Mujer de 90 años con el virus del PCCh muere después de ceder su respirador a pacientes más jóvenes

Por Louise Bevan
08 de Abril de 2020
Actualizado: 08 de Abril de 2020

Una mujer belga de 90 años que dio positivo en la prueba del virus del PCCh falleció después de decirle a sus médicos que guarden el respirador para los pacientes más jóvenes. Su familia llora su pérdida mientras otros reconocen el sacrificio desinteresado de la anciana.

Suzanne Hoylaerts, de Binkom en Bélgica, fue llevada al hospital por su hija, Judith, el 20 de marzo de 2020, después de perder el apetito y quedarse sin aliento, informó Fox News. Luego fue separada de su familia y puesta en aislamiento tras dar positivo en las pruebas del virus del PCCh (Partido Comunista Chino), comúnmente conocido como el nuevo coronavirus.

Judith dijo a los medios de comunicación que su madre vivía sola y que “se tomaba en serio el encierro”, ya que había sobrevivido a una neumonía en 2019. Antes de ser puesta en aislamiento, Judith se compungió, su madre le había dicho, “No debes llorar. Hiciste todo lo que pudiste”.

El “Breath4life”, un nuevo tipo de respirador desarrollado por la Universidad de Lovaina en Louvain-la-Neuve, Bélgica, presentado el 26 de marzo de 2020 (©Getty Images | POOL DAINA LELARDIC)

Según Het Laatste Nieuws, un periódico holandés con sede en Bélgica, después que un examen revelara que la saturación de oxígeno de Suzanne era demasiado baja, se le ofreció un respirador. Según se informa, ella le dijo a los médicos, “No quiero usar un respirador artificial. Guárdela para los pacientes más jóvenes. Ya he tenido una buena vida”.

Suzanne falleció el 22 de marzo, solo 48 horas después de ingresar en la unidad de terapia intensiva del hospital. Su familia sigue sin estar segura de cómo contrajo el virus.

Tras la muerte de su madre, Judith le explicó a Het Laatste Nieuws, “No puedo despedirme de ella, y ni siquiera tengo la oportunidad de asistir a su funeral”.

Imagen ilustrativa. (truthseeker08/Pixabay)

Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Por consejo del gobierno belga, aunque los funerales y las cremaciones “en círculos cerrados” siguen estando permitidos, todos los eventos están sujetos a medidas de distanciamiento social. Además, Judith permanece en cuarentena después de la exposición al virus a través de su madre.

Conmovidos por el desinterés de Suzanne, muchos usuarios de las redes sociales dejaron comentarios en línea en recuerdo del sacrificio desinteresado de la mujer belga de 90 años. Según un tuit viral con el pie de foto, “¡No todos los #Héroes usan capas!”

Mientras que un usuario añadió: “Vaya, respeto a esta señora, QEPD”.

Que Suzanne haya cedido su respirador, sin embargo, indica una creciente preocupación. A raíz de la pandemia del virus del PCCh, hay una escasez mundial de respiradores para el gran número de pacientes que los necesitan.

Las enfermeras transportan a un paciente al hospital de la Clínica Saint-Joseph en Lieja, Bélgica, el 20 de marzo de 2020 (©Getty Images | BRUNO FAHY)

Un informe del Imperial College London publicado el 16 de marzo de 2020, estima incluso que hasta un 30 por ciento de los pacientes hospitalizados por el virus probablemente requieran ventilación mecánica. Sin embargo, las comunidades científicas y médicas están respondiendo.

Los respiradores controlan la saturación de oxígeno y el flujo de aire que entra y sale de los pulmones de un paciente; en el caso de los casos más graves del virus del PCCh, la asistencia de un respirador puede ser crucial. Numerosas empresas de todo el mundo están trabajando en el diseño y la producción de respiradores adicionales para hospitales y centros de tratamiento a medida que aumenta la demanda.

Según la BBC, algunos nombres poco probables se han unido a los esfuerzos para ayudar. Dyson, la compañía de aspiradoras, es uno de ellos; los magnates de las aspiradoras han acelerado la producción de 10.000 respiradores a pedido.

Un equipo de ingenieros e investigadores también ha diseñado el “Ventil”, un dispositivo mecánico de división que permite la ventilación de dos pacientes al mismo tiempo desde la misma máquina.

El objetivo de todos los diseñadores e investigadores, trabajando incansablemente hacia una solución, sigue siendo el mismo: construir nuevos respiradores para ayudar a mantener a la gente con vida.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Le puede interesar

El secreto de una mujer alemana para una vida armoniosa y feliz

TE RECOMENDAMOS