Mujer suplica por un cuarto aborto gratuito y luego amenaza al médico que le hace la cirugía

Por Daniel Holl - La Gran Época
07 de Mayo de 2019 Actualizado: 07 de Mayo de 2019

Una mujer rogó a los médicos de un hospital que le hicieran un aborto gratuito después de afirmar que su novio la había abandonado. Luego de que los médicos accedieron a sus peticiones, la mujer exigió una compensación económica y un bebé a la doctora a cargo. La policía la sacó de la escena después de que ella hiciera amenazas, según medios de comunicación de China continental.  

La mujer de 20 años, apellidada Li, dijo que había tenido tres abortos en el mismo hospital.  Vino rogando por un cuarto aborto después de que su novio y su familia la abandonaran el 28 de abril, según el canal de televisión Guizhou Broadcast Channel.

Después del aborto, Li exigió dinero y un bebé como compensación al médico que realizó la cirugía, Zeng Aifeng. Zeng es el médico encargado del Hospital de Médicos Jubilados de la Provincia de Guizhou, China.

Suplica de rodillas

Gran parte del drama se desarrolló en un consultorio, donde tres médicos compartían una mesa. Li entró en la oficina descalza con los zapatos en la mano. Inmediatamente se arrodilló ante Zeng.

Zeng (izquierda) sentada y mirando a Li (centro abajo) arrodillada en el suelo. (Guizhou Broadcast Channel)

“Le suplico que me ayude, realmente no tengo otra opción”, dijo Li mientras se arrodillaba ante Zeng. “Estoy embarazada, el hombre no quiere al bebé, así que me abandonó. No sé qué hacer ahora. Le ruego que me haga un aborto”.

Zeng pidió a Li que se sentara, y luego discutió la situación con ella. Anteriormente, Li había tenido muchos novios diferentes y había recibido tres abortos en el mismo hospital, el primero en 2017, según KNews, un importante medio de noticias en video de corta duración en China.

Li en una entrevista antes del aborto. (Guizhou Broadcast Channel)

Li había sido abandonada por su novio, y Zeng se conmovió con su súplica llorosa.

“Su cara estaba cubierta de lágrimas mientras me hablaba. Me pidió que la salvara”, dijo Zeng al canal de televisión Guizhou Broadcasting Channel.

“Ella había tenido varios novios antes y había sido abandonada en cada oportunidad, y también había tenido varios abortos”, dijo Zeng al canal de televisión. “Pero esta vez, toda su familia se entristeció [por el embarazo] y todos la abandonaron”.

Como no había familiares dispuestos a firmar los papeles, el hospital se mostró reacio a hacerle un aborto.

Zeng Aifeng, médico encargado de obstetricia en el Guizhou Retired Doctor Hospital. (Guizhou Broadcast Channel)

“No voy a firmar y ella no me importa”, dijo el padre de Li en una entrevista telefónica con KNews. “Es como si ni siquiera tuviera esta hija”.

Al día siguiente, Li vino al hospital una vez más y repitió el proceso de arrodillarse en el suelo y rogar por un aborto gratuito.

Li dijo que cada vez que intentaba llamar a su novio, él no contestaba, según el canal de televisión. Incluso trató de llamar con otro número, pero dijo que él colgó justo cuando escuchó su voz. “Dice que no reconoce a este niño”, contó Li.

“Tengo 20 años, soy mayor, así que puedo firmar por mí misma y puedo asumir toda la responsabilidad”, dijo Li al canal de televisión. “Aunque ahora no tengo dinero, me aseguraré de trabajar duro para pagar todo más tarde”.

Los médicos decidieron entonces hacerle un aborto después de escuchar sus súplicas.

Cambio de corazón

Después de la cirugía, se esperaba que Li descansara en la sala del hospital. Sin embargo, regresó al consultorio del médico, donde antes había rogado por un aborto, pero su tono había cambiado por completo.

Ahora Li estaba exigiendo que Zeng le prestara dinero para cubrir sus gastos de subsistencia. Cuando Zeng rechazó la petición, empezó a hacer una escena llena de lágrimas.

Li sentada en la silla de Zeng mientras exige dinero o un niño. (Guizhou Broadcast Channel)

Surgió una discusión entre las dos, cuando Li exigió a Zeng que le diera dinero e incluso un bebé como compensación por el aborto. Li amenazó con venir todos los días, o con encontrar al médico después del trabajo hasta que se cumplieran sus demandas.

“Está bien si no me dejas quedarme aquí hoy, esperaré a que salgas del trabajo otro día”, dijo Li, amenazando indirectamente a Zeng. ” Haz lo que quieras”. Después de hacer el comentario despectivo Li sale del consultorio.

“Ella dijo que si no le hubiera hecho el aborto, no estaría así ahora mismo”, dijo Zeng en la grabación de seguridad.

“¡Me estás acosando!” gritó Zeng, mientras Li se sentaba fuera de la oficina. “¿Te he ofendido? Entonces, ¿cómo es que realmente te he hecho daño?”.

Li, sosteniendo un cuchillo (fuera de la vista) mientras discute con un guardia de seguridad. (Guizhou Broadcast Channel)

El personal no pudo soportar el comportamiento de Li y la denunció a la policía.

Entonces Li corrió a un cuarto lateral y agarró un cuchillo que el personal usa para preparar la comida. Apuntó al guardia que la siguió a la habitación y dijo: “¿Quién te dijo que llamaras a la policía?”.

“No se mueva y baje el cuchillo”, dijo un guardia de seguridad en el video. “Baje el cuchillo”.

“No lo voy a dejar”, dijo Li. Pero el guardia agarró rápidamente el arma de su mano. “Muévete, sal fuera”, le dijo el guardia.

“¡No iré!” gritó Li, mientras se echaba hacia atrás en la esquina cerca del dispensador de agua.

Cuando la policía llegó, se la llevaron del hospital. En los informes no se indica si fue detenida o arrestada.

***

Mira a continuación:

Palden Gyatso, un monje tibetano perseguido por su fe

En la cárcel, sufrió las formas más brutales de tortura a manos del régimen chino. Esta es la historia de un monje tibetano perseguido y su fe inquebrantable.

TE RECOMENDAMOS