Neurocientífica explora cómo los sueños podrían predecir ataques terroristas y acontecimientos futuros

Por Tara MacIsaac
24 de Octubre de 2022 1:22 PM Actualizado: 24 de Octubre de 2022 1:22 PM

Hay reglas en el mundo físico que no se aplican al mental. En un sueño se puede volar. Uno puede imaginarse una ardilla hablando consigo mismo. Sin embargo, a menudo se piensa que el reino de los sueños y de la imaginación es autónomo, sin relación tangible con el mundo real.

Pero el estudio de la precognición en los sueños enseñó lo contrario a la Dra. Julia Mossbridge, neurocientífica cognitiva. Ella define el término “precognición” como “una especie de viaje mental en el tiempo hacia el futuro para obtener información”.

“Estamos tan acostumbrados a aplicar las reglas del mundo físico al mundo mental que no entendemos realmente que hay reglas diferentes. Es un dominio diferente”, dijo.

“La separación que tenemos entre las personas en el espacio y la separación que tenemos entre los acontecimientos en el tiempo en el mundo físico, ¿quién dice que eso tiene que aplicarse al mundo mental?”.

Los sueños precognitivos sugieren que la mente no sigue las reglas que solemos aplicar en el mundo físico, añadió.

Mossbridge trabajó con físicos y psicólogos para averiguar las reglas del viaje mental en el tiempo. Su libro, “Transcendent Mind” (Mente trascendente), escrito en colaboración con el Dr. Imants Barušs, fue publicado por la Asociación Americana de Psicología en 2017.

Que una importante institución científica publique su libro es un paso importante para los científicos que estudiaron seriamente la precognición, la “mente compartida” y otros fenómenos que sugieren que la mente existe más allá del cerebro.

La experiencia personal de Mossbridge con los sueños precognitivos la inició en este viaje de investigación. Dice que uno de esos sueños “me dejó boquiabierta”.

Contó que había tenido un sueño en el que se predecía con exactitud un acontecimiento con gran detalle.

En el momento en que tuvo el sueño, estaba pasando por un divorcio. Tenía un hijo de 5 años y no sabía dónde iban a vivir. Pensó en una zona en la que solía vivir y decidió que sería bueno volver allí.

En el sueño, llamó a una casera que conocía en la zona. La casera le dijo que tenía una propiedad de alquiler de dos pisos disponible. El piso de arriba había sido reformado recientemente y ya estaba ocupado. La planta baja se estaba reformando y estaría lista en dos meses. La propietaria dijo que podía enseñarle a Mossbridge el piso de arriba para que se hiciera una idea de cómo sería el de abajo cuando estuviera terminado. Si Mossbridge firmaba el contrato de alquiler de inmediato, podría elegir el color de la pintura.

En la vida real, después del sueño, Mossbridge no llamó a la casera, sino que se encontró con ella por casualidad. Pero otros detalles minúsculos del sueño se hicieron realidad: la propiedad de dos pisos, la reforma, los dos meses que faltaban para que la planta baja estuviera terminada, la elección del color de la pintura… todos ellos.

“La gente tiene tanto sueños que parecen mundanos como sueños sobre cosas que son realmente importantes en sus vidas. La precognición funciona así”, dice Mossbridge. “Pero estoy empezando a convencerme de que las cosas que parecen mundanas no lo son. Que son más bien señales en su vida. No las reconoce como acontecimientos importantes, pero luego dice: ‘Oh, sí'”.

El primer sueño precognitivo que recuerda fue uno que tuvo de niña. Soñó que su amiga perdía el reloj en el patio de recreo y que eso ocurría al día siguiente. Fue un suceso mundano, pero mirando hacia atrás, parece pertinente para Mossbridge. El reloj, que representa el tiempo, se convirtió en un tema central en su investigación más adelante.

Como científica, Mossbridge se pregunta si todo esto es un sesgo de confirmación. En la ciencia, el sesgo de confirmación generalmente significa interpretar la información de manera que confirme una creencia preexistente. Un sueño sin sentido podría ser “precognitivo” si uno mira hacia atrás y busca intencionadamente conexiones con los acontecimientos de la vida de vigilia.

Por eso Mossbridge comprueba las cosas científicamente. Los experimentos, según descubrió, demostraron que la gente a veces sabe inconscientemente lo que va a ocurrir en el futuro.

Foto de archivo de un hombre con un gorro de electroencefalografía (EEG). (Ulrich W.)
Foto de archivo de un hombre con un gorro de electroencefalografía (EEG). (Ulrich W.)

Realizó un meta-análisis de experimentos de siete laboratorios independientes, indicando que el cuerpo humano reacciona a los estímulos futuros. Cuando algo está a punto de suceder, la persona ya lo sabe inconscientemente. Esta respuesta inconsciente puede comprobarse en un laboratorio midiendo las reacciones del sistema nervioso, las glándulas sudoríparas o el ritmo cardíaco.

Mossbridge describió cómo funciona este presentimiento con una analogía de un palo arrastrado por el agua. El palo, que representa un acontecimiento, provoca ondas a ambos lados, que representan la perturbación emocional que sentimos por el acontecimiento. Las ondas de delante no son tan pronunciadas, pero las de detrás son más grandes. Del mismo modo, la respuesta emocional a los acontecimientos es más sutil antes de que se produzca el evento que después.

También trabajó en experimentos para demostrar que la gente puede utilizar la visión remota y los sueños precognitivos para predecir acontecimientos bursátiles e incluso atentados terroristas.

Predecir tiroteos masivos o atentados podría ser especialmente útil en la sociedad. En 2015, Mossbridge tuvo un sueño precognitivo sobre un atentado del ISIS en Kuwait.

El sueño ocurrió la misma noche en que esto sucedió, y muchos de los detalles se alinearon. Vio que ocurría durante una oración de mediodía; vio el número 27, que era el número de personas muertas; vio las letras “IS”, que significa Estado Islámico. Sin embargo, algunos detalles no coincidían: pensó que era en Israel, no en Kuwait.

Una imagen que muestra un ataque suicida con coche bomba del ISIS en Kobani, Siria. (Gokhan Sahin/Getty Images)
Una imagen que muestra un ataque suicida con coche bomba del ISIS en Kobani, Siria. (Gokhan Sahin/Getty Images)
El diario de la doctora Julia Mossbridge, donde registró un sueño aparentemente precognitivo sobre un atentado el 26 de julio del 2015. (Captura de pantalla/Skype)
El diario de la doctora Julia Mossbridge, donde registró un sueño aparentemente precognitivo sobre un atentado el 26 de julio del 2015. (Captura de pantalla/Skype)

No obstante, Mossbridge cree que si la gente pudiera compartir sus premoniciones en un registro online, podría ayudar. Si el registro recibiera docenas de relatos de premoniciones, todos ellos coincidentes en ciertos aspectos, podría indicar que es probable que ocurra un evento.

La gente podría evitar un lugar determinado si un número suficiente de personas premoniza el acontecimiento en un momento y lugar concretos.

También prevé un futuro con un registro central de premoniciones.

Aunque existieron algunos intentos de crear un registro de este tipo, Mossbridge afirma que “no parecen ponerse de moda porque la gente no puede salir del armario con estas cosas. La gente tiene miedo. Si yo le contara a alguien ese sueño sobre el atentado, si tuviera demasiados detalles, podrían venir a mi casa y decirme: ‘Así que tú hiciste ese atentado'”.

Según Mossbridge, como todavía no sabemos cómo tratar esa información, llamamos locos a los que hacen premoniciones, o “más generosamente”, están “viendo las coincidencias como algo significativo, pero son solo coincidencias”.

Pensar en el tiempo y en las capacidades mentales trascendentes son algunas de las cosas que más le gustan a Mossbridge, aunque también trabaja en todo tipo de proyectos interesantes. Entre sus funciones están la de directora de investigación del Instituto Mossbridge, directora del Laboratorio de Innovación del Instituto de Ciencias Noéticas y profesora visitante en la Universidad Northwestern.

Sus tareas diarias consisten en utilizar robots compasivos para aumentar la felicidad de las personas, desarrollar aplicaciones para ayudar a la gente a escuchar su intuición y poner a prueba sus habilidades psíquicas, y enseñar a los programadores de Silicon Valley a cuidar de sus mentes.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí.


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.