Nace bebé milagro de mujer embarazada años después de que le sacaran sus trompas de Falopio

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
31 de Mayo de 2019 Actualizado: 31 de Mayo de 2019

Una mujer en Missouri se sorprendió por el nacimiento de su “bebé milagroso” a pesar de que tres años antes le habían extirpado las trompas de Falopio.

A pesar de haberse sometido a un procedimiento que los médicos le aseguraron que le haría imposible concebir, las pruebas confirmaron que Elizabeth Kough estaba embarazada. En marzo, dio a luz en el North Kansas City Hospital a un bebé sano de 7 libras y 6 onzas, según un informe de The Kansas City Star.

“Me sorprendí y dije: ‘Esto no estaba en mis planes'”, dijo Kough a Star. “Soy planificadora. Pero ahora, a veces, de los mejores planes, hay que deshacerse”.

Kough también afirmó que no se hizo ninguna fertilización in vitro (FIV).

Foto ilustrativa de una madre sosteniendo a su bebé. (Echo Grid/Unsplash)

“Es un bebé precioso. Soy excepcionalmente afortunada de tenerlo en mi vida”, dijo.

Un óvulo normalmente debe viajar desde los ovarios hasta la trompa de Falopio. El esperma y el óvulo deben combinarse en una de las trompas para hacer posible el embarazo, según la Clínica Mayo. Sin las trompas, hay pocas probabilidades de quedar embarazada de manera natural; la FIV sería la única otra manera de quedar embarazada.

En 2015, Kough se sometió al procedimiento, llamado “salpingectomía bilateral”. Kough tiene un historial de cáncer de ovario en su familia y el procedimiento puede reducir en gran medida su riesgo de tener cáncer.

Imagen Ilustrativa. (Crédito: KieferPix/Shuttersotck)

En ese momento tenía 35 años, estaba divorciada y ya había tenido tres hijos.

Su historial médico de la cirugía, realizada en Virginia, indica que la operación fue un éxito, y un registro patológico confirma que las trompas de Falopio fueron extraídas de su cuerpo. El procedimiento es considerado ampliamente como una de las formas más efectivas de control de la natalidad.

“Cuando me hice el procedimiento, dijeron: “Es lo más cercano al 100 por ciento[de posibilidades de prevenir el embarazo] que se puede conseguir”, dijo la madre a Star.

Kough sin embargo quedó de pronto embarazada dos años más tarde, cuando se mudó a Missouri, reportó Star.

¿Cómo ocurrió el embarazo de Kough? Una hipótesis presentada en una revista médica en 2007 (pdf) sugería que un óvulo podría, en circunstancias muy raras, pasar por alto un pequeño espacio entre el ovario y el útero, si esa área no se hubiera cerrado completamente después de la cirugía. El tránsito del huevo se denomina “migración transperitoneal”.

“No sé si fue sólo un milagro médico y una oportunidad entre un millón, o si estaba absolutamente destinado a serlo”, dijo Kough. “Sólo soy una personita. No sé nada sobre el universo más grande y el plan de Dios para nosotros. Pero sé que (el bebé) es definitivamente muy especial. Especial para mí y para nuestra familia”.

El Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos dice que la tasa de embarazo de las mujeres que se han sometido a una extirpación parcial de las trompas de Falopio es de aproximadamente 20.1 por cada 1000 personas. La tasa cambia a 7,5 por cada 1,000 si las trompas de Falopio se extirpan parcialmente inmediatamente después del parto. No hay suficientes datos sobre las mujeres que quedan embarazadas después de la extirpación de ambas trompas de Falopio.

Kough dio a luz a Benjamin a través de una cesárea planificada. La feliz y sorprendida madre le dijo a Star que los cirujanos verificaron si los tubos aún estaban dentro.

“Dijeron:’No, no hay nada allí. El cirujano hizo todo correctamente. No hay tubos”, dijo. “Así que, realmente es un bebé milagroso”.

Las historias de mujeres que dan a luz naturalmente después de que se les extirpan las trompas de Falopio son escasas y distantes, pero algunas han sido registradas.

Uno de los relatos fue contado por el Dr. Harley Rotbart en 2016 en su libro “Los milagros que hemos visto”.  El médico dijo que una mujer quedó embarazada de forma natural dos años después de que le extirparon las dos trompas de Falopio, relató Rotbart.

“‘¿Cómo puede ser esto?’ Yo personalmente le había extirpado las dos trompas de Falopio con la confirmación del laboratorio de patología… No puedo imaginarme cómo sus óvulos pudieron llegar al útero para ser fertilizados sin trompas de Falopio para llegar allí.

¿”Imposible”? Sin embargo, sucedió. La madre consideró esto como un milagro, y yo no podía estar en desacuerdo”, escribió, añadiendo que la mujer pasó a tener una niña sana.

Se han reportado al menos otros dos casos de partos naturales, uno en 2013 y otro en 2015, en los que las mujeres dieron a luz años después de que se les extirparon completamente las trompas de Falopio.

También ha habido casos de mujeres que han tenido un parto natural poco después de que se les hayan extirpado las trompas de Falopio: un caso se reportó en 2015 y otro en 2018. En ambos casos, los médicos sospechan que el óvulo fertilizado, o feto, que estaba anteriormente en la trompa de Falopio, había viajado al útero antes de que se llevara a cabo la salpingectomía.

***

A continuación

Dos gemelas meditaban en un parque cuando la policía china las separa de su madre

TE RECOMENDAMOS