Multimillonario dona 1000 millones de dólares para salvar el 30 por ciento del planeta devastado

Por Catherine Bolton - La Gran Época
08 de Mayo de 2019 Actualizado: 08 de Mayo de 2019

Salvar el planeta parece una tarea desalentadora y casi imposible de superar, ya que los efectos de la deforestación incontrolada y la contaminación industrial dejan a las plantas, a los animales y los ecosistemas devastados o incluso extinguidos.

Tomará una tremenda cantidad de tiempo y esfuerzo limpiar el daño que ya se hizo y desarrollar nuevas formas sostenibles de vivir sin poner al planeta en un riesgo aún mayor.

Todo eso significa que va a costar bastante dinero, pero gracias a un empresario y filántropo que es notoriamente neutral en este aspecto, todavía hay esperanzas en el horizonte.

Hansjörg Wyss hizo su fortuna vendiendo equipos médicos, fundando una empresa que fabrica placas internas y tornillos para huesos rotos. Después de ser criado en un apartamento en Berna, Suiza, por una familia de clase media, se convirtió en uno de los 300 individuos más ricos del mundo a partir de 2019.

Hay muchas cosas que la gente puede hacer con un estimado de 5900 millones de dólares en patrimonio neto personal, incluso con la posibilidad de seguir haciéndolo, pero para Hansjörg, la perspectiva de imaginar un planeta destruido completamente por sus habitantes es más de lo que se puede soportar.

Se informó en octubre que Hansjörg planea donar la suma de 1000 millones de dólares a la conservación del planeta en la próxima década, por lo que su misión personal es contribuir de manera singular a los esfuerzos ambientales para que su fundación sea la única responsable de salvar el 30 por ciento del planeta en su conjunto.

El dinero no va a parar a un solo lugar, ya que el propio Hansjörg está trazando un plan para repartir la riqueza, literalmente, entre varias iniciativas y esfuerzos para hacer la mayor diferencia. Estará invirtiendo en proyectos de investigación para la conservación y la vida sostenible, además de gastar dinero para comunicar mejor sus iniciativas al mundo y arrojar luz sobre cómo conservar mejor los hábitats terrestres y oceánicos para las plantas y los animales.

Los científicos estiman que, si bien todas las especies animales se enfrentan a la extinción en un momento u otro, la tasa actual de extinción es 1000 veces más rápida que antes de la actividad humana.

Para frenar esto, explicó Hansjörg, es necesario convertir cada vez más la superficie de la tierra en refugios, hábitats de vida silvestre y parques nacionales públicos y reservas marinas. Planea gastar dinero trabajando para que eso sea posible y al mismo tiempo financiando proyectos para ayudar a investigar las mejores maneras de hacer estas conversiones y cómo ayudar a las comunidades a mantener áreas como ésta dentro de sus propios ambientes.

“Lo que encontramos a lo largo de los años es que, si no es impulsado por gente que vive en estas comunidades, si no hay un compromiso local, entonces vas a tener un problema político, vas a tener el problema de que estos lugares [no] estén protegidos permanentemente”, explicó Greg Zimmerman, que trabaja como director de comunicación para la recaudar dinero para el programa titulado Campaña Wyss para la Naturaleza.

Es un largo camino para encontrar un punto en el que el daño que los humanos hicieron al planeta Tierra se revierta notablemente, pero Hansjörg ya dio grandes pasos. Solo a finales de 2018, ya había dado 66 millones de dólares en fondos para iniciar los proyectos en los que esperaba involucrarse y en los próximos nueve años, hay otros 930 millones de dólares en proceso de ejecución.

Mira el clima extremo en todo su esplendor

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS