Nicholas Stern pronostica un futuro en riesgo si no se actúa rápidamente contra el cambio climático

07 de Diciembre de 2015 Actualizado: 07 de Diciembre de 2015

Años atrás, el economista Nicholas Stern publicó un informe que evalúo el impacto del cambio climático y el calentamiento global sobre la economía. Entre las conclusiones más importantes, se determinó que los beneficios de una acción firme y pronta para mitigar la emisión de gases efecto invernadero superan con creces los costos de no hacerlo.

Sin embargo, en una entrevista reciente a diario El Mundo, a casi 10 años de la publicación del informe “La economía del cambio climático”, Stern se mostró menos optimista y afirmó que las conclusiones de ese entonces se quedaron cortas cuando expresó que, si se actuaba con rapidez contra el cambio climático, en dos o tres décadas se podría dar un giro definitivo a la problemática y cumplir con la “obligación moral para con las próximas generaciones”.

En 2006, Sir Nicholas Stern, por encargo del Ministerio de Hacienda del Reino Unido, realizó un informe -que terminó con un contenido de 700 páginas- en el que advierte que de seguir con ese nivel de concentración de gases efecto invernadero (GEI), en pocos años los seres humanos en distintas partes del mundo sufrirán la falta de acceso al suministro de agua, a la producción de alimentos, a la salud y al medio ambiente.

Sumado a esto, el especialista afirmó que aumentarán las inundaciones, se reducirá las cosechas, habrá muertes por desnutrición y por el estrés térmico, y entre el 15 y el 40% de las especies se verán expuestas a una posible extinción, según la síntesis del informe elaborada por el sitio Stop CO2 Euskadi.

A pesar de esto, si se logran estabilizar los GEI, a través de una transformación de los fondos económicos existentes en cada país y se ponen a disposición para apoyar las medidas que mitiguen el cambio climático, los beneficios de estas acciones superarán con creces los costes económicos de la pasividad, señala el informe. Además la reducción de los GEI, evitarán las peores consecuencias del cambio climático e implicarían solo el 1% del PIB global anual, aproximadamente.

Para lograr este objetivo –continúa, los políticos deben impulsar acciones que conduzcan a una transición de la aplicación de las energías usadas actualmente a energías limpias. Para ello, todos los países deberán innovar en tecnologías bajas en carbono y adecuar instrumentos económicos que hagan posible la reducción de las emisiones.

Las causas del cambio climático y la cooperación de todos los países para resolver sus consecuencias

La principal causa del actual cambio climático, según Stern, en una conferencia en TED, es el aumento de las estructuras urbanas donde se ha concentrado la mayor parte de la población de los países.

Esto provocó el incremento de la presión sobre la tierra, afirma el economista señalando que la basura, polución y congestión, han causado la destrucción de la tierra y los bosques.

Esta situación “nos pone en riesgo” durante las próximas décadas, agregó  Stern detallando que se presentarán temperaturas nunca vistas en millones de años. Los desastres provocados por la naturaleza ocasionarán que quizás billones de personas deberán mudarse a regiones más seguras, añadió.

“Es urgente hacer una transformación climática del planeta y descarbonizar la economía”, señaló el especialista Stern, para lo cual recomienda identificar tres áreas para trabajar: Ciudades, energía y tierra.

Las ciudades se tienen que planificar de forma ordenada, con base a la estructura y a la economía de los países.

Hay que invertir vigorosamente en energías limpias planeando tecnologías apropiadas, según Stern.

Respecto a la tierra, se tendría que reforestar el planeta y reclasificar las tierras degradadas, apuntando principalmente a los bosques, que utilizan el dióxido de carbono de la atmósfera y, a su vez, retienen el agua en el suelo.

Para llevar a cabo todo esto, el experto recomienda la cooperación pronta y conjunta a nivel de países, de sector público, privado, sociedad civil y ciudadanía.

Encuentre también en LA GRAN ÉPOCA información sin censura sobre China

TE RECOMENDAMOS