Mujer es “engullida” por la tumba de sus padres y demanda al cementerio por 5 millones de dólares

Por Jack Phillips - La Gran Época
18 de Marzo de 2019 Actualizado: 18 de Marzo de 2019

Una mujer que visitaba la tumba de sus padres en Nueva York se hundió en el lote del entierro, según una demanda.

Joanne Cullen se inclinó para fijar el arco en una corona que se colocó en la lápida cuando se hizo un agujero debajo de ella, según documentos de la corte.

“Esto hizo que se cayera hacia adelante y se golpeara la cabeza contra la lápida”, dijo su abogado, Joseph Perrini, al New York Post. Como resultado se rompió un diente.

La mujer entonces trató de “incorporarse, pero empezó a hundirse en el suelo y se agarró de los lados de la lápida”, dijo.

El incidente tuvo lugar en el Cementerio de la Resurrección de San Carlos en Long Island.

El incidente tuvo lugar en diciembre de 2016 en el Cementerio de la Resurrección de San Carlos en Long Island. (Google Maps)

“Ser succionado por la tumba de tus padres cuando vas a visitarlos en una fresca tarde de diciembre con el sol poniéndose… es aterrador y traumático”, dijo el abogado al periódico.

Un abogado dijo que los sepultureros que llenaron una tumba junto a la de los padres de Cullen dejaron un espacio subterráneo que se convirtió en un socavón. (Google Street View)

Cullen, de 64 años, ahora está demandando al cementerio por 5 millones de dólares en la Corte Suprema de Queens.

Ella afirma en la demanda que el incidente la dejó en un estado de shock emocional.

“Nunca más volveré allí”, dijo Cullen, según informó el Post. Y agregó que ahora teme caminar en campo abierto.

Foto de archivo de un visitante caminando junto a tumbas en un cementerio. (TOLGA AKMEN/AFP/Getty Images)

Después del incidente, ella también “tiene pesadillas” y sufre de dolores de cabeza, según la demanda.

Asimismo tuvo que recibir asesoramiento terapéutico como resultado de ello, informó el Post.

Perrini afirmó que los sepultureros que llenaron una tumba junto a la de los padres de Cullen dejaron un espacio subterráneo que se convirtió en socavón.

Otros detalles sobre el caso no están claros.

Mamá cremada bromea en su propio obituario

Sybil Marie Hicks de Ontario falleció el 2 de febrero, a la edad de 82 años, y su obituario se volvió viral.

Trabajó con dos de sus hijos para escribirlo.

“Me duele admitirlo… pero yo, la Sra. Ron Hicks de Baysville, he muerto”, decía el obituario del Hamilton Spectator.

“Fallecí tranquilamente con mi hija mayor, Brenda, a mi lado el 2 de febrero de 2019 a las 8:20 a.m”., agregó. “Dejo atrás a mi amado esposo, Ron Hicks, a quien a menudo me refería cariñosamente como un “Caballo [palabrota]””.

También dijo que dejaba atrás a “niños que toleré durante años; Bob (con Carol) mi hijo mayor y también mi favorito. Brian (con Ginette) que era el favorito de las galletas Oreo, Brenda (alias ‘Hazel’) que corría a limpiar los baños cuando se enteraba de que venía compañía”.

“Me gradué de Waterdown High School con honores mientras usaba mis brillantes botas de montar. Más tarde me gradué de la clase de Enfermería de la Escuela del Hospital General Hamilton de 1957B – la mejor clase de todos los tiempos”, continuó.

Foto de archivo muestra una tumba. (Madison Grooms/Unsplash)

Y bromeó: “Por fin tengo el cuerpo ardiente y humeante que siempre quise… siendo cremada”.

“Para aquellos de ustedes que se preguntan quién me ayudó a escribir esto… no fue mi marido, no fue mi hijo mayor ni mi hijo menor… Gracias a todos por compartir mi vida conmigo. Me voy nadando hasta la boya y vuelvo. Con amor, Sybil”, concluyó

CTV News informó que luchó contra la enfermedad de Alzheimer durante 18 años.

El obituario decía que “se deshacía de muchas cosas”, incluido dos viejos televisores, una tostadora usada y un Oldsmobile completo con un alerón porque “le encantaba pisar el pedal a fondo”.

“Si buscas 2 televisores de gran tamaño de los años 90, una gran cigüeña de cerámica (eso creemos), un paragüero, una tostadora (ligeramente usada) o incluso un Oldsmobile 2001 con alerón (a ella le encantaba pisar el pedal), con solo 71.000 kilómetros y 1000 herramientas de las que no estamos seguros para qué se usan. Usted debe esperar la cantidad apropiada de tiempo y ponerse en contacto. Mañana estaría bien. Este no es un anuncio de una casa de empeño, sino el obituario de una gran mujer, madre, abuela y bisabuela nacida el 12 de mayo de 1921”, informó el CBC.

**************************************

Descubre la razón:

Louise Morrison nació enferma y ahora a los 60 se siente mejor que cuando era adolescente

TE RECOMENDAMOS