Mujer da a luz en coma tras luchar contra COVID-19 y se reencuentra con su bebé luego de 4 meses

Por Mariana Buendia
24 de Mayo de 2021
Actualizado: 01 de Junio de 2021

Una mujer de 29 años dio a luz a los 7 meses de embarazo durante un coma inducido, debido a complicaciones por COVID-19 en Nueva York. Tras pasar seis meses hospitalizada y estar “tan enferma como un ser humano puede estar”, logró recuperarse y finalmente encontrarse con su bebé a los 4 meses de edad, luego de una intensa batalla con la enfermedad.

“He contemplado compartir esta historia varias veces, pero siento que es importante compartir lo repentino que pueden cambiar nuestras vidas”, explicó Serena Torres, de 29 años de edad, terapeuta de lenguaje y ahora madre de una niña de 7 meses de edad, en una publicación de FB el 19 de abril.

Serena Torres, quien vive en Nueva York y trabaja en un preescolar para niños con necesidades especiales, fue diagnosticada con COVID-19 en octubre del 2020, a los seis meses de su primer embarazo, informó Good Morning America.

“Lo hice todo bien, usé mascarillas en el trabajo, me lavé las manos diligentemente, llevé un frasco de Purell en mi bolso y lo usé a conciencia. No sabía que acabaría en coma en la unidad de cuidados intensivos médicos y que permanecería en el hospital durante 6 meses completos debido a este virus”, explicó la madre en su publicación.

Serena antes de contraer COVID-19. (Cortesía de Serena Torres)

Torres comenzó un largo camino que nunca imaginó, primero fue hospitalizada varios días en su localidad, pero a mediados de octubre fue trasladada al Westchester Medical Center. Inicialmente la mantuvieron viva con un respirador y posteriormente con una máquina de oxigenación por membrana extracorpórea, o ECMO.

“Serena estaba tan enferma como un ser humano puede estar”, dijo el Dr. Dipak Chandy, jefe de medicina de cuidados críticos del Centro Médico Westchester a Good Morning America. “A finales de octubre, le habían fallado los pulmones, el corazón y los riñones”.

El 20 de octubre su estado era tan grave, que los médicos decidieron realizarle una cesárea de emergencia para que pudiera nacer su bebé, a quien posteriormente nombraron Alessandra.

Alessandra nació mientras Serena estaba en coma. (Cortesía de Serena Torres)

Aunque la pequeña que nació prematuramente, pesó 4 libras y pasó un mes en la UCIN (Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales) se recuperó mucho más rápido que su madre. Además, dio negativo al virus del PCCh, el coronavirus que ocasiona la enfermedad de COVID-19.

“Supliqué a los médicos que salvaran a mi bebé y me pusieran el respirador porque no podía respirar. Mis pulmones y riñones fallaron, mi corazón aumentó de tamaño y me mantuvieron viva gracias a 10 máquinas que me rodeaban”, relató Torres.

“Mi salud empeoró mucho después de la cesárea, así que básicamente me mantuve viva por ella [la bebé]”, dijo Torres.

Alessandra. (Cortesía de Serena Torres)

La fuerte mujer pasó por diversos problemas médicos. Le realizaron tres fasciotomías (cortes) musculares profundos en su pierna para aliviar el síndrome compartimental/coágulos de sangre. También tuvieron que amputarle los dedos de los pies por falta de oxígeno.

Además de enfrentar una dura batalla de salud, debido a las normas de la pandemia no podía recibir visitas de su familia. Sin embargo, siempre intentaron mantenerse lo más cerca posible, a través de las ventanas y por video.

“El hospital ponía mi música favorita en la habitación mientras estaba en coma, y los familiares y amigos rezaban por mí todos los días”, explicó la valiente mujer.

Serena en el hospital. (Cortesía de Serena Torres)

Torres también dijo que tuvo la oportunidad de hablar con su esposo, Jonathan, antes de ser hospitalizada la primera vez.

“Hablamos rápidamente para decidir algunos nombres y hablamos de lo que haría si tuviera que elegir entre verme a mí o a la bebé”, dijo. “Le dije que la viera porque quería que mi bebé supiera que alguien estaba ahí para ella, que alguien que la quería estaba ahí, y sabía lo importante que era para el vínculo entre el recién nacido y los padres”.

En noviembre del 2020, después de diversas intervenciones médicas, incluida una diálisis continua por insuficiencia renal, su salud comenzó a mejorar. Aproximadamente cuando Alessandra fue dada de alta de la UCIN, su madre comenzó a despertar del coma en el que llevaba semanas.

Después de despertar del coma, pasaron casi 3 meses más en el hospital antes de que pudiera ver por primera vez a su hija.

“Ansiaba verla”, dice Torres. “Creo que eso fue lo que me motivó a luchar. No podía verla, así que estaba motivada para mejorar”.

En febrero, cuando Alessandra ya tenía cuatro meses de edad, su madre la pudo cargar en brazos por primera vez.

Serena la primera vez que pudo ver a su bebé. (Cortesía de Serena Torres)

“Nunca olvidaré ese día en mi vida. Empecé a llorar sin parar, cuando estás tan feliz que nada te importa”, dijo la conmovida madre. “Ella solo me miró, sujetando mi dedo”.

Torres es un ejemplo de una mujer fuerte y determinada, que la dura experiencia que vivió tras haber contraído COVID-19, la ayudó a salir fortalecida y cambiar su forma de ver el mundo.

“Sin embargo, a pesar de todo este trauma, recuerdo haber estado en paz. Mientras dormía, no sentí ni una sola vez que mi cuerpo me fallara. Aunque recuerdo que me sentía como en una burbuja gigante bajo el agua luchando por salir para respirar, oía voces fuera de la burbuja que me animaban”, relató en su publicación.

Serena y Alessandra el primer día en su casa. (Cortesía de Serena Torres)

“Me enorgullece decir que, tras seis meses completos de lucha, ¡¡¡por fin estoy en casa!!! ¡Mis pulmones, riñones, corazón y cuerdas vocales están totalmente recuperados! Aunque el viaje continúa, y la lucha aún no ha terminado, estoy abrumada por el impacto que esta experiencia tuvo en quienes me rodean, y por el amor y el apoyo que mi familia y yo hemos recibido”, añadió.

La hermana de Serena, Alicia Torres, consciente de los esfuerzos económicos que también ha implicado el proceso creo una página de GoFundMe para su hermana.

(Cortesía de Serena Torres)

La recuperación de Torres, que fue denominada por los mismos doctores como “un milagro”, dejó una gran enseñanza a todos los que la rodean. Este 10 de mayo de 2021, esta madre luchadora pudo festejar su primer Día de las Madres con su pequeña hija en brazos, agradeciendo la oportunidad de poder vivir para contar su historia.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS