Muñeca Barbie puede ayudar a resolver el caso de una niña asesinada hace 23 años

Por Sarah Lee -La Gran Época
22 de Enero de 2019 Actualizado: 22 de Enero de 2019

Hace 23 años, una niña de 6 años de Salt Lake City, Utah, fue secuestrada, agredida sexualmente y asesinada. Poco después, colocaron una muñeca Barbie sobre su tumba. Sin embargo, el asesino nunca fue encontrado.

Ahora los investigadores creen que la muñeca puede dar pistas sobre quién fue el responsable de la muerte de Rosie Tapia.

La madre de Rosie, Lewine Tapia, dijo a Fox13 que en el pasado varios objetos fueron dejados en la tumba de su pequeña.

“Así que los recogí y me los llevé a casa”, dijo Tapia.

Rosie fue secuestrada de su habitación en la casa de su familia el 13 de agosto de 1995. Horas más tarde, su cuerpo fue encontrado en un canal del río Jordán. Nunca se hicieron arrestos.

En 2017, se formó una asociación para ayudar a solucionar el caso sin resolver, informó KUTV. Se creó un sitio web en whokilledrosie.com con una línea telefónica confidencial e información de contacto para los familiares de Rosie, y la familia rogó al público que informaran sobre cualquier cosa que supieran.

“Su familia sigue buscando justicia”, afirma el sitio web. “Quieren un arresto y no sólo que ayudemos, sino que resolvamos este horrendo crimen.”

El 17 de enero, la Utah Cold Cast Coalition, una organización sin fines de lucro, celebró una conferencia de prensa con el propósito de averiguar si alguien en la comunidad sabía algo sobre la muñeca.

“Es una muñeca Barbie que fue fabricada en 1994”, dijo el investigador privado Jason Jensen, según Fox13.

El grupo dijo que dos personas que tenían una fijación con  las muñecas Barbies ya fueron identificadas como personas de interés potencial.

La Barbie también puede contener el ADN de cualquiera que haya tocado la muñeca, dijo la policía, y las nuevas técnicas de extracción y análisis de ADN pueden ayudar a resolver el caso.

“En esta solución buffer hay células de la piel de aquellos que han tocado la evidencia”, dijo Francine Bardole, una analista forense de la Policía de West Jordan City, informó Fox13.

Sin embargo, el análisis es costoso, y si el público en su lugar pudiera proporcionar información útil, entonces eso sería aún mejor, señalaron los investigadores.

“Si alguien se presenta y dice: ‘Sé quién dejó eso allí’, o ‘Yo dejé eso allí’, entonces así podemos confirmarlo; con eso ahorraríamos nuestros recursos”, dijo Karra Porter, cofundadora de la Utah Cold Case Coalition.

En unas cuatro o seis semanas, la asociación dijo que seguirá adelante con el análisis de ADN.

Aunque la madre de Rosie dijo no tener muchas esperanzas de que alguien se presentara, estaba feliz de que la gente siguiera investigando el caso de su hija.

“Espero que el Señor me deje vivir hasta que encontremos a la persona que se llevó a mi hija”, dijo Tapia en una conferencia.

 

Mira a continuación:

Cómo los médicos en China se convierten en asesinos

TE RECOMENDAMOS