El Barcelona de Messi aplastó la ilusión de River

20 de Diciembre de 2015 Actualizado: 20 de Diciembre de 2015

En un partido intenso y bien jugado por ambos equipos, el Barcelona le gana este domingo (20/12) 3-0 a River Plate por el partido que corresponde a la final de la Copa Mundial de Clubes de Japón 2015.

El elenco ‘Millonario’ llegó a esta instancia luego de superar a Sanfrecce por 1-0, mientras que Barcelona, pese a las ausencias de Messi y Neymar, doblegó a Gunagzhou por 3-0.

El equipo de Núñez, que ya ganó también en Japón la Copa Intercontinental en 1986 ante Steaua Bucarest de Rumania (era un sólo partido y fue 1-0), llega a esta definición ante un equipo que es considerado hace rato como el mejor del mundo, por funcionamiento y sus buenas individualidades.

Barcelona cuenta con Lionel Messi, el mejor de todos, como estandarte, apuntalado por un Andrés Iniesta, que es un notable jugador, el brasileño Neymar y un brillante goleador como el uruguayo Luis Suárez. Estas figuras eclipsan a cracks del nivel del argentino Javier MascheranoGerard Piqué,Sergio Busquets o el brasileño Dani Alves, entre otros.

En caso de culminar igualado el cotejo al término del tiempo reglamentario, se recurrirá a 30 minutos suplementarios y de subsistir el empate se dirimirá el título con remates ejecutados desde el punto penal.

En relación a la victoria del elenco blaugrana sobre el conjunto riverplatense en el primer tiempo, el equipo de Núñez imprimió presión alta con sus dos delanteros, Lucas Alario y Rodrigo Mora para intentar contener los avances de Piqué y de Mascherano. Así, el ‘Millonario’ presionó alejado de su arco desde la mitad de cancha para cortar los avances de Messi, Suárez y Neymar Jr.

Los comandados por Marcelo el ‘Muñeco’ Gallardo estuvieron bien parados dentro del campo de juego apostando a las pelotas aéreas. Con esta metodología, Matías Kranevitter se asoció con Tabaré Viudez, quiénes le habilitaron un pase para Mora que cabeceó por arriba del arco de Claudio Bravo a los 5’.

River le jugó de igual a igual al ‘Barsa’ forzándolo a su desgaste aprovechando su superioridad numérica en el sector defensivo jugándole muy alto y no dejándolo crecer. Recién a los 8’, el elenco ‘Culé’ tuvo su primera posibilidad con el avance de Luis Suárez, Neymar e Iniesta que rápidamente motivó la intervención del arquero riverplatense Marcelo Barovero. 2’ después, Lionel Messi ejecutó un remate que rebotó en Eder Álvarez Balanta y que rápidamente controló Barovero.

A partir de los 11’ el Barcelona empezó a desnudar las falencias defensivas de los ‘millonarios’ con las subidas de Suárez y Neymar. En tanto, River salió de contragolpe con Viudez que salió a cortar a Mascherano. El ‘Millonario’ apostó a los pases verticales para poder romper la defensa del ‘Barsa’.

Sin embargo, a los 23’ Dani Álves ejecutó un disparo de aire ingresando al área forzando la respuesta de Barovero.

Pese al avance del Barcelona, el elenco de la ‘Banda Roja’ no dejó de presionar al equipo que dirige Luis Enrique con el avance de Mora sirviéndole un pase a Lucas Alario quién remató desde afuera del área que contuvo el guardavalla Claudio Bravo.

No obstante, a los 31’, el equipo ‘Catalán’ buscó variantes en la ofensiva con Messi desde el medio al primer palo de Barovero. 1’ después el brasileño Neymar ejecutó un tiro libre que aprovechó Messi para quedar mano a mano con Barovero. A los 35’, el ‘Barsa’ contó con una de sus pocas situaciones claras con un tiro corto de ‘La Pulga’ que puso en ventaja 1-0 a los catalanes. En tiempo adicionado, Messi le envió un pase a Suárez que pasó cerca del arco de Barovero.

En el entretiempo, Pity Martínez y Lucho González habían reemplazado a Mora y Ponzio. Pero el 2-0 llegó tan pronto que el corazón de River estaba dolido y la maquinaria futbolística que resulta ser el Barcelona dio sus mejores señales. Messi lo tuvo dos veces, con un remate débil primero y con otro disparo colocado que despejó Maidana en la línea de sentencia, minutos más tarde. Los ases y el siete bravo se turnaban para dejar su marca: volvió Leo a combinar con Neymar y la respuesta fue una floja definición del N°10.

El primer gol de Suárez:

Cada ataque de Barcelona llevaba aroma de gol, mientras River se desesperaba para controlar esa andanada y, si le quedaba oxígeno, intentaba lastimar. Fue sin ideas, casi a ciegas, sin un patrón definido. Todo lo contrario pasaba en la otra vereda, donde Busquets e Iniesta era los que dosificaban la energía, esa que consumían a borbotones Messi, Neymar y Suárez cuando se lanzaban en combinaciones de ataque.

Lanzó Neymar cuando promediaba el capítulo final y Suárez, de cabeza, dejó sin reacción a Barovero. La última foto fue la gente de River dando muestras de agradecimiento, un tiro de Pity Martínez que Bravo hizo estrellar en el poste y la celebración catalana.

El segundo gol de Suárez

El tridente letal del fútbol mundial hizo de las suyas en la final del Mundial de Clubes, un torneo que a Barcelona lo deja como el más ganador, con tres títulos, y a River lo deja vacío, después de un ciclo inolvidable que, como para todos los equipos argentinos, no tuvo un final feliz.

Le recomendamos: Los porteños despiden el año con la magia de los documentales de Shen Yun frente al Colón

 

TE RECOMENDAMOS