Mira cómo un viejo autobús y las ganas de una vida simple se transformaron en la casa perfecta

Por La Gran Época
07 de Marzo de 2019 Actualizado: 08 de Marzo de 2019

¿Eres de los que estás cansado y atrapado en el caos de un mundo acelerado, en persecuciones interminables? Entonces es el momento de inspirarse en esta joven de New Jersey que abandonó su apartamento en la ciudad de Nueva York para vivir en un autobús GMC Commuter Greyhound ensamblado en 1966.

Jessie Lipskin vivió hasta su graduación en la ciudad de Nueva York, observando cómo mucha gente gasta mucho tiempo y energía para conseguir cosas materiales.

Ver esta publicación en Instagram

Home. Thank you @davidrosslawn for taking some beautiful photos today of my #tinyhome #buslife #tinyhomeliving #tinyhouse

Una publicación compartida de The Bus – Tiny Home Big Living (@thebustinyhome) el

“La mayoría de estas cosas, desde mi punto de vista, se sentían superfluos para una vida con sentido y me di cuenta que el tiempo y la energía emocional dedicados a lo material podrían ser mejor utilizados en otro lugar. Esta fue la chispa que me llevó a mi pequeño estilo de vida en casa”, escribió Jessie para Apartment Therapy.

“Sentí que había algo más ahí fuera”, dijo Jessie a  ABC News.

Jessie se inspiró en el documental “Garbage Warrior” (Guerrero de la basura), que explica la historia de un arquitecto ecológico llamado Michael Reynolds y su visión de construir Earthship (naves de la Tierra), un tipo de casa con energía solar fabricada a partir de materiales naturales y reciclados. Luego tuvo su propia visión de tener un estilo de vida más sostenible en espacios más reducidos.

“Comencé a leer mucha información sobre estilos de vida sostenibles. En última instancia, una casa sobre ruedas parecía una solución perfecta: Podía explorar fácilmente nuevos lugares (encontrar un sitio permanente para asentarme, a corto plazo, no era una prioridad para mí) y podía seguir viviendo un estilo de vida vegetariano”, escribió Jessie.

Luego, un buen día de 2015, mientras se desplazaba por eBay, un autobús GMC Commuter Greyhound de 1966 -el mismo modelo que Keanu Reeves conducía en la película de 1994 “Speed”- captó su atención.

A Jessie le gustó tanto la estética del autobús Greyhound de 1966 que lo compró por 7000 dólares, a pesar de no tener licencia de conducir en ese momento.

Jessie le  dijo a CBS Nueva York: “Parecía un autobús como de los años 60 o 70″. En el interior tenía todos los asientos originales y estaban bastante polvoriento pues estuvo estacionado en el desierto después de retirarse de la bahía de San Francisco”.

Ver esta publicación en Instagram

Original interior #roadtoatinyhome #tinyhome #buslife #1966 #greyhound #sanfran #retro #home #adventure #letsdothis

Una publicación compartida de The Bus – Tiny Home Big Living (@thebustinyhome) el

Como Jessie no podía conducir el gran vehículo, dos amigas la ayudaron a transportar el antiguo autobús desde Perris, California, hasta Nueva York, antes de llevar a cabo el proyecto de renovación para transformarlo en una acogedora y diminuta casa sobre ruedas de 37 metros cuadrados.

En tres años, Jessie se mudó a siete nuevos lugares con el autobús, mientras buscaba ayuda de diferentes personas, como los contratistas locales C&S Electrical y Sawbucks Contracting, para hacer los arreglos y el bricolaje.

Incluso vendió los asientos del autobús a un restaurador.

“Crecí en la ciudad de Nueva York, no tenía mucha experiencia en bricolaje y reparaciones”,  dijo Jessie. “Intenté aprender todo lo que pude y ayudar en lo que podía, como instalar y terminar las encimeras”.

