Mujer infértil tras vencer cáncer de mama inicia dieta vegana y queda embarazada de su segundo bebé

Por Louise Bevan
25 de Enero de 2021
Actualizado: 26 de Enero de 2021

Una mujer de Inglaterra recibió la noticia de que sus ovarios estaban “muertos” después de luchar contra el cáncer de mama; sin embargo, a pesar del diagnóstico, tuvo su segundo bebé. Ahora le atribuye el mérito de haber renovado su salud y su fertilidad a una dieta vegana, y sigue sorprendida por haber conformado una familia de cuatro integrantes.

Gemma Isaacs, de Londres, fue diagnosticada de cáncer de mama en 2018 a los 31 años. Nunca le habían detectado un tumor ni tenía ningún síntoma frecuente, pero al enterarse de que tenía un alto riesgo de sufrir la mutación del gen BRCA1 —un gen que aumenta la probabilidad de sufrir cáncer de mama y de ovarios— se sometió a las pruebas voluntariamente.

(Cortesía de Gemma Isaacs)

Días antes de confirmarse su diagnóstico de BRCA1, concertó una cita con un asesor especializado.

“Me dirigí directamente a mi marido y le dije que podía casarse con otra persona”, explicó la madre de dos hijos a Tyla.com cuando le confirmaron que tenía cáncer de mama. “Me dijo que no lo mencionara. Pero yo solo sabía en mi interior que tenía cáncer”.

Sin embargo, Isaacs, que trabaja en publicidad, estaba decidida a vencer el cáncer y a entrenar en el gimnasio todos los días. Después de pasar por la quimioterapia, donde perdió el cabello, y una doble mastectomía en abril de 2019, seguida de radioterapia, la valiente mamá fue declarada libre de cáncer en julio de 2019. Pero con la mutación del gen BRCA1, Issacs tenía un mayor riesgo de desarrollar cáncer de ovario, y se preguntaba si podría tener más hijos.

(Cortesía de Gemma Isaacs)

A fin de conocer la posibilidad de quedar embarazada nuevamente, Issacs acudió a una evaluación con su ginecólogo, donde recibió un gran golpe.

“Me escaneó y me dijo que mis ovarios estaban muertos, básicamente”, recuerda. “Fue lo peor que me dijeron en todo el tiempo que estuve en tratamiento”.

Isaacs, que ya era madre de una niña pequeña, Ella, quería ampliar su familia, y cuando conoció a una amiga una tarde en una clase de pilates, se animó a demostrarle que los médicos estaban equivocados.

Mientras buscaba una forma de revertir su situación, encontró una gran cantidad de información sobre los beneficios de una dieta a base de plantas.

(Cortesía de Gemma Isaacs)

Isaacs se animó y se volvió vegana en julio, además de mantener sus entrenamientos regulares en el gimnasio. En noviembre de 2019, el cambio en su cuerpo sorprendió a su ginecólogo; parecía que Isaacs tenía “los ovarios de una persona diferente”, dijo.

“Dijo que a lo único que le podía atribuir es a ser vegana, porque no había ninguna razón para que mis ovarios volvieran a aparecer”, recordó Isaacs. “Pero aun así me dijo que no iba a quedar embarazada”.

Isaacs, imperturbable, le dijo al médico: “Solo míreme”. En la Navidad de 2019, quedó embarazada otra vez. Llevó a su bebé durante los primeros meses de la pandemia, se sentía “constantemente asustada de que algo saliera mal”, pero el embarazo transcurrió con normalidad.

El bebé Jack Alfie nació en agosto de 2020.

(Cortesía de Gemma Isaacs)

Desde el momento en que se convirtieron en una feliz familia de cuatro integrantes, Isaacs decidió extirparse los ovarios. “Lo ideal habría sido tener más hijos, pero la otra parte de mí estaba como: no tenía el control de mi diagnóstico de cáncer de mama, y puedo tener el control de esto con mis ovarios”, dijo.

(Cortesía de Gemma Isaacs)

“Después de lidiar con la quimioterapia y la doble mastectomía, ya no hay muchas cosas que me parezcan difíciles”, dijo la madre de dos hijos a Metro. “Para mí, sentirme ‘normal’ se siente muy anormal, pero es agradable ser conocida como Gemma que acaba de tener un bebé, en lugar de Gemma que tuvo o tiene cáncer”.

Isaacs, que está trabajando desde casa durante la pandemia, compartió el proceso de toda su travesía en Instagram, acumulando una enorme red de apoyo a medida que avanzaba. Además, es cofundadora de un grupo de apoyo para mujeres jóvenes afectadas por cánceres genéticos, llamado BRCA Sisters.

(Cortesía de Gemma Isaacs)

Esta madre de 33 años incluso corrió en el Medio Maratón de Parques Reales con otras cuatro mujeres, recaudando más de 7000 libras esterlinas (9600 dólares estadounidenses) para el grupo.
“No es una sentencia de muerte tener un diagnóstico de BRCA”, dijo Isaacs a Tyla.com. “Nuestra esperanza es que podamos ayudar a más personas a encontrar apoyo, y a los jóvenes con cáncer o BRCA a encontrar otras personas con quienes relacionarse”.

¡Nos encantaría escuchar sus historias! Puede compartirlas con nosotros aquí: emg.inspired@epochtimes.com


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS