Fue torturada hasta morir en campo de trabajo forzado hace 18 años, su familia aún espera el cuerpo

Por Li Yen
18 de Julio de 2019 Actualizado: 19 de Julio de 2019

El dicho “el tiempo cura todas las heridas” es cierto en muchas circunstancias. Sin embargo, la devastadora pérdida de Wang Kefei —ex miembro del personal del Banco Agrícola de Changchun— en manos del Partido Comunista Chino sigue aún pesando fuertemente en los hombros de su familia, a pesar que ya pasaron casi dos décadas desde su trágica muerte.

Wang Yifei, ex periodista del Partido Comunista Chino, que vive en el exilio en San Francisco después de haber escapado de la persecución en su país natal, todavía lucha por sanar el dolor de la pérdida de su amada hermana, Kefei. Con la mención del nombre de su hermana en una entrevista para Fox 11 Los Angeles, ella se derrumbó.

“Ni siquiera puedo pensar en ella, porque cuando lo hago, siempre se me parte el corazón”, dijo Yifei, sollozando sin parar. “Pienso en cuando éramos jóvenes y jugábamos juntas, era una chica brillante”.

Kefei, la hermana de Yifei, fue presuntamente perseguida hasta la muerte en el campo de trabajo forzado de Changchun Heizuizi por practicar una antigua práctica de meditación llamada Falun Dafa, también conocido como Falun Gong, también conocida como Falun Dafa.

Wang Yifei busca justicia para su hermana, Wang Kefei. (Crédito: ©SWOOP FILMS)

Según Minghui.org —un centro de intercambio de información de primera mano relacionada con la persecución de este ancestral sistema espiritual, un testigo informó que durante el período de la huelga de hambre de un mes, Kefei fue torturada por los guardias de los campos de trabajos forzados, tanto física como mentalmente. El testigo también añadió: “Durante dos años de detención, fui testigo del comportamiento extremadamente brutal y malvado de los guardias; ellos son los verdaderos asesinos. Kefei es solo una de los muchos practicantes de Falun Dafa perseguidos”.

El 20 de diciembre de 2001, Kefei fue enviada al Hospital de la Policía de Tiebei y murió el mismo día. “Unos días antes de su muerte, incluso antes de que enviaran a Kefei al hospital, los funcionarios del campo de trabajo obligaron a todas y cada una de las personas a firmar una declaración en la que se decía que la muerte de Wang Kefei no tenía nada que ver con el guardia Wang Lihua”, continuó el testigo.

Wang Kefei a temprana edad. (Crédito: ©Minghui)

Aunque han pasado casi 18 años desde ese trágico incidente, Yifei y su familia siguen buscando justicia por el asesinato de Kefei. Han exigido que el gobierno chino devuelva su cuerpo.

Durante un viaje a China en 2015, Gordon, el esposo de Yifei, grabó en secreto la negociación que se realizó con la autoridad en el campo de trabajo.

En el video filmado en secreto, Gordon es visto sentado en la oficina del campo de trabajo. Había viajado específicamente a China en 2015 para buscar justicia y recuperar el cuerpo de Kefei. Esperó una hora y media con otros miembros de la familia solo para ver al director del campo de trabajo. “Han pasado 15 años y no la hemos visto, solo queremos ver el cuerpo”, dijo un miembro de la familia. “Queremos saber si todavía está aquí, escribimos cada año para pedir ver el cuerpo”.

El director respondió: “Todavía está aquí. Pagamos las tarifas de la morgue cada año, yo firmo cada año, cada seis meses”. Sin embargo, el director le dijo a la familia que todavía no podían ver el cuerpo a menos que estuvieran de acuerdo en que “ella murió por causas naturales”. En respuesta a la petición irrazonable, la familia dijo: “No tienes pruebas de que fue natural. En pocas palabras, director, ¡ella no murió por causas normales!”.

Al escuchar la acusación de la familia, el director permaneció en silencio. El silencio del director parecía una admisión de la acusación que Kefei fue torturada hasta la muerte por las autoridades en el campo de trabajo. Al final, la familia dejó el campo de trabajo con las manos vacías.

Campo de trabajo forzado
Imagen Ilustrativa (Crédito: ©Minghui)

A pesar de la poca esperanza con el paso del tiempo, la familia no dejará de intentar recuperar el cuerpo de Kefei. Nunca pararán de buscar justicia por el asesinato de su ser querido, quien creen que fue perseguida hasta la muerte a manos de las autoridades chinas.

Al hablar con Fox 11, dijo Gordon: “Quería saber la verdad sobre la muerte de Kefei. Y quería que su cuerpo fuera entregado”.

