Muñecos con síndrome de Down hechos en España ganan premio al “mejor juguete 2020” y promueven valores

Por Mariana Buendia
27 de Octubre de 2020
Actualizado: 27 de Octubre de 2020

Los juguetes suelen estar hechos para entretener a los niños, pero es mucho mejor que también ayuden a crear conciencia y valores en los más pequeños. Una colección de muñecos con síndrome de Down logró este objetivo y ganó un merecido premio al mejor juguete del año 2020.

La Asociación Española de Fabricantes de Juguetes seleccionó la colección de Miniland, una empresa que tiene más de 50 años en el medio y se ubica en el municipio de Onil, España, para obtener el premio en la categoría de “Mejor juguete valorado por el jurado profesional”. El premio es reconocido a nivel nacional e internacional y fue elegido entre 81 juguetes diferentes de 24 empresas participantes, según informa la página de la asociación.

Los singulares muñecos hechos a mano en España, además de promover el juego y el entretenimiento, ayudan a visibilizar las diferencias y la discapacidad. Incluyen una niña y un niño caucásicos, y un niño y una niña africanos con síndrome de Down.

Como señalan Miniland en su página, estos juguetes tienen el objetivo de promover “un mundo más abierto, inclusivo y tolerante hacia la diversidad”.

Además, el reconocimiento se realizó en el mes de octubre, que es conocido como el mes de la concienciación sobre el síndrome de Down, señaló la empresa en una publicación en sus redes sociales agradeciendo el reconocimiento:

“Nos hace muy felices haber conseguido este importante reconocimiento a nivel nacional e internacional, y no podía ser en mejor momento, ya que estamos en el mes de concienciación sobre el Síndrome de Down”.

También expresan su gran compromiso con los valores, tratando de promoverlos a través del juego. El respeto, la empatía y la tolerancia son algunos de los aprendizajes que reciben los niños que interactúan con estos particulares muñecos.

La colección que se encuentra en la línea de Miniland Dolls, también incluye muñecos latinoamericanos y asiáticos teniendo la intención de promover la diversidad, señaló Victoria Orruño, directora de marketing, según El Mundo.

Pero esta no es su única colección orientada a promover la inteligencia emocional en los niños. Otro de sus juguetes, que estuvo como finalista en la categoría de Infancia y Preescolar, fue Emotions Buddy que, según describen, es “un simpático monstruito con piezas intercambiables para formar distintas expresiones en su cara” que ayuda a que los niños puedan comprender más fácilmente las emociones cómo la alegría, el miedo la tristeza, el enojo y el amor.

Una colección de juguetes realmente diferente, que ayuda a que los pequeños se diviertan, interactúen y desarrollen sus habilidades, al mismo tiempo que promueve la inclusión y los valores. Una buena mezcla de características para un juguete.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Mamá comparte el secreto que liberó a su hijo del autismo

TE RECOMENDAMOS