NASA promulga un plan codicioso y práctico para salvar al mundo de un súper volcán

26 de Agosto de 2017 Actualizado: 26 de Agosto de 2017

¿Qué amenaza más a la humanidad, que cometas y asteroides que se estrellan desde el espacio exterior?

Según un Asesor Científico del Consejo de Defensa Planetaria de la NASA, es un súper volcán que se encuentra debajo de uno de los lugares más hermosos de Estados Unidos y el mundo, el Parque Nacional de Yellowstone.

El volcán en Yellowstone consigue atención regular de los medios porque erupciona cada 600.000 años. Y la última vez que erupcionó fue hace unos 600.000 años.

Este año, una multitud de terremotos golpeó la región de Yellowstone, aumentando los temores de un escenario apocalíptico. Si el volcán erupciona, un invierno nuclear seguiría y podría hacer que la humanidad se extinguiera por hambre.

Así que en lugar de manipular maneras de protegernos de los asteroides, la NASA ha estado trabajando para salvar al mundo desde Yellowstone.

Brian Wilcox, del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, envió los detalles del plan a la BBC, revelando al mundo por primera vez el ambicioso pero convincentemente práctico plan de la agencia estadounidense.

Debajo del parque de Yellowstone hay una cámara gigante de magma que se calienta con el tiempo. La única manera que se enfríe es con agua que se filtra a través de las grietas en la tierra. El agua se calienta y vuelve a la superficie a través de los géiseres y aguas termales en todo el Parque Nacional de Yellowstone.

Los turistas al lado de una fuente termal y el géiser West Thumb sobre el lago parcialmente congelado de Yellowstone, el 2 de junio de 2011. (Mark Ralston/AFP/Imágenes Getty)
Los turistas al lado de una fuente termal y el géiser West Thumb sobre el lago parcialmente congelado de Yellowstone, el 2 de junio de 2011. (Mark Ralston/AFP/Imágenes Getty)

Con eso en mente, la NASA comenzó a pensar en maneras de enfriar a la bestia. El primer plan fue literalmente, inundar la meseta con agua, pero esto se consideró imposible ya que sería demasiado difícil convencer a los políticos para utilizar de esa manera la escasez de agua.

En su lugar, el equipo pensó en perforar un agujero de 10 kilómetros en el volcán y hacer circular el agua a través de él, eso haría el trabajo. El agua se bombea a alta presión, ingresa a la corteza a temperaturas exteriores, se calienta a 350ºC dentro y regresa a la superficie.

El aspecto más convincente del plan es que al extraer el agua caliente de las profundidades del volcán, se podría utilizar para generar electricidad a un precio extremadamente competitivo.

“Al perforar de esta manera, podría ser utilizado para crear una planta geotérmica, que genere energía eléctrica”, dijo Wilcox.

“Tendrías que dar a las empresas geotérmicas incentivos para perforar un poco más profundo y usar el agua más caliente de lo que normalmente es, pero tendrían que pagar por su inversión inicial, y obtener la electricidad que puede alimentar el área circundante por un período potencial de decenas de miles de años. Y el beneficio a largo plazo es el de evitar una futura erupción del súper volcán, que devastaría a la humanidad”, agregó él.

Los científicos también se dieron cuenta que perforar un pozo de magma gigante viene con sus propios peligros, y algunos pensarán que estallará.

“Lo más importante con esto es no hacer daño”, dijo Wilcox.

Los turistas ven al géiser “Old Faithful”, que entra en erupción en un promedio de cada 90 minutos en el Parque Nacional de Yellowstone, Wyoming, el 1 de junio de 2011. (Mark Raalston/AFP/Getty Images)
Los turistas ven al géiser “Old Faithful”, que entra en erupción en un promedio de cada 90 minutos en el Parque Nacional de Yellowstone, Wyoming, el 1 de junio de 2011. (Mark Raalston/AFP/Getty Images)

“Si perforas en la parte superior de la cámara de magma y tratas de enfriar desde allí, esto sería muy arriesgado. Esto podría tapar la cámara del magma más frágil y propensa a la fractura. Y podría activar la liberación de gases volátiles dañinos en el magma en la parte superior de la cámara, que de lo contrario no se liberaría”, dijo él.

El plan de NASA en su lugar, es perforar en el lado del volcán y recolectar el calor por debajo de la cámara de magma.

“De esta manera estás evitando que el calor que llega por debajo llegue a la parte superior de la cámara, que es donde surge la verdadera amenaza”, dijo Wilcox.

El proyecto no es en modo alguno una solución rápida. Se necesitarían cientos, si no miles de años para enfriar el volcán al punto que deje de ser volátil. Pero eso no detiene el entusiasmo de la NASA.

“Con un proyecto como este, iniciarías el proceso y el principal continuo beneficio que verías en términos cotidianos es este nuevo suministro de energía eléctrica”, dijo Wilcox.

La idea también se puede aplicar a los otros 20 volcanes que hay alrededor de la Tierra, creando plantas geotérmicas que pueden generar suficiente electricidad en la Tierra durante miles de años.

“Cuando la gente primero consideró la idea de defender la Tierra al impacto de un asteroide, reaccionaron de una manera similar a la amenaza del súper volcán. La gente pensó: ‘Tan insignificantes como somos, ¿cómo pueden los humanos impedir que un asteroide golpee la Tierra?’ Bueno, resulta que si ingenias algo que lo empuje muy ligeramente por un tiempo, puedes hacer que el asteroide le erre a la Tierra”, dijo Wilcox.

“Así que el problema resulta ser más fácil de lo que la gente piensa. En ambos casos requiere que la comunidad científica invierta el poder del cerebro y empiece antes”, agregó él. “Pero Yellowstone explota aproximadamente cada 600.000 años, y hace unos 600.000 años fue su última explosión, lo que deberíamos hacer es sentarnos y tomar nota”.

Ofrecido por NTD.tv

TE RECOMENDAMOS