Mujer dedicada a cambiar la apariencia de personas sin hogar los sigue apoyando en medio de la pandemia

Por Agencia de noticias
01 de Septiembre de 2020
Actualizado: 01 de Septiembre de 2020

Durante unas horas, todos los sábados en la mañana, el Skid Row de Los Ángeles —hogar de una de las mayores concentraciones de personas sin hogar de Estado Unidos— se transforma en un salón de belleza al aire libre.

Ahí, donde se alinean carpas a lo largo de manzanas enteras de la ciudad, los indigentes se reúnen para recibir maquillajes gratis de Shirley Raines, o de un integrante de su equipo de voluntarios conformado por peluqueros, barberos y maquilladores profesionales.

Shirley Raines (derecha) con Cherish Benham. (Cortesía de Shirley Raines)

El servicio comenzó hace tres años cuando Raines inició su organización sin fines de lucro Beauty 2 The Streetz, dedicada a que los desamparados se vean bien y se sientan mejor.

“Solo porque vivan en las calles no significa que no haya cosas que podamos hacer para ayudarles a no parecer que viven en las calles”, dijo Raines a CNN. “Es su derecho a ser bellos”.

Dijo que se le ocurrió la idea mientras estaba como voluntaria en un comedor de beneficencia, en el que se dio cuenta de que aunque la comida, el agua y el refugio pueden ser lo que las personas sin hogar necesitan para sobrevivir, un corte de pelo, un nuevo color de pelo y algo de maquillaje les ayuda a progresar.

“Estas son personas que no tienen un hogar con un marido, con una esposa”, dijo la mujer de 52 años. “Estamos hablando de personas que van a trabajar cinco días a la semana, pero siguen sin hogar. Quieren estar guapos para su pareja. Quieren limpiarse y estar guapos para ir a trabajar. Los niños pequeños que todavía van a la escuela necesitan un nuevo corte de pelo”.

La pandemia del virus del PCCh ha puesto en pausa a los servicios de belleza de la organización sin fines de lucro, ellos siguen ayudando en todo lo que pueden. Desde entonces su enfoque ha cambiado a proveer recursos para ayudar a proteger del coronavirus a los desamparados.

Y ahora que el gobernador de California, Gavin Newsom, permitió que los salones de belleza y las barberías presten servicios en el exterior, Raines dijo que espera reiniciar pronto los cortes de pelo y los maquillajes.

Un propósito que surgió de su dolor

Para muchos en Skid Row, Raines se ha convertido en mucho más que una estilista. Dice que con cada interacción, la gente de la comunidad de desamparados comparte sus historias de vida con ella.
Cuidar a las personas sin hogar también le ha ayudado a Raines a curar su propio dolor. Hace unos 30 años, perdió a su hijo de 3 años en un accidente.

“Eso me quebró”, dijo. “Me envolvió el pánico y la ansiedad… No fui una buena madre para mis hijos que están vivos. Solo una persona muy amargada y mi pérdida me hizo así”.

Gracias al consejo de su hermana gemela de “encontrar un propósito para este dolor”, y la sugerencia de una amiga de ser voluntaria en un comedor de beneficencia, Raines puso un pie por primera vez en la comunidad de vagabundos de Los Ángeles, ayudando a repartir comida.

“Vi tanta desintegración, tanta angustia”, recordó. “Lo reconocí porque me sentí como si fuera uno de ellos. Yo también estoy rota por el dolor, así que me gustó mucho y seguí yendo”.

Mientras repartía comida, rápidamente se dio cuenta de que las mujeres sin hogar estaban más interesadas en su pelo, maquillaje y ropa.

Les preguntó si querían algunos productos para el cabello y maquillaje y le dijeron que sí, así que fue a una tienda de maquillaje y compró docenas de pestañinas, pestañas postizas y otros artículos de maquillaje sencillos.

Luego fue a casa a recoger frascos de color de pelo que no había usado y se dirigió a Skid Row. Mientras repartía productos de maquillaje y teñía el pelo de la gente, se dio cuenta de que había encontrado su propósito y decidió lanzar su propia campaña.

La organización sin fines de lucro Beauty 2 The Streetz de Shirley Raines se dedica a hacer que las personas sin hogar se vean bien y se sientan mejor. (Cortesía de Shirley Raines)

Inicialmente, Belleza 2 The Streetz era pequeña —solo sus cinco hijos ayudaban a repartir comida, bebidas, kits de higiene y productos de belleza—. Raines solo les teñía el cabello a las personas y las maquillaba.

Sin embargo, cuando empezó a transmitir en vivo los eventos y a publicar fotos en Instagram, Belleza 2 The Streetz pronto se dio a conocer.

Peluqueros profesionales, barberos, maquilladores e incluso grandes empresas de maquillaje acudieron a Raines diciendo que querían ayudar.

En 2019, Raines había registrado a Beauty 2 The Streetz como una organización oficial sin fines de lucro con casi dos docenas de voluntarios que ofrecieron generosamente su tiempo y esfuerzos para ayudar a los residentes de Skid Row a sentirse bonitos.

Además, Raines también dejó su trabajo como facturadora médica el año pasado y comenzó a dirigir la organización a tiempo completo.

