Murkowski no puede “votar para condenar” a Trump, dice que el proceso de impeachment esta “podrido”

Por Isabel van Brugen
04 de Febrero de 2020
Actualizado: 04 de Febrero de 2020

La senadora Lisa Murkowski (R-Alaska), considerada un posible voto decisivo en el juicio de impeachment contra el presidente Donald Trump, dijo el 3 de febrero que “no puede votar para condenar” al presidente, ya que calificó de “podrido” al fundamento del proceso de investigación.

Antes de la votación sobre si condenar o absolver a Trump el miércoles 5 de febrero, Murkowski dijo al Senado el lunes que aunque creía que las acciones del presidente eran “vergonzosas y equivocadas”, remover a Trump de su cargo sería “la pena de muerte política”.

“No puedo votar para condenar”, dijo. “La constitución prevé el juicio político, pero no lo exige en todos los casos”.

Murkowski fue considerada anteriormente como un posible voto en contra de la exoneración del presidente. Sin embargo, criticó la investigación de la Cámara como precipitada “simplemente para cumplir un plazo artificial y autoimpuesto”.

Expresando su frustración por la forma en que la Cámara y el Senado manejaron la investigación del impeachment, se refirió al juicio del impeachment de Bill Clinton en 1999, que describió como un proceso justo, honesto y transparente. Los anteriores impeachments presidenciales —a diferencia del de Trump— dijo, fueron el resultado de años de investigación.

Mientras tanto, dijo, los miembros que estuvieron presentes durante el juicio de Clinton tomaron la postura exactamente opuesta a la que toman hoy. “Ese nivel de hipocresía es asombroso, incluso para un lugar como Washington D.C.”, añadió.

“La Cámara falló en sus responsabilidades. Y el Senado debería avergonzarse por el partidismo de rango que se ha exhibido aquí”.

“No podemos ser el mayor órgano deliberante, cuando empezamos las cosas emitiendo cartas a los medios de comunicación, en lugar de reunirnos para establecer parámetros del juicio y negociar de buena fe sobre cómo debemos proceder”, continuó. “Y a pesar de toda la charla sobre la imparcialidad, está claro para mí que pocos en esta sala abordaron esto con una mente genuinamente abierta”.

Murkowski añadió que decidió no condenar a Trump después de varios días de deliberación sobre los “corruptos cimientos del proceso”.

“Todo esto llevó a la conclusión (…) de que no habría un juicio justo. Aunque este juicio se celebró aquí en este Senado, fue realmente juzgado en la corte de la opinión pública”.

“Lo que comenzó con iniciativas políticas que degradaron la oficina del presidente, y dejó al Congreso revolcándose en el lodo partidista, amenazó con hundir la última parte del gobierno que quedaba con nosotros”.

Reconoció, sin embargo, que Trump no debería poner sus intereses personales por encima de “los de esta gran nación”.

“El presidente tiene la responsabilidad de mantener la integridad y el honor del cargo. No solo para él, sino para todos los futuros presidentes. Degradar el cargo con acciones, o incluso con insultos, lo debilita para los futuros presidentes, y debilita a nuestro país”.

Murkowski dijo que la respuesta al comportamiento del presidente no debería ser “privar del derecho de voto a casi 63 millones de estadounidenses” y eliminarlo de la votación.

“La Cámara de Representantes podría haber perseguido la censura y no saltar inmediatamente al remedio de último recurso”, dijo, añadiendo que los votantes deberían decidir el destino de Trump.

“Los votantes pronunciarán un veredicto en nueve meses. Debemos confiar en su juicio”.

El miércoles se requiere una mayoría simple para absolver al presidente o anular los artículos. Se necesita una supermayoría para condenar al presidente y destituirlo de su cargo.

*****

A continuación:

El impeachment no ayudará a encubrir el mayor escándalo político de EE.UU.

TE RECOMENDAMOS