Mujer estuvo muerta por 27 minutos tras ser reanimada 6 veces, al despertar escribió un mensaje

Por Bio Bio
10 de Octubre de 2019
Actualizado: 10 de Octubre de 2019

Lo que vivió Tina Hines en febrero de 2018 es digno de una película que combine ciencia, romance y eventos paranormales. En concreto, ella sufrió un paro cardiorrespiratorio por el que tuvo que ser reanimada en seis ocasiones.

Según detalla el medio estadounidense Fox News, el hecho ocurrió en Arizona (EE.UU.) durante el año pasado. En ese entonces, la mujer y su esposo Brian Hines se aprestaban para dar un paseo por un parque cercano. Justo antes de salir, ella sufrió un desmayo.

En el relato se agrega que Brian mantuvo la cabeza fría y procedió a realizar la maniobra de respiración cardiopulmonar, con la que logró “ganar tiempo” antes que llegara la ambulancia. En total, el hombre tuvo que realizar dos veces la acción de presionar su pecho.

Luego de unos minutos llegó la ambulancia hasta el lugar. Una vez dentro, señalan, los paramédicos tuvieron que utilizar cuatro veces más el desfibrilador para lograr mantenerla con vida y llegar hasta el hospital del estado antes mencionado.

Imagen ilustrativa. (Christopher Furlong/Getty Images)

Éste se convirtió en un caso médico muy famoso en Estados Unidos, ya que los expertos señalaron que el corazón de Tina se detuvo durante 27 minutos. De no haber sido por las maniobras de reanimación de su esposo, ella habría muerto antes de salir de su casa.

Sin ir más lejos, los propios médicos indicaron que las maniobras de reanimación de Brian permitieron que la mujer pudiera llegar hasta el centro médico para recibir tratamiento oportuno y salvar su vida.

Este hecho en particular contrasta de manera notable con la cifras oficiales de salud en Estados Unidos, las cuales indican que un 90% de las personas que sufren un ataque cardíaco repentino mueren con el paso de los segundos.

Experiencias cercanas a la muerte: 30 años de investigación. Foto: sdominick/ Getty Image
Imagen ilustrativa. (Sdominick/ Getty Image)

A ese dato se agrega que la cifra puede bajar a 55% de mortalidad en caso que otra persona realice las maniobras de RCP oportunas para reanimarla en el lugar.

En el caso de Tina Hines, ella misma sostiene que no sufría de problemas al corazón, llevaba un estilo de vida muy saludable, estaba en su peso ideal y realizaba ejercicio al menos tres veces por semana; por lo que el paro cardíaco la tomó por sorpresa.

Experiencia después de la muerte

Algo que llamó la atención del caso de Hines fue contado ante los medios de comunicación semanas atrás. Esto tendría relación con una supuesta “experiencia cercana a la muerte” que ella sufrió antes de despertar en el hospital.

En su relato, dado a conocer por Fox News y Daily Mail, ella confesó que luego de reaccionar, tras haber tenido su corazón detenido por 27 minutos, pidió un profesional que le pasara un lápiz para escribir.

En ese momento, ella misma trazó una serie de líneas y formas que luego describió como un mensaje que le llegó cuando estuvo inconsciente. En el trazo se leía algo como “It’s real” (Es real).

Imagen ilustrativa (Crédito: Pixabay)

Posteriormente, cuando ya pudo hablar, ella misma indicó que lo que consideraba real era el cielo espiritual, al cual se hace referencia en relatos bíblicos como el “más allá”, o lugar donde van las almas después de morir.

Si bien hay muchos estudios respecto a las “experiencias cercanas a la muerte”, no hay muchos abalados formalmente, pero el que ha entregado conclusiones fue la Universidad de Michigan en 2013.

Estas pruebas se realizaron con ratones que estaban cerca de morir, a los cuales se les midió su actividad neuronal justo después que tuvieran un accidente cardíaco.

En ese entonces, las mediciones efectuadas reflejaron que, poco antes de morir, la actividad cerebral de las ratas se incrementaba hasta niveles altos de excitación e “hiperactividad” del cuerpo.

En ese entonces, los investigadores explicaron esto como “una oleada transitoria y generalizada de actividad cerebral altamente sincronizada que tenía características asociadas con un cerebro altamente excitado”.

Asimismo, expresaron que esta actividad alta conduciría a las personas que están prontas a morir a tener pensamientos complejos y visiones confusas. Algo que podría haberle pasado a Tina Hines hace un año.

Según la propia universidad, hasta el día de hoy un 10% de las personas en el mundo aseguran haber vivido una experiencia relacionada con la muerte, la cual describieron como una figura excesivamente brillante ante sus ojos.

Una verdadera historia de dificultad y resiliencia que te hará emocionar hasta las lágrimas

TE RECOMENDAMOS