Aumentando la confianza de sus clientes

Cherish Benham, de 30 años, y su esposo estuvieron sin hogar de vez en cuando durante unos cuatro años, una experiencia que ella describió como “traumática”.

“Vi a un hombre recibir un disparo y caer muerto a solo 15 pies de nuestra tienda”, dijo Benham a CNN. “Ver eso, me dio fuerzas para salir de esa situación”.

Benham ya tenía una razón para volver a encarrilar su vida, pero solo necesitaba la confianza y la oportunidad adecuada.

Cherish Benham después de su cambio de imagen con Beauty 2 The Streetz. (Cortesía de Shirley Raines)

En ese tiempo fue cuando apareció Beauty 2 The Streetz, Raines le hizo un cambio de image a Benhamn que le permitió brillar con su belleza natural.

“Me sentí como una mujer nueva”, dijo Benham. “Esto me dio la confianza para levantar la cabeza más alto. Para no preocuparme por la situación en la que me encuentro, sino para seguir adelante con lo que pueda suceder en el futuro”.

En el año en que se conocieron, Benham le dijo que Raines que siempre estaría ahí para proporcionarle todo lo que necesitara, ya fuera dinero para un uniforme de trabajo, conexiones laborales o simplemente alguien con quien hablar.

Ahora, Benham trabaja para la Oficina del Censo y desde hace tres meses vive en una vivienda permanente con su marido. Además de su duro trabajo, le da crédito a Raines por ayudarle a dar un giro a su vida.

“La Sra. Shirley es una de las almas más cariñosas y afectuosas de la historia”, dijo Benham. “No importa en qué situación uno esté, no importa cómo uno se vea, ella siempre lo trata con el mayor respeto”. Especialmente en Skid Row, no recibe ese respeto tan acogedor, pero ella y su equipo, me hacen sentir como un ser humano normal”.

Superando la pandemia

Cuando California le ordenó a todos sus residentes que permanecieran en sus casas a finales de marzo debido al virus del PCCh (Partido Comunista Chino), conocido comúnmente como el nuevo coronavirus, la pandemia, Raines y sus voluntarios acataron la orden y no fueron a Skid Row. Sin embargo, echaron mucho de menos su presencia.

“Ese lunes, abrí mi DM en mi Instagram y varios miembros de la comunidad sin hogar me enviaron mensajes diciendo: ‘¿Dónde está? Tenemos hambre. Estamos solos. Nadie nos da de comer aquí”, recordó Raines.

“Me di cuenta que no podíamos darnos el lujo de aislarnos porque construimos esta relación con la comunidad, así que teníamos que seguir saliendo y ayudarles”, añadió.

Debido a que las personas sin hogar viven en lugares cercanos y tienen un acceso limitado a los recursos para lavarse las manos, Raines sabe que son extremadamente vulnerables de contraer el Covid-19. Así que en lugar de pelo y maquillaje, cambió sus operaciones para centrarse en la alimentación, la higiene y la protección.

La organización sin fines de lucro ha estado repartiendo suministros todos los fines de semana desde el 28 de marzo, garantizando que se adhieran a las pautas de distanciamiento social y que usen mascarillas mientras estén en Skid Row.

Los voluntarios Coco y Felicidad repartiendo maquillaje a los residentes de Skid Row a inicios de agosto. (Cortesía de Shirley Raines)

Raines y sus voluntarios distribuyen cientos de hamburguesas de McDonald’s, kits con desinfectante de manos, agua embotellada, calcetines, mascarillas y frutas ricas en vitamina C para fortalecer el sistema inmunológico.

Aún así, el deseo de productos para el cabello y maquillaje está ahí, dijo Raines, por lo que Beauty 2 The Streetz también ha estado sacando lentamente pelucas, maquillaje, peines y cepillos para que las personas sin hogar se puedan peinar.

Raines dijo que si hay algo que aprender de la pandemia del virus del PCCh, es que “cualquiera de nosotros podría ser como uno de ellos (sin techo) en cualquier momento”.

Un análisis publicado en mayo por Brendan O’ Flaherty, profesor de economía de la Universidad de Columbia, predijo que el número de personas sin hogar aumentará entre un 40 y un 45 por ciento a finales de año si la pandemia del virus del PCCh sigue elevando los niveles de desempleo hasta el valor previsto.

Eso significaría que 250,000 estadounidenses más se quedarían sin hogar en comparación con el año pasado, lo que elevaría la cantidad total de las personas sin hogar a más de 800,000.

“Ya estamos observando lugares donde los propietarios están echando a los inquilinos y hay madres e hijos durmiendo en el auto. Acaban de obtener un trabajo. Todo estaba bien con ellos”, dijo Raines.

“Una pandemia llegó y cambió las finanzas de todos. Quiero que la gente entienda que no son diferentes a nosotros y que la manera en que se describe la situación de las personas sin hogar tiene que cambiar”, añadió.

Personal de CNN Wire y Epoch Times ayudaron con este informe.

The-CNN-Wire
™ & © 2020 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Mire a continuación

Anciano camina 2000 kilómetros y usa 9 pares de zapatos para entregar este poderoso mensaje

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS