NASA anuncia el espectacular lanzamiento de una sonda para ‘tocar’ el Sol por primera vez

Por La Gran Época
10 de Agosto de 2018 Actualizado: 10 de Agosto de 2018

La sonda solar Parker de la NASA está a punto de despegar. A las 3:33 a.m., hora del este del sábado 11 de agosto, mientras la mayoría de los estadounidenses duermen, el Centro Espacial Kennedy de la NASA en Florida estará cargado de emoción. En ese momento, la Sonda Solar Parker partirá con la misión histórica de tocar el Sol.

Enclavada en la parte superior de un cohete Delta IV Heavy, uno de los cohetes más potentes del mundo, la sonda Parker Solar despegará hacia el Sol portando 55 veces más energía de la que se necesita para llegar a Marte. La sonda tiene el tamaño de un coche pequeño, y pesa apenas 635 kilos.

“Es una nave espacial relativamente liviana”, dijo Andy Driesman, gerente de proyecto de la misión, en el Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins. “Tiene que serlo, porque se necesita una inmensa cantidad de energía para llegar a nuestra órbita final alrededor del Sol”, comunicó la NASA.

El Administrador Asociado de la NASA para la Dirección de Misiones Científicas Thomas Zurbuchen, (Iz.), junto al astrofísico solar estadounidense, Eugene Parker (C), y el presidente de United Launch Alliance, Tony Bruno, posan para una foto frente al cohete pesado Delta IV con el Parker Solar de la NASA a bordo, el viernes 10 de agosto de 2018, en el complejo de la Cabo Cañaveral, Florida. (Crédito NASA)

La Sonda Solar Parker alcanzará velocidades de hasta 692 kilómetros por hora – lo suficientemente rápido como para llegar de Filadelfia a Washington, D.C., en un segundo – estableciendo así el récord de la nave espacial más rápida de la historia.

En su viaje de poco menos de 7 años, la sonda solar completará 24 órbitas del Sol.

“Iremos hasta donde ninguna nave espacial se ha atrevido a ir antes, dentro de la corona de una estrella”, dijo el científico del proyecto Nicky Fox de APL. “Con cada órbita, veremos nuevas regiones de la atmósfera del Sol y aprenderemos cosas sobre mecánica estelar que hemos querido explorar durante décadas”.

En una órbita tan cerca del Sol, el verdadero desafío es evitar que la nave se queme.

Los recientes avances en la ciencia de los materiales nos dieron el material para crear un escudo térmico frente a la nave no sólo para soportar el calor extremo del Sol, sino para permanecer frescos en la parte trasera”.

La sonda solar Parker es también la primera misión de la NASA que lleva el nombre de un individuo vivo: el Dr. Eugene Parker, famoso físico solar que en 1958 predijo por primera vez la existencia del viento solar, la corriente de partículas cargadas, y los campos magnéticos que fluyen continuamente desde el Sol, bañando la Tierra.

(La sonda Parker utilizará la gravedad del planeta Venus para para ajustar su curso y disminuir la velocidad. Volará por Venus 7 veces y cada vez que lo haga se acercará más al Sol)

La trayectoria de la nave espacial a través de la corona le permitira observar la aceleración del mismo viento solar que Parker predijo.

Se espera que la sonda soporte un calor infernal con temperaturas de 1.370 grados Celsius mientras hace zoom a través de la corona solar para estudiar la parte más externa de la atmósfera estelar que da origen al viento solar.

La corona del Sol es donde ocurren los eventos más extremos de esa estrella, como son las erupciones solares y las eyecciones de masa coronal.

Estas explosiones crean eventos de clima espacial que pueden bombardear a la Tierra con partículas de alta energía, poniendo en peligro a los astronautas, interfiriendo con los GPS y con los satélites de comunicaciones y, en el peor de los casos, interrumpiendo nuestra red de energía.

Esta será la primera vez que los científicos solares podrán ver los objetos de su estudio de cerca y personalmente.

“Todos nuestros datos sobre la corona hasta ahora han sido obtenidos de forma remota”, dijo Nicholeen Viall, físico solar de Goddard.

TE RECOMENDAMOS