Niña de 4 años estuvo al borde de la muerte por probarse unos zapatos escolares nuevos

Por Pachi Valencia
03 de Septiembre de 2019 Actualizado: 03 de Septiembre de 2019

Una niña de 4 años estuvo a punto de morir luego de que contrajera una grave infección por probarse un zapato nuevo para la escuela.

Sienna Rasul, una menor de Gales del Sur, cogió septicemia luego de probarse distintos zapatos con los pies descalzos debido al intenso calor de la temporada en agosto del año pasado.

Luego de unas cuantas horas, Sienna empezó a llorar del dolor y fue llevada de emergencia.

“Al día siguiente se le había extendido a la pierna y su temperatura estaba muy alta. Dijeron que era sepsis y pensaron que tendrían que operarla”, comentó su madre, Jodie Thomas, a The Sun.

Los médicos le diagnosticaron sepsis mortal que pudo haberse contraído por medio del calzado a través de una herida abierta que la niña pudo haber tenido en el pie en ese momento.

Sienna pasó cinco días en el hospital pero afortunadamente no fue necesario intervenirla quirúrgicamente, ya que los doctores pudieron drenar el pus de la pierna de la niña y los medicamentos surtieron efecto.

“Me sorprendió mucho cuando los médicos dijeron que era por probarse zapatos nuevos”, dijo la madre de la niña. Así mismo, instó a los padres a que se aseguren que sus hijos usen calcetines cuando se prueben calzados.

“Yo sabía que había riesgo de cosas como el pie de atleta cuando te pruebes los zapatos, pero el envenenamiento de la sangre es mucho más grave”, agregó.

El Dr. Ron Daniels, director ejecutivo de The UK Sepsis Trust, dijo a The Sun, que “la sepsis ataca indiscriminadamente y puede afectar a cualquier persona en cualquier momento”, y que lo más probable es que Sienna tuviera “una brecha” en su piel, como un rasguño o una mordida.

Imagen ilustrativa (xavalox/Pixabay)

“Siempre que haya signos de infección, es crucial que se busque atención médica con urgencia y solo pregunten: ‘¿Podría ser sepsis?’”, agregó.

La septicemia o sepsis es una grave enfermedad que se produce por una reacción del cuerpo ante una infección. Si la septicemia avanza hasta un choque séptico, la presión arterial desciende de manera drástica y puede causar la muerte, según Mayo Clinic.

Esta infección puede afectar a cualquier persona, pero las que tienen mayor riesgo son personas con quemaduras o trauma físico, bebés y niños, embarazadas, y pacientes con enfermedades crónicas, como diabetes, cáncer y enfermedad renal o hepática.

Según la BBC, dicha enfermedad es culpable de alrededor ocho millones de muertes, convirtiéndose en la principal causa de muerte por infección en el mundo.

No existen datos sobre muertes a causa de septicemia en América Latina, pero los informes indican una alta tasa de mortalidad entre mujeres que sufrieron de sepsis al momento de dar a luz, según el medio.

Los países más afectados son Brasil, Colombia y Haití.

A continuación

El lupus la tenía al borde del suicidio, pero tres palabras cambiaron su vida para siempre

TE RECOMENDAMOS