Muestran milagroso rescate de bebé sepultado por el lodo durante el terremoto de Indonesia

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
20 de Octubre de 2018 Actualizado: 20 de Octubre de 2018

Impactantes imágenes del rescate de un bebé ocurrido la noche del 28 de septiembre en una aldea de Indonesia ponen en evidencia una tragedia que aún no se concluye y que suma más de 70.000 evacuados que esperan rehacer sus vidas.  El vídeo fue compartido semanas después del terremoto y tsunami que afectó a la isla de Célebes.

La tragedia ocurrió la tarde de 28 de septiembre. Las casas se sumergieron bajo tierra por un fenómeno de licuefacción subterránea que en pocos segundos transformó vastos sectores en lodo.

Este menor (ver vídeo principal) había quedado sumergido en el lodo, que sus rescatistas intentan lavar.

Moh Ujhank Pradisty Pradisstyy (a través de Facebook y Storyfull)

El hecho ocurrió en la aldea Langaleso y fue compartido por Moh Ujhank Pradisty Pradisstyy, a través de Facebook y Storyfull.

Ujhank, residente de la aldea, dijo a Storyfull que la madre del bebé también sobrevivió al desastre.

La noche del terremoto los residentes ayudaron a rescatar más de un centenar de víctimas llevadas por el lodo, informó Vídeo Tribun News. Usaron herramientas improvisadas, linternas y cuerdas para atar el cuerpo de las víctimas de modo que pudieran salir de las profundidades, dice el reporte.

Estas son otras imágenes que publicó en su página de Facebook, y muestran a la luz el día el la devastación:

El 8 de octubre las autoridades elevaron a 2010 el número de muertos y 671 los desaparecidos registrados. Además presuntamente quedan unas 5000 personas enterradas en el barro de la licuefacción de las tierras. La mayoría de las víctimas son de la ciudad de Palu.

En Palu, una de sus residentes Nonlis Kando decidió volver al lugar donde supuestamente debía estar su casa, solo divisó una caja de zapatos blanca en la superficie de la Tierra que le resultó familiar, y estalló en lágrimas; reportó el medio Kompas al compartir su historia.

Kando tiene 35 años y era empleada en una oficina. Llegó al lugar con otros vecinos y cuando vieron la devastación se tambalearon en estado de shock, dice el reporte. Las casas se las había tragado la tierra.

“Su estado de ánimo cambió rápidamente de horror a pena cuando vio la caja de zapatos vacía y se dio cuenta de la repugnante mezcla de barro y cemento que una vez albergaba sus posesiones mundanas”, reportó Kompas.

Esa es mi casa, allá abajo“, dijo, señalando una alfombra cubierta de tierra y algunas baldosas familiares, algunas cosas que guardan recuerdos.

A continuación

“¿Por qué China se comporta de forma contraria al resto del mundo?”

TE RECOMENDAMOS