Mujer anoréxica, suicida y hundida en la depresión se recupera con unos simples ejercicios

Por Jocelyn Neo
28 de Septiembre de 2020
Actualizado: 28 de Septiembre de 2020

La depresión, como un asesino silencioso, afecta a más de 265 millones de personas en todo el mundo, mientras que un subtipo llamado depresión severa es uno de los trastornos mentales más comunes en Estados Unidos. Esta condición puede llevar a tendencias suicidas en casos graves si uno no puede salir de la trampa fatal de una mentalidad autodestructiva.

Para una de esas mujeres en Orlando, Florida, que estaba plagada de depresión, anorexia y trastornos del sueño, la esperanza de una vida saludable llegó a través de una antigua disciplina de superación personal, practicada por más de 100 millones en todo el mundo.

La práctica me salvó de la desesperación y me dio una nueva vida
— ANNIE CAO, DE ORLANDO, FLORIDA

Ataques de depresión

La vida tranquila de Annie Cao giraba en torno a una familia amorosa y una carrera segura, que se derrumbó cuando su salud comenzó a deteriorarse repentinamente. Todo comenzó después de que ella experimentó una serie de eventos desafortunados alrededor de 1999; ella eventualmente desarrollo tendencias suicidas.

Imagen Ilustrativa (Crédito: UlrikeMai/Pixabay)

“Fui miserable durante siete años. En 2007, todavía tomaba diferentes medicamentos, no obstante, mi depresión no mejoraba”, dijo Cao, de origen vietnamita a Minghui.org. “Quería morir. Estaba de mal humor todo el tiempo”, agregó.

“Vivía con miedo y recelo todos los días, sin un solo hilo de esperanza”, dijo.

La depresión severa de Cao preocupó a su esposo e hijos, quienes después la llevaron a ver médicos y psiquiatras famosos. También probó diferentes medicamentos, tanto occidentales como orientales, pero no experimentó ninguna mejoría.

“Sentí que mi situación se deterioraba y estaba fuera de control”, dijo Cao. “Me volví anoréxica y bajé mucho de peso. Era un costal de huesos”.

Una foto de Annie Cao tomada en 2007 cuando sufría depresión. (Minghui)

Con su depresión continua, Cao también desarrolló un insomnio crónico y tuvo que depender de pastillas para dormir. Sin embargo, apenas podía dormir durante unas cuantas horas para despertarse después de una sacudida por las pesadillas.

“Le tenía miedo a la luz y al ruido. Siempre estaba preocupada de que seres invisibles malvados quisieran hacerme daño. Me aislé de amigos y conocidos, incluso de mi propia familia”, dijo.

La condición de Cao empeoró; solía asustarse al escuchar las sirenas de las ambulancias o los vehículos policiales. Se afeitó la cabeza y optó por encerrarse en una habitación oscura. Al verla incapaz de salir de la terrible experiencia mental, la familia de Cao se turnó para estar pendiente de ella día y noche.

La esperanza llegó

Después de siete años de esforzarse, en 2009, la esperanza finalmente iluminó la triste vida de Cao. Se encontró con el antiguo sistema de cultivación cuerpo y mente llamado Falun Gong, o Falun Dafa, que consta de cinco ejercicios suaves, incluida la meditación. El sistema de ejercicios tiene sus raíces en las enseñanzas morales de Verdad, Benevolencia y Tolerancia para guiar la vida en una dirección positiva.

Falun Gong se presentó por primera vez al público en China en 1992; la práctica ganó gran popularidad a fines de la década de 1990 y fue reconocida por su poder curativo, tanto espiritual como físico.

Practicantes de Falun Gong haciendo una demostración del segundo juego de ejercicios en Las Olas Beach, Florida, en julio de 2020. (Minghui)

Cao se enteró de Falun Gong por medio de una amiga de su madre que narró su propia experiencia al practicar el sistema de meditación.

“Hablé con ella durante varias horas”, relató Cao. “Lo que dijo fue muy alentador y conmovedor. A partir de ese momento, quise convertirme en practicante de Falun Gong”.

Con la ayuda de otros practicantes de Falun Gong en Florida, Cao comenzó su viaje hacia la salud y el bienestar. Comenzó a aprender los ejercicios y a estudiar el texto principal de Falun Gong, Zhuan Falun, que ha sido traducido a más de 40 idiomas y explica los principios de una vida moral y una conducta honesta.

Cao dijo que inicialmente tuvo dificultades para entender algunas de las cosas mencionadas en el libro y confió en su esposo, quien le leyó el libro y le explicó el significado de las palabras que ella no podía entender. El esposo de Cao también la ayudó a aprender los cinco juegos de ejercicios y, en el proceso de ayudarla, él también comenzó a practicar sus ejercicios de meditación.

“Mi vida experimentó cambios trascendentales después de eso”, dijo. “Cuando comencé a leer el libro, supe que esto era lo que había estado buscando, un camino de cultivación”, añadió.

Cao dijo que es la “naturaleza milagrosa” de Falun Gong lo que la ayudó a recuperarse de sus enfermedades, y su mal humor fue reemplazado por la tolerancia y bondad.

Annie Cao de aspecto saludable después de recuperarse de la depresión. (Minghui)

“[Mi] salud mejoró mucho (…) y me sentí mucho mejor que antes. Mi vista volvió a la normalidad y desapareció el reumatismo. Mi apetito también regresó”, dijo Cao.

“Ahora disfruto de un sueño profundo y ninguna pesadilla me perturba”.

Una vez que recuperó su salud, Cao finalmente pudo disfrutar de una vida libre de depresión y ansiedad. Dijo que nunca pierde la oportunidad de compartir la belleza de la práctica con cualquier persona que crea que puede beneficiarse de la práctica.

“[La práctica] me salvó de la desesperación y me dio una nueva vida”, dijo.

“Mi experiencia personal es un testimonio de la naturaleza milagrosa de Falun Dafa”, dijo. “Falun Dafa es tan vasto e ilimitado, como el océano, y yo soy un pequeño y afortunado pez que nada en el agua dulce y brillante”.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Historias de convicción

Trabajó para la mafia y fue un adicto durante décadas, al fin se libera con ayuda de la meditación

TE RECOMENDAMOS