Tanto Yifei como Kefei eran practicantes de Falun Dafa, una antigua práctica de cultivación de mente y cuerpo basada en los principios de la Verdad, Benevolencia y Tolerancia. Falun Dafa en la actualidad es practicado por personas en más de 100 países, y ha recibido más de 2000 premios y reconocimientos.

Cientos de practicantes de Falun Dafa se reunieron en la Plaza de Geología de Changchun en la mañana de mayo de 1998. (Crédito: ©Minghui)

Sin embargo, en China, el ex líder del Partido Comunista Chino (PCCh) Jiang Zemin lanzó una brutal persecución para erradicar la práctica el 20 de julio de 1999. Con un estimado de 70 a 100 millones de practicantes solo en China, el PCCh percibió la presencia de Falun Dafa como una amenaza a su gobierno autoritario.

Desde entonces, los seguidores de esta práctica han sido difamados, calumniados y perseguidos. Para disipar las mentiras difundidas por el partido comunista, muchos practicantes han ido a la Plaza de Tiananmen y a otros lugares para dar a conocer los inmensos beneficios de la práctica y también han hecho un llamado para que se detenga la brutal persecución. En las últimas dos décadas, millones de personas inocentes en China han sido despedidas, expulsadas, encarceladas, torturadas o asesinadas simplemente por practicar Falun Dafa.

En 2001, las dos hermanas fueron arrestadas por sostener pancartas que decían “Falun Dafa es bueno” en la plaza de Tiananmen. Yifei y Kefei fueron arrestadas y encarceladas en campos de trabajo para ser “reeducadas” y fueron forzadas a renunciar a sus creencias. Sin embargo, Yifei escapó de la tortura y la muerte y fue liberada por un guardia compasivo.

Por desgracia, Kefei nunca salió del campo de trabajo. A su familia le dijeron que Kefei, de apenas 30 años en ese momento, murió de un ataque cardíaco después de pasar cuatro meses en el campo de trabajo.

Sin embargo, Yifei y su familia nunca han creído que Kefei falleció de un ataque al corazón. Cuando la familia vio el estado de Kefei en el hospital, supo que estaba siendo torturada hasta la muerte. “La familia no lo cree, la vieron en el hospital, quieren una autopsia y quieren comprobar si tiene un traumatismo por objeto contundente en los huesos, ese tipo de cosas”, dijo el reportero investigador de Fox 11, Bill Melugin.

Y añadió: “La familia espera tener un funeral formal para ella [Kefei] y lo que es más importante, quieren una autopsia. Una vez más, el campo le dijo a la familia que murió de un ataque al corazón a los 30 años”.

Uno no puede imaginar la tortura inhumana por la que Kefei tuvo que pasar mientras estaba retenida en el campo de trabajo chino.

Según Status of Chinese People, un sitio web que expone los abusos contra los derechos humanos en China, hay hasta 100 tipos de tortura utilizados contra estos prisioneros de conciencia, tales como golpizas salvajes, abuso sexual, esposamiento en posiciones dolorosas durante largos períodos, exposición a condiciones climáticas extremas, alimentación forzada con orina o heces, quemaduras de cigarrillos, confinamiento solitario, privación del sueño y empalamiento de las uñas con palos de bambú afilados.

“Estas son personas que solo están tratando de vivir”, dijo Kay Rubacek. “Esta no es una persona que murió de un ataque al corazón”, continuó, aludiendo a la misteriosa muerte de Kefei. “Hablamos de tortura brutal, ¿y para qué? Para defender la libertad de creencia, algo que damos por sentado”.

Kay Rubacek, productor de Swoop Films, ha realizado un documental titulado Finding Courage, que describe la desgarradora historia de la familia Wang, así como la persecución a Falun Dafa por parte del régimen chino.

Para saber más sobre el documental Finding Courage, visite su sitio web.

Mira el trailer del documental a continuación: 

Falun Dafa (también conocido como Falun Gong) es un sistema de meditación para el mejoramiento personal basado en los principios universales de Verdad, Benevolencia y Tolerancia. Fue presentado al público por el Sr. Li Hongzhi en 1992 en China. Actualmente lo practican más de 100 millones de personas en más de 120 países. Sin embargo, este sistema de meditación pacífica está siendo brutalmente perseguido en China desde 1999. Para más información, por favor visite: falundafa.org y faluninfo.net.

Niño fue separado de su mamá a los 12 años pero nunca perdió la fe de volverla a ver

Por favor ayuda a La Gran Época a continuar ejerciendo un periodismo independiente. ¡Gracias por tu apoyo!

TE RECOMENDAMOS