Las muertes de tráfico en Latinoamérica, siete veces más que en Europa

16 de Junio de 2015 Actualizado: 16 de Junio de 2015
Cada año mueren 130.000 personas en accidente de tráfico en Latinoamérica y el Caribe, una cifra que se multiplica por siete respecto a Europa y que podría alcanzar, si no se toman más medidas, los 450.000 fallecidos en 2025, según los peores augurios del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).Son datos que hoy recordó el presidente de la Fundación Española para la Seguridad Vial (Fesvial), Luis Montoro, en la inauguración del congreso iberoamericano sobre esta materia, Inter-Cisev, que hoy y mañana reúne en Madrid a 200 especialistas.

Los expertos llegan desde Latinoamérica, Estados Unidos, España y Portugal para abordar estrategias en la prevención de los accidentes

Para Montoro, la accidentalidad en Latinoamérica “no es preocupante, es lo siguiente”, como revelan las cifras que aportó: por cada millón de coches mueren en ese área geográfica siete veces más personas que en Europa y por cada millón de habitantes, entre cinco y seis veces más.

Desde que comenzó a circular el primer coche, 55 millones de personas han muerto en accidente en el mundo y 2.000 millones han resultado heridas, resaltó Montoro.

El presidente de Fesvial también puso de relieve la reducción de fallecidos en España, que pasó de 9.344 en 1989 a 1.680 en 2014 y afirmó que su experiencia puede ser recogida por los países de Latinoamérica “sin pagar tanto tributo”.

 

En Costa Rica, en mayo murieron en carretera 28 personas, la cifra más baja registrada este año, según informó el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (Mopt).

Hasta a inicios de junio, 161 personas murieron en el sitio a causa de accidentes de tránsito, de los cuales 58 viajaban en moto.

En el 2013 el informe sobre la carga mundial de morbilidad del Grupo del Banco Mundial y el Instituto para la Medición y Evaluación de la Salud (IHME), señaló que los hombres latinoamericanos jóvenes viven menos hoy, que hace 40 años, principalmente por accidentes de tránsito y a la creciente violencia en la región.

Artículo original

TE RECOMENDAMOS