Mujer irrumpe en una casa, lava los platos, acaricia al perro y se marcha

Por Colin Fredericson - La Gran Época
10 de Mayo de 2019 Actualizado: 10 de Mayo de 2019

Una residente de Hamden, Ohio, encontró a una extraña en su casa, pero la mujer no robó nada. Lavó los platos, acarició al perro y se fue.

La residente dijo a las autoridades locales que la mujer, que más tarde fue identificada como Cheyenne Ewing, entró en su casa por la puerta trasera. Luego se sentó en el sofá, según cuenta un posteo en Facebook de la Oficina del Sheriff del Condado de Vinton.

“Al menos es una ladrona amistosa”, dijo Kevin Jordan, un hombre que vive al lado de la casa, cerca de donde Ewing fue arrestada, vía WSAZ. “Al principio me reí porque pensé que alguien estaba jugando”.

La policía recibió una llamada de que la sospechosa de 31 años estaba llamando a las puertas de otros residentes mientras hablaban con la víctima. Arrestaron a Ewing y la acusaron de robo.

“Cuando la esposaron no se enojó ni nada”, dijo Jordan a WSAZ, que conoce a Ewing desde hace años. “Creo que eso pudo haber sido lo mejor que le pasó”.

Ewing parecía estar drogada con narcóticos y dio un nombre falso cuando la ayudante del sheriff Michelle Thomas se puso en contacto con ella por primera vez. Ewing también dijo que había estado despierta durante dos días seguidos, según el posteo de Facebook de la Oficina del Sheriff.

El condado de Vinton es el condado más pequeño de Ohio de acuerdo a su número de habitantes, con 13.048 residentes, según Cleveland.com. No contiene ciudades.

El condado fue víctima de la epidemia de opioides de la nación, donde se convirtió de un problema de metanfetamina y luego en una crisis de drogas, informó NPR.

Ladrón hambriento cocina y limpia

En 2017 un ladrón en Hicksville, NY, se cocinó comida, lavó platos e incluso dejó una propina de un dolar en un frasco antes de salir de la Taquería de Nelly.

Las imágenes de las cámaras de seguridad revelaron que el ladrón incluso se puso guantes de servicio de alimentos para preparar la comida, informó Associated Press.

Will Colon, quien descubrió que el restaurante había sido robado cuando llegó a la mañana siguiente, dijo que el ladrón estuvo “cocinando una tormenta”.

En este caso, el ladrón también robó dinero. Abrió la caja registradora y se fue con el contenido, según Associated Press.

Colón dijo que el ladrón cocinó frijoles, pollo y camarones, y que “el tipo tenía algunas habilidades”.

Después de que terminó de comer, limpió el mostrador y cubrió y refrigeró la comida que sobró.

Ladrón culinario surcoreano

En Corea del Sur, un ladrón irrumpía en los restaurantes con el único propósito de cocinar y comer la comida que tenían dentro. Después de sus comidas, lavaba los platos y ordenaba, según The Korea Times.

El hombre tiene más de 10 condenas por sus actos. Los policías que trataron con el hombre, apellidado Lee, incluso pusieron en práctica una recomendación culinaria que obtuvo en una de sus incursiones ilícitas.

“Una vez le ofrecimos comida china que íbamos a pedir mientras lo investigábamos”, dijo un policía de Coréa del Sur que conoció a Lee a Yonhap New Agency, a través de The Korea Times. “Aparentemente este tipo se había colado antes en ese restaurante chino y dijo que vio cucarachas en la cocina. Ahora nunca pedimos comida china de ese lugar”.

*****

Historias de convicción:

Trabajó para la mafia y fue un adicto durante décadas, al fin se libera con ayuda de la meditación

TE RECOMENDAMOS