Ver esta publicación en Instagram

#freshcoat #paintjob #tinyhome #tinyhomebus #greyhound #njtinyhome #asburyparknj #buslife #bushome #tinyhomes

Una publicación compartida de The Bus – Tiny Home Big Living (@thebustinyhome) el

Para optimizar el espacio a una pequeña casa, Jessie tuvo que descartar muchas cosas para que encajaran con todo lo que poseía en el autobús, pero todo valió la pena.

Ver esta publicación en Instagram

#framing #progress #tinyhome #buslife #vanlife #localsonly #asburypark #nj #home #homeiswheretheheartis

Una publicación compartida de The Bus – Tiny Home Big Living (@thebustinyhome) el

“Si te deshaces de todo lo que en realidad no necesitas, te sentirás más ligero y más capaz de moverte. Tienes que seleccionar las cosas que tienen valor para ti. Para mí, son los libros viejos”, dijo Jessie en una entrevista con  Asbury Park Press.

Por fin, en enero de 2018, después de tres años de remodelación y adecuaciones, Jessie se mudó permanentemente al autobús transformado.

La casa sobre ruedas estaba repleta de atractivas alfombras, coloridas ilustraciones, almohadas y artículos sentimentales, como viejas fotos de boda en blanco y negro de sus abuelos y una pila de finos platos de porcelana que eran de su bisabuela.

El costo total de esto ascendió a USD 125.000.

La casa de diseño elegante, con madera de trabajo personalizada e interiores totalmente blancos, tiene una cocina con comodidades modernas, tres grandes armarios, dos unidades centrales de aire acondicionado, una ducha de pie, un espacio acogedor para la lectura, así como dos áreas para dormir.

Con respecto a su pequeña casa móvil, se acomodan hasta cuatro personas, dijo Jessie: “Cuando entro, se siente enorme. Se siente aún más grande que mi apartamento de Nueva York”.

Ver esta publicación en Instagram

Art, curtains and knobs, it’s starting to come together  #buslife #tinyhouselife #tinyhome #cushion from @finalcutnewjersey

Una publicación compartida de The Bus – Tiny Home Big Living (@thebustinyhome) el

“Me encanta no tener televisión. Tenía la opción de tener uno, pero en verdad me gusta despertarme por la mañana y escuchar a los pájaros fuera de mi ventana”, le dijo al Insider.

Jessie, cuyo pasatiempo favorito es la lectura, dijo: “Siento que he estado tan ocupada estos últimos años que no he leído tanto como me gustaría. Ahora tengo tiempo para hacerlo”.

Lo más importante, es que el cambio le dio a Jessiemmás tiempo libre para viajar y experimentar la vida.

“Una vez que empecé a purgar las cosas que tenían menos valor, me sentí más libre para viajar. Se me ocurrió que un estilo de vida más móvil me vendría bien”, escribió Jessie.

Ver esta publicación en Instagram

#sunset #tinyhouselife #tinyhouse #buslife #home

Una publicación compartida de The Bus – Tiny Home Big Living (@thebustinyhome) el

“Quería poder experimentar la vida”, dijo.

Mientras Jessie aparcaba su casa sobre ruedas en un terreno de propiedad privada en Asbury Park, New Jersey, podía acabar con el estrés diario de la vida dando paseos por el bosque y disfrutar de la belleza de la naturaleza.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de The Bus – Tiny Home Big Living (@thebustinyhome) el

Ahora Jessie trabaja a distancia en finanzas y tiene la flexibilidad de viajar internacionalmente, por lo que quiere una casa aún más pequeña -una conversión Sprinter o un remolque remolcado Airstream- y ha incluido el autobús de vuelta a casa en la lista de Craigslist en 149.000 dólares.

Mientras buscaba el comprador adecuado, convirtió su elegante y hermoso espacio vital en un Airbnb en Joshua Tree, California.

¿Encuentras fascinante la casa sobre ruedas de Jessie?

¡Parecen de verdad! Se necesita mucha coordinación de la gente que las mueve

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS