticó a la Administración Biden por la nueva política. Rubio cree que la reducción de los monoclonales en Florida se debe a que el estado “no está manejando las vacunas y no está obligando a la gente a hacerlo”.

“Esto es ridículo. Esto es indignante”, dijo Rubio a través de un video en su Twitter. “La gente lo ve como lo que es. Esta gente está completamente fuera de control. Estas cosas tienen que parar. Esta gente está rozando la tiranía”.

El jueves, Christina Pushaw, secretaria de Prensa de DeSantis, dijo que las clínicas de Florida y los proveedores privados han estado pidiendo aproximadamente 72,000 dosis de tratamiento de anticuerpos monoclonales por semana; se requieren unas 36,000 dosis semanales para abastecer a los 25 centros patrocinados por el estado.

La página web del HHS calculó que, a nivel nacional, había algo más de 158,500 dosis disponibles esta semana. El HHS informa de que casi 31,000 están asignadas a Florida.

Rubio dijo que cree que la Administración Biden está creando una escasez con el propósito de racionar el medicamento.

“No hay escasez”, dijo Rubio a través de Twitter. “Pero han decidido que van a empezar a racionarlo”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS