Muere de cáncer la mujer española que publicó la carta titulada: “Experimenten conmigo”

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
03 de Junio de 2019 Actualizado: 03 de Junio de 2019

Carolina Cerezo, la mujer española que hace menos de un mes envió una carta a la prensa titulada “Experimenten conmigo” para poder combatir un cáncer terminal, falleció el pasado 22 de mayo con 25 años, confirmó la familia a El Español.

EL 8 de mayo compartió en su Twitter la carta que envió a El País y después de eso recibió cientos de muestras de apoyo de diferentes partes del mundo a través de las redes sociales.

“Os puedo resumir un poco mi historia. El cáncer interrumpió mi vida cuando iba a cumplir 24 años. No es nada fácil que a esa edad te detecten una enfermedad en la que todo es diversión y no tienes la cabeza para cosas serias”, dijo la joven mujer.

En la carta menciona que estaba “cansada de escuchar que no tengo tratamiento posible”.

Carolina sufría carcinoma peritoneal con metástasis que le diagnosticaron en octubre de 2017. Murió después de dos años de lucha en los que bajó 14 kilos de peso y la quimioterapia no dio resultados. Fue dos veces operada.

Antes de su muerte estaba ingresada en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla. Era su quinta hospitalización, según Málaga Hoy.

A principios del verano de 2018 tenía esperanza que el tratamiento andaba bien y volvió a trabajar y a salir con las amigas, pero en agosto, un TAC de revisión reveló la presencia de un nuevo tumor.

Carolina afrontó la tercera hospitalización en el H. Clínico con éxito y con buen ánimo se apuntó al segundo curso de Educación Infantil.

“Empecé otra vez a retomar mi vida normal. Quería creer que era el último tratamiento”, comentó en la entrevista, pero otra opinión médica más tarde le dijo que el cáncer había vuelto. Esta vez fue enviada al Hospital Virgen del Rocío.

En una entrevista desde su habitación el 15 de mayo, Carolina dijo que le costaba aceptar que estaba enferma. Nunca quiso verse como tal.

“Me costó aceptar el cáncer. No me gusta que se me vea como una persona enferma. Siempre he salido con una sonrisa, nunca me he derrumbado. No quiero dar compasión, pero pido ayuda por si hay un investigador que tenga una solución para mí. Tengo la esperanza de que algún tratamiento funcione”, dijo a Málaga Hoy.

Su hermana Gloria de 39 años, y su madre no descartaron ir a otro país si encontraban una terapia, añade el reporte.

El 22 de mayo el corazón de Carolina no resistió más y dejó de latir. El colegio en el que estudió, el Centro Santísima Trinidad Málaga publicó sentidas condolencias a la familia a través de las redes sociales.

Entre los que conocieron su historia aún resuenan las palabras de la carta:

Yo quiero que prueben conmigo. Busco alguna vía que me permita seguir disfrutando de la vida. Se que mi cura está ahí afuera. No me pienso rendir hasta que agote todas las opciones”.

“Hay días en que las fuerzas me fallan y el ánimo se derrumba. Esos días llamo a mi hermana, nos pintamos las dos de guerreras y nos soñamos invencibles”.

*********************************

A continuación:

Fue arrollado por un tanque… y sobrevivió

TE RECOMENDAMOS