Muestran dramático rescate de bebé en Argentina, su cabeza quedó atrapada en una campana de parrilla

Por La Gran Época
15 de Octubre de 2018 Actualizado: 16 de Octubre de 2018

Momentos angustiantes se vivieron en un restaurante de La Plata, Argentina, cuando la cabeza de un pequeño de 2 años quedó atrapada por más de 90 minutos en la campana metálica de una parrilla.

En las siguientes imágenes se observan las maniobras drásticas que realizó de urgencia el equipo de rescate de bomberos para sacar al bebé. De acuerdo al reporte de TN, se usó una tijera hidráulica y una amoladora.

El pequeño de nombre Ciro, hijo de Federico, se encontraba con sus padres en la Parrillada La Porfiada, cuando por alguna razón decidió esconderse en la campana de la parrilla, y tratar de sacar su cabeza, informó 0221.com.ar.

Los hechos ocurrieron cerca de mediodía del domingo 14 de octubre, en un horario en que probablemente todos estaban disfrutando del almuerzo, y el bebé estaba curioseando.

El niño comenzó a llorar y los clientes de la Parrillada se alarmaron. Federico encontró a su hijo atrapado y no pudo liberarlo. Desde entonces comenzó la angustiante tarea de liberarlo. De inmediato pidieron ayuda al dueño del establecimiento y a las autoridades locales.

Al lugar se presentó el Comando de Patrullas de la comisería Decimonquinta de Lisandro Olmos, el personal del Servicio de Atención Médica de Emergencia SAME y bomberos.

Por más de hora y media trabajaron con todo tipo de herramientas para sacar la cabeza del pequeño con las menos heridas posibles. Estaba metido dentro  de una vieja campana de una parrilla. Las autoridades dijeron al medio argentino que en todo momento el bebé fue asistido por personal del SAME.

La historia tiene un final feliz. El pequeño Ciro está a salvo y no necesitó ser trasladado a un Hospital, pero quedó con un pequeño corte en la cabeza: un llamado de atención a los afligidos padres.

A continuación

36 occidentales se reúnen en China para una foto grupal: en 20 segundos llega la policía

Se sentaron a meditar en la principal plaza de Beijing.
Su mensaje simple sorprendió a todos y su presencia sin precedentes pronto se convirtió en una noticia internacional

TE RECOMENDAMOS