Fue víctima de ciberbullying por sus dientes, pero un extraño logra transformarla

Por Robert Jay Watson
30 de Julio de 2019 Actualizado: 01 de Agosto de 2019

“Fue un cambio de vida. Había estado así durante 32 años. Para que eso cambiara… era como, ‘¿Quién eres tú? ¿Quién eres ahora?'” Internet puede ser un lugar cruel, especialmente en una época en la que a cualquiera que no se ajuste a los estándares de belleza típicos se le hace sentir avergonzado por cosas sobre las que no tiene control, como su cabello, su piel, su cuerpo o incluso su sonrisa.

Eso es lo que le pasó a la mujer de St. Louis, Jessica McDaniels, a quien odiaban los ciberacosadores debido a su sobremordida y a sus dientes dañados. Pero cuando los acosadores esperaban hundir a Jessica, su veneno terminó inspirando una reacción que cambiaría su vida para siempre.

Durante años, Jessica había luchado con problemas de salud, primero con sus oídos y luego con sus dientes. Aunque ella había querido ver a un dentista cosmético durante años, esta madre soltera que cría a tres niños tiene que trabajar largas horas como peluquera solo para mantener las cosas juntas. Según St. Louis Post-Dispatch, un dentista le había cotizado una tarifa de 3000 dólares para todos los procedimientos necesarios.

Pero, por mucho que Jessica quería aceptarse y amarse a sí misma como era, cuando una amiga publicó una foto de ella sonriendo con sus dientes deformes, se convirtió en algo masivamente viral, ya que fue atacada por crueles ciberacosadores.

Los acosadores no tuvieron piedad, diciendo que ella “debería estar en un zoológico”, llamándola “burro”, y diciendo que “ni siquiera debería tener hijos”, todo debido a sus dientes, como ella le dijo a WBIR en Knoxville. Para Jessica, la vergüenza e incomodidad por sus dientes no era nada nuevo, pero no podía entender el odio que su foto había desatado.

“No soy débil”, dijo Jessica, según St. Louis Post-Dispatch. “Puedes ser la persona más linda del mundo y tener la actitud más fea”.

Pero para lo que estos terribles acosadores no estaban preparados era para la oleada de apoyo que tomaría el relevo después de que Jessica fuera atacada. Comenzó con toneladas de personas que habían tenido frenillos, cirugías dentales y otros problemas dentales para expresar su simpatía y apoyo. Le dijeron a Jessica que era hermosa y que ignorara a los que la odiaban.

Pero la antigua compañera de clase de Jessica, Crystal Starks, decidió que eso no era suficiente. Quería que Jessica se sintiera más bella y les mostrara a los acosadores que no podían ganar. Como dijo Crystal al St. Louis Post-Dispatch, “para una persona que hace algo inocente, es horrible que la tomen desprevenida y se aprovechen de ella. ¿Para qué? ¿Para unos me gusta en Facebook?”.

Crystal comenzó una campaña GoFundMe para ayudar a recaudar fondos para que Jessica recibiera el tratamiento dental que necesitaba. Como escribió en la página de la campaña: “en lugar de criticar y derribar a Jessica, apoyemos su sueño de hacer que su sonrisa sea perfecta. Como ciudadanos, necesitamos unirnos y convertir esta negatividad en positividad”.

Pero no solo Crystal y las más de 270 personas que donaron dinero ayudaron a inclinar la balanza, sino también la Dra. Maryanne Udy de Northwest Oral Maxillo-Facial Surgeons y el Dr. Thomas Matthes, un prostodoncista, ambos trabajando en el área de St. Louis. La Dra. Udy se enteró del caso de Jessica y supo que podía ayudar. Sorprendentemente, ella accedió a tomar el caso completamente gratis.

“Definitivamente quería ayudarla por la forma en que manejó su situación… y pensé: ‘hombre, tengo la capacidad de ayudarla'”, dijo la Dra. Udy a WBIR. Ella se convirtió en una amiga y aliada maravillosa, y Jessica tuvo el apoyo de su madre, Pat McGee, que nunca dejó de creer en ella.

Al acercarse la cirugía, le dijo a su hija, según St. Louis Post-Dispatch, “sé fuerte, Dios te cubre la espalda”.

Después de la cirugía, Jessica y su mamá no podían creer el cambio. Ella tenía su sonrisa de vuelta. “Fue un cambio de vida. Había estado así durante 32 años. Para que eso cambiara… era como,’¿Quién eres tú? ¿Quién eres ahora?'”, le dijo a WBIR.

Pero Jessica es la misma madre fuerte y luchadora que siempre fue. “Antes me veía bien. Ahora me veo aún mejor”, le dijo al St. Louis Post-Dispatch.

Un conductor ayuda a un anciano que se estaba congelando al lado de una carretera en Alaska

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS