Nevada exige pruebas semanales para COVID-19 a trabajadores gubernamentales no vacunados

Por Jack Phillips
02 de Agosto de 2021 2:15 PM Actualizado: 02 de Agosto de 2021 2:15 PM

El estado de Nevada ha anunciado que, a partir de este mes, exigirá la realización de pruebas semanales de COVID-19 a los trabajadores públicos no vacunados.

La regla entrará en vigencia a partir del 15 de agosto. Las personas que no estén completamente vacunadas, lo que significa que no han recibido dos inyecciones de la vacuna Moderna o Pfizer, deberán enviar sus resultados a un oficial de recursos humanos o supervisor de departamento.

“La vacuna es la mejor herramienta que tenemos para combatir este virus y estamos comprometidos a hacer del gobierno estatal un ambiente seguro y saludable para todos los empleados y el público al que estamos encargados de servir”, dijo el gobernador Steve Sisolak, un demócrata, en una declaración la semana pasada. “Los empleados estatales siempre han predicado con el ejemplo y confío en que continuarán intensificando y siguiendo estas nuevas estrategias de mitigación que nos permitirán protegernos mejor unos a otros y a los habitantes de Nevada a los que servimos”.

Los lugares de trabajo del gobierno estatal que alcancen el 70 por ciento de vacunación de los empleados no tendrán que seguir el protocolo de prueba semanal. Sin embargo, el requisito para el uso de mascarillas deberá permanecer si trabajan en un condado con alta tasa de transmisión del virus, según la oficina del gobernador.

El mandato se produce días después de que la administración Biden anunciara una política similar para las personas no vacunadas, diciendo que deben someterse a pruebas periódicas para COVID-19.

“En este momento, demasiadas personas están muriendo, o viendo morir a alguien que aman, que acababa de recibir la vacuna'”, dijo el presidente Joe Biden en el East Room de la Casa Blanca a fines del mes pasado. “Esta es una tragedia estadounidense. Muere gente que no tiene por qué morir”.

En un comunicado emitido por la Casa Blanca, la administración dijo que se necesitan nuevas reglas debido a la variante Delta de COVID-19.

“Cualquiera que no dé fe de estar completamente vacunado deberá usar una mascarilla en el trabajo sin importar su ubicación geográfica, distancia física de todos los demás empleados y visitantes, cumplir con un requisito de prueba de detección cada semana, o dos veces por semana, y estar sujeto a restricciones a los viajes oficiales”, declaró la Casa Blanca en una hoja informativa.

Varios sindicatos importantes rechazaron el anuncio de Biden, incluido el American Postal Workers Union (AWPU). El sindicato argumentó que no es el papel del gobierno federal ordenar vacunas u otras medidas de control.

“Mantener la salud y la seguridad de nuestros miembros es de suma importancia. Si bien el liderazgo de APWU continúa alentando a los trabajadores postales a vacunarse voluntariamente, no es el papel del gobierno federal ordenar las vacunas para los empleados que representamos”, dice la declaración del sindicato.

Brian Rothenberg, portavoz de los 397,000 miembros de United Auto Workers, le dijo a The Associated Press que está en contra de los mandatos de vacunas debido a preocupaciones religiosas o de salud.

Larry Cosme, director de la Asociación Federal de Agentes de la Ley, que representa a 30,000 oficiales y agentes federales, dijo que las vacunas no deberían ser forzadas, pero enfatizó que el sindicato está animando a los trabajadores a vacunarse